12 superbeneficios de beber zumo de naranja cada día


El zumo de naranjas exprimidas es un clásico y uno de los más populares en cualquier parte del mundo: refrescante, nutritivo y muy beneficioso para nuestra salud, pero ¿conoces realmente todas sus propiedades y beneficios? Sorpréndete con ellas leyendo este artículo:

El zumo de naranja es rico en vitamina C y un poderoso antioxidante natural que nos protege de la acción nociva de los radicales libres y nos ayuda a retrasar el envejecimiento celular, por lo que es especialmente útil en el tratamiento de enfermedades relacionadas con la edad, destacando las siguientes:

Hipertensión y arteriosclerosis

El zumo de naranja contribuye a mejorar la circulación de la sangre, lo que previene la formación de trombos y favorece una correcta presión arterial, evitando así el desarrollo de arteriosclerosis e hipertensión.

Previene el cáncer

Su gran poder antioxidante lo erige como uno de los mejores alimentos para prevenir el desarrollo del cáncer, gracias a la protección que ejerce sobre nuestro organismo la inhibición de los efectos negativos de que ejercen sobre el mismo los radicales libres.
Te puede interesar: ajo y jengire para combatir y prevenir el cáncer

Previene la pérdida de audición y visión

Estudios científicos han demostrado que la vitamina C previene la aparición de sordera y problemas relacionados con la vista, como las cataratas.

Combate el dolor causado por la artritis

El zumo de naranja nos ayuda a alcalinizar el cuerpo y reducir los niveles de ácido úrico en sangre, previniendo así los depósitos de éstos en las articulaciones y el posterior dolor característico de enfermedades como la gota o la artritis.

Tratamiento de la diabetes

Además de contener muy poco azúcar en su composición, las naranjas poseen grandes propiedades diuréticas, lo que favorece la eliminación de líquidos y nos ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre, siendo muy útil en el tratamiento de diabetes tipo 2.


Además de ello, el zumo de naranja posee numerosos beneficios que afectan directamente al sistema digestivo, por lo que es muy útil en el tratamiento de todo tipo de enfermedades relacionadas con éstos órganos:

Tratamiento de gastritis y úlceras gástricas

Aunque por su sabor ácido pueda parecerte lo contrario, lo cierto es que la naranja, al igual que otros cítricos, es un excelente alcalinizador natural que nos ayuda a reducir los niveles de ácido en el estómago, siendo especialmente útil en el tratamiento de la gastritis y úlceras gástricas.

Lo ideal es tomarlo entre comidas, sin alimentos que lo acompañen.

Combate el estreñimiento y diarrea

El zumo de naranja es útil para el tratamiento tanto de la diarrea como del estreñimiento, ya que ayuda a regular y estabilizar las funciones de los intestinos. Si sufres de estreñimiento, tómalo con la pulpa y acompañado de una alimentación rica en fibra (productos integrales).

Previene las piedras en el riñón

El ácido úrico es el responsable principal del desarrollo de piedras en el riñón. Las propiedades alcalinizantes y depuradoras de la sangre que posee la naranja actúan previniendo la formación de cálculos y salvaguardando la salud de nuestros riñones.

Seguro que ahora, más que nunca, disfrutas más tomándote un delicioso zumo de naranjas exprimidas. ¡A tu salud!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!