Cómo fortalecer y reparar el cabello dañado y sin brillo

remedios para el cabello dañado

Existen muchos factores que dañan nuestro cabello, como los tintes, abusar de la plancha y el secador, el estrés, la mala alimentación y el propio clima, razón por la cual es importante que usemos con frecuencia mascarillas nutritivas para mantenerlo sano y protegido.

A pesar de la gran variedad de mascarillas que hay en el mercado, tenemos a nuestra disposición opciones mucho más económicas y naturales: los aceites vegetales; una alternativa saludable para nutrir, hidratar y reparar los cabellos más secos y estropeados. Sigue leyendo y descubre qué aceites pueden ayudarte a mejorar el aspecto de tu cabello de forma fácil y natural:

Aceites para hidratar y reparar el cabello estropeado

Aceite de coco

Nos aporta suavidad y nos ayuda a calmar los picores y combatir la caspa. Puedes aplicarlo sobre el cabello minutos antes de lavarlo, masajeando con la yema de los dedos para que penetre en profundidad. Si tienes el cabello graso puedes reemplazarlo por leche de coco.

Aceite de linaza

Rico en ácidos grasos Omega 3, vitamina E y otros muchos nutrientes. Especialmente recomendado para reparar las puntas abiertas. Su textura menos grasa lo hace recomendable también para cabellos mixtos.

Aceite de sésamo

Este aceite es muy popular en India debido a las grandes propiedades antioxidantes y antibacterianas que posee, además de su gran poder nutritivo e hidratante que nos ayuda a fortalecer y frenar la caída del cabello.

Aceite de almendra

Tal vez el más conocido y empleado, tanto por su bajo precio como por sus excelentes propiedades. Perfecto para reparar y fortalecer el cabello reseco, dar suavidad y prevenir la electrificación del cabello.


Aceite de neem

Este aceite de origen indio es desconocido para muchos en occidente, pero un indispensable entre la población hindú. Su riqueza en ácidos grasos, vitaminas y minerales lo convierte en un excelente bactericida natural que nos ayuda a tratar la sequedad, eliminar la caspa, frenar la caída del cabellocombatir la psoriasis o eliminar los piojos, entre otros.

Cómo aplicar los aceites para mejorar el cabello

Aplícalo sobre el cabello seco, de la mitad a las puntas o desde la raíz si lo tenemos muy seco y estropeado. Envuelve con film transparente y una toalla y déjalo actuar durante media hora. Pasado el tiempo enjuaga tu cabello y lávalo como de costumbre.

Si tienes el pelo graso mezcla a partes iguales el aceite que vayas a usar con pulpa de aloe vera y procede de igual manera.

Remedios caseros eficaces para dejar de roncar

remedios para combatir los ronquidos

Son muchas las personas que al dormir roncan. Una acción que puede llegar a ser verdaderamente molesta para quien nos acompañe en la cama y un síntoma de que algo no funciona del todo bien en nuestras vías respiratorias, ya sea por un problema puntual de congestión nasal o por otros trastornos menos sencillos, como el sobrepeso, las acidez estomacal o desviaciones en el tabique nasal.

En el artículo de hoy vamos a conocer varios consejos y remedios naturales que, unidos al jarabe casero para eliminar la mucosidad o los remedios caseros para limpiar los pulmones que aprendimos a elaborar hace unas semanas, nos ayudarán a acabar con los ronquidos de forma rápida, efectiva y totalmente natural. No pierdas detalle:

Tips y remedios contra los ronquidos

Baja de peso

Mantenernos en nuestro peso nos ayuda no sólo a prevenir enfermedades cardiovasculares y disfrutar de una mejor salud, sino que también contribuirá a evitar que ronquemos. Para conseguirlo cuida tu alimentación, realiza ejercicio físico a diario y ayúdate de esta dieta depurativa para adelgazar hasta 7 kilos en 2 semanas o estos remedios para limpiar el colon, combatir el estreñimiento y adelgazar.

Duerme de lado

Al dormir boca arriba la lengua obstruye el paso del aire, por lo que es muy fácil que ronquemos. Al domir de lado no sólo estaremos haciendo un bien a nuestra espalda, sino que estaremos contribuyendo a mejorar el paso de aire y evitar los ronquidos.

Duerme con la cabeza más elevada

Los ronquidos se producen debido a problemas en el paso del aire por las vías respiratorias, por ello, una forma sencilla de favorecer su paso es dormir con la cabeza algo más elevada que de costumbre, durmiendo con una almohada más alta que la que tenemos o colocando una encima de otra. Si hacemos esto último es importante que prestemos atención a nuestro cuello, colocando una almohada más pequeña en él (si es necesario) para evitar malas posturas.

Infusión y vapores de menta

La menta es un poderoso expectorante natural que nos ayuda a despejar y abrir las vías respiratorias. Esta propiedad la podemos emplear para combatir los ronquidos de la siguiente manera:

menta para dejar de roncar

Hazte una infusión de menta (se prepara como cualquier otra, hirviendo unas hojas de la planta en un recipiente con agua). Mientras se enfría un poco, acércate al recipiente que la contiene, cubre tu cabeza con una toalla e inhala sus vapores. Pasados unos minutos cuela la infusión, endúlzala al gusto y tómala aún caliente.

Deja el tabaco

Fumar es uno de las acciones más perjudiciales para nuestra salud que existen. Un hábito muy común que además de favorecer el desarrollo del cáncer deteriora nuestras vías respiratorias. Junto al sobrepeso, es una de las principales causas de los ronquidos. Deja de fumar y ayúdate de este remedio de cúrcuma y jengibre para limpiar los pulmones y eliminar parte de las sustancias tóxicas acumuladas en tu sistema respiratorio.

Infusión de ortiga

La ortiga es otra de las plantas que más nos puede ayudar a dejar de roncar. Puedes mezclarla con unas hojas de menta para mejorar su sabor y reforzar su poder expectorante.

Trata la acidez de estómago

Aunque pueda parecer extraño, la acidez estomacal y las malas digestiones pueden contribuir a que ronquemos. Cuida tu alimentación, no comas demasiado por la noche y ayúdate de estos remedios para tratar el reflujo y la acidez. Verás como todo ello ayuda a evitar que ronques.

Remedios caseros para combatir el reflujo gástrico y la acidez

cómo curar el reflujo gástrico

El reflujo gástrico es un trastorno digestivo muy común que afecta a gran parte de la población. Un problema que tiene su origen en la válvula que permite el ingreso de comida al estómago e impide la subida de los ácidos mientras se hace la digestión. Cuando ésta no funciona correctamente parte del ácido puede subir al esófago, causando una molesta sensación de ardor y otras molestias relacionadas.

El reflujo suele venir acompañado de acidez, sabor amargo en la boca, ardor en el esófago e incluso dolor torácico. Aunque las causas que pueden provocar este problema son varias, una de las más comunes son los alimentos que tomamos. Aumentar el consumo de vitamina C, ya sea mediante alimentos ricos en ella como los cítricos o los tomates, o suplementos vitamínicos, así como evitar la ingesta de ciertos grupos alimenticios es clave para combatir naturalmente el reflujo gástrico. Sigue leyendo y toma nota de los siguientes remedios y consejos:

Remedios naturales para tratar el reflujo

Zumo de zanahoria y col

Pela y licúa tres zanahorias grandes para extraer su jugo y viértelo en un recipiente junto con un trozo de col o repollo. Bátelo todo durante unos segundos y tómalo al momento. Una receta muy digestiva y cicatrizante que nos ayuda a prevenir la acidez y combatir las úlceras estomacales.

Agua tibia con limón

Aunque los cítricos no estén muy recomendados, la mezcla de un vaso agua tibia con el zumo de un limón en ayunas sí que resulta muy efectiva para regular la acidez del estómago y prevenir tanto el reflujo como la acidez.

Papaya fresca

Tomar cada mañana un trozo de papaya nos ayudará a digerir mejor la proteínas durante el día, aligerando nuestras digestiones y previniendo naturalmente la aparición de acidez y reflujo.

Batido de aloe vera

Extrae una cucharada de pulpa de aloe vera y viértela en un recipiente junto con un vaso de agua fría y una hoja de menta. Bátelo durante unos segundos hasta integrar bien los ingredientes y tómalo al momento.

aloe vera para tratar el reflujo

Una bebida muy refrescante y saludable que además de mejorar nuestra digestión nos ayuda a limpiar el hígado y bajar de peso. ¡No dejes de probarla!


Cómo prevenir el reflujo gástrico

- Evita el alcohol y el tabaco. La nicotina, además de ser muy perjudicial para los pulmones, debilita el músculo encargado de cerrar la boca del estómago, favoreciendo el reflujo.

- Evita los chicles. Aumentan la cantidad de aire que tragamos, favoreciendo la aparición de gases y reflujo gástrico.

- Come al menos dos o tres horas antes de ir a la cama y siempre ligero. Las comidas más pesadas déjalas para el día.

- No hagas tres grandes comidas al día; es mejor repartir la comida en cinco veces tomando porciones más pequeñas cada vez.

- Evita la ropa ajustada y los grandes esfuerzos justo después de las comidas.

evitar la ropa apretada

- Evita las bebidas gaseosas, los lácteos enteros, las frituras, los alimentos ácidos, picantes y la comida basura.

- El sobrepeso favorece la aparición de reflujo. Mantente en tu peso ideal llevando una dieta equilibrada acompañada de ejercicio físico diario.

- Trata de domir sobre el lado izquierdo de tu cuerpo, que es donde se encuentra el estómago. De esta manera reducimos las posibilidades de que los ácidos estomacales suban al esófago.

Alimentos buenos y malos para combatir el reflujo

- Están permitidas todas las verduras excepto el jitomate.

- Puedes tomar carnes bajas en grasas como la de pollo y pavo, así como pescado. Evita las carnes grasas, los embutidos, el tocino y todo sus derivados.

- Las frutas más recomendadas son el melón, la pera, el melocotón, el plátano y la manzana. Evita los cítricos (pomelo, naranja, limón, kiwi...).

- Se puede tomar el pan integral y los hechos con leche baja en grasas.

- En cuanto a las bebidas, debes evitar el alcohol, el café y las bebidas gaseosas. Puedes tomar agua, zumos (excepto los de cítricos) y cualquier bebida descafeinada.

- Por último, evita la sopa de pollo y las hechas con leche o nata.

Dieta eficaz para limpiar el colon y combatir el estreñimiento

alimentos para depurar el colon y adelgazar

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, nuestro cuerpo no es capaz de asimilar la fibra de los alimentos, sin embargo, esta característica es precisamente la que la convierte en una gran ventaja para nuestra salud, especialmente para el sistema digestivo y cardiovascular.

El consumo habitual de alimentos ricos en fibra nos ayuda a mantener limpios los intestinos, combatir el estreñimiento, eliminar las toxinas que se acumulan en el colon y reducir los niveles de glucosa en sangre, característica especialmente útil para las personas que sufren diabetes.

Sigue leyendo y conoce qué alimentos te aportan más fibra, complemento ideal para tu dieta (ya que al no ser asimilado por el cuerpo no aporta calorías pero si sensación de saciedad) y tu salud:


Los alimentos más ricos en fibra

Alcachofas

Las alcachofas constituyen una poderosa fuente de fibra, así como vitamina C, ácido fólico y potasio, entre otros. Un alimento muy saludable y versátil que puedes tomar en cremas, ensaladas, cocidas o al horno. ¡Que no falte en tu dieta!

Frijoles y habichuelas

Tanto un plato de judías (habichuelas) como de frijoles, especialmente los negros, nos aportan hasta un 60% de la fibra que nuestro cuerpo necesita diariamente. Si a este delicioso plato le unimos un vaso de zumo de naranja natural y una manzana de postre, habremos cumplido con la cantidad diaria de fibra recomendada.

Brócoli

El brócoli, además de aportarnos una gran cantidad de fibra, es un poderoso antioxidante natural rico en vitaminas A, C y K. Una opción siempre recomendable para acompañar cualquier plato, ya sea de carne o pescado.

Frutas del bosque

En este grupo encontramos las moras, frambuesas o los arándanos, poderosos antioxidantes naturales ricos en vitamina C, que nos ayuda a reforzar las defensas, y fibra. Una alternativa muy saludable para combatir el estreñimiento y curar las infecciones urinarias.

dieta desintoxicante y depurativa

Aguacate

Un sólo aguacate mediano puede aportarnos entre 10 y 15 gramos de fibra, además de un gran número de vitaminas y otros nutrientes esenciales. Un alimento altamente saludable que no debe faltar en ninguna dieta que se precie.

Frutos secos

Los frutos secos, en su justa medida, son unos alimentos que pueden reportarnos grandes beneficios. Se aconseja tomar un puñado a diario, especialmente entre comidas, para ayudarnos a mantenernos saciados por más tiempo y evitar el picoteo entre horas que nos hace engordar.

Manzanas

Estas frutas son ricas en pectina, un tipo de fibra natural que nos ayuda a reducir el colesterol de forma sana y eficaz. Además de ello, son unas excelentes aliadas para nuestro sistema digestivo, ayudándonos tanto a limpiar el colon como combatir el estreñimiento o la diarrea, dependiendo de si la tomamos cruda o al horno. Toma al menos una al día para beneficiarte de sus saludables propiedades.

cómo limpiar el colon con manzana

Plátanos y bananas

Los plátanos son ricos en fibra, potasio y vitaminas A y C. Un alimento muy común que nos ayuda a estimular el tránsito intestinal y mejorar nuestro sistema digestivo. Tómalo cada mañana en ayunas y disfruta de sus enormes beneficios.

Peras

Al igual que muchas otras frutas, la pera se recomienda comerla con cáscara (bien lavada), ya que en ella es donde encontramos gran parte de la fibra que nos aporta (entre 6 y 10 gramos por pera). Una fruta refrescante y sabrosa que te ayudará a limpiar tu organismo y prevenir el estreñimiento eficazmente.

Mejores alimentos para depurar el cuerpo y eliminar toxinas

alimentos para desintoxicar el organismo

Tanto los alimentos que comemos como el agua que tomamos o el estrés que sufrimos acaban llenando nuestro organismo de toxinas, sustancias nocivas que son eliminadas a través de órganos como el hígado o los riñones, pero ¿qué sucede cuando éstos no dan a basto para eliminarlas? que se empiezan a acumular interfiriendo en el correcto funcionamiento de nuestro organismo y perjudicando nuestra salud.

Limpiar nuestro organismo de toxinas es una acción muy saludable y mucho más sencilla de lo que parece, ya que basta con elegir bien los alimentos para conseguir una depuración profunda y realmente beneficiosa para nuestra salud. Sigue leyendo y descubre qué alimentos pueden ayudarte a desintoxicar tu organismo fácil, sana y eficazmente:

Los alimentos más desintoxicantes

Aguacate

Los aguacates son ricos en vitamina E, un poderoso antioxidante natural que nos ayuda a eliminar las toxinas, potasio, que nos ayuda a combatir la depresión, ácido fólico, que contribuye a prevenir la fatiga y combatir el cansancio, así como grasas monoinsaturadas, un tipo de grasas saludables que nos ayudan a bajar el colesterol.

Pomelo o toronja

Estos amargos cítricos son ricos en vitamina C y otros nutrientes que nos ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, prevenir los resfriados, combatir las infecciones urinarias, mejorar el aspecto de nuestra piel, limpiar los pulmones y desintoxicar nuestro organismo eficaz y naturalmente. Tómalo en zumos naturales mezclado con otros alimentos que suavicen su sabor.

Fresas

Deliciosas, refrescantes y muy saludables. Las fresas son ricas en antioxidantes, fitonutrientes y vitamina C. Su alto contenido en fibra soluble nos ayuda a combatir la diabetes, controlar el colesterol, prevenir el estrés y mejorar los síntomas de la menopausia.

Sandía

Su alto contenido en agua la convierte en un alimento muy bajo en calorías, altamente hidratante, excelente diurético y poderoso depurador natural. Perfecta para eliminar la retención de líquidos, combatir el colesterol y mantener nuestro organismo libre de toxinas.

Manzana

Estas deliciosas frutas poseen la excelente capacidad de estimular los riñones y el hígado, mejorar nuestro sistema digestivo (combatiendo tanto el estreñimiento como la diarrea), así como protegernos frente a las enfermedades cardiovasculares.

frutas que ayudan a eliminar toxinas

Su riqueza en polímeros neutros y ácidos contribuyen a desintoxicar nuestro organismo y reducir los niveles de colesterol en sangre, razones de peso para que no falten en nuestra dieta.

Plátano y banana

Su riqueza en fibra convierte a estas deliciosas frutas en perfectas aliadas contra el estreñimiento. Además de ello, nos ayudan a limpiar los intestinos, combatir al acidez estomacal y prevenir el estrés.

Naranja

Al igual que el pomelo, la naranja es rica en vitamina C, así como fósforo y otros minerales esenciales que nos ayudan a eliminar las toxinas y mantener limpio y saludable nuestro sistema digestivo. Tómala sola, en zumos o ensaladas. Una opción refrescante y baja en calorías.

Piña

Además de ser una de las frutas más digestivas que existen, la piña es un excelente depurador natural que nos ayuda a mejorar la circulación de la sangre, limpiar el colon y combatir el estreñimiento. Por si fuera poco, favorece la correcta asimilación de las proteínas durante la digestión. ¡No puede faltar en tu dieta!

Alimentos que suben las defensas y previenen el cáncer

alimentos contra el cáncer

Prevenir el cáncer en la medida de lo posible es con toda probabilidad uno de los principales objetivos de cualquier persona hoy día, debido a la ausencia de una cura definitiva para esta extendida enfermedad. Aunque no existe una fórmula exacta para evitar su desarrollo, sí que podemos reducir las probabilidades de aparición llevando un estilo de vida saludable y una dieta adecuada. En el artículo de hoy aprenderemos un poco más sobre ello.

Diariamente, las células de nuestro cuerpo se ven bombardeadas por radicales libres provenientes de la alimentación y los procesos normales de nuestro organismo. Estas pequeñas sustancias químicas actúan alterando los tejidos y las estructuras celulares, lo que favorece el desarrollo del cáncer. Una forma eficaz de evitar o reducir el daño es fortaleciendo nuestro sistema inmunitario, algo que podemos lograr añadiendo a nuestra dieta alimentos ricos en las siguientes vitaminas:

Alimentación para prevenir el cáncer

Vitaminas E y C: antioxidantes naturales

Las vitaminas C, E y los betacarotenos son poderosos antioxidantes naturales que nos ayudan a reducir el impacto que los radicales libres producen en nuestro organismo, protegiéndonos así frente al envejecimiento celular y enfermedades como el cáncer.
Lee también: cómo subir las defensas y reforzar el sistema inmunológico
La vitamina C la encontramos en alimentos como los cítricos, las fresas, guayabas, arándanos, frambuesas, pimientos, pepinos, tomates y brócolis, entre otros. Entre sus virtudes encontramos, además de su gran poder antioxidante, su eficacia demostrada para combatir el estrés y la ansiedad gracias a su excelente capacidad para metabolizar el cortisol que se acumula en nuestro organismo como consecuencia de los trastornos antes mencionados.

En cuanto a la vitamina E, la encontramos en alimentos como los frutos secos, el aceite de oliva, los cereales, el maíz, las aceitunas, las espinacas y las hortalizas de hoja verde.

Vitamina D

La vitamina D está íntimamente relacionada con las estructuras epiteliales, las cuales ofrecen fortaleza y resistencia a las células del cuerpo.

alimentos para combatir el cáncer

Con una cantidad suficiente de vitamina D en nuestro organismo, las células se mantienen fuertes y unidas. Si por el contrario existe un déficit de esta vitamina, las células pueden separarse y multiplicarse, pudiendo dar origen a tumores.
Lee también: cómo elaborar agua alcalina para combatir el cáncer
Una de las formas más sencillas de sintetizar vitamina D es tomando el sol, aunque para ello debemos hacerlo siempre con protección, en las horas de menos calor y durante un tiempo prudencial. Además, la encontramos en alimentos como el salmón, la caballa, el atún, el hígado de ternera y la yema de huevo, además de en otros muchos alimentos enriquecidos con ella, como pueden ser las leches de determinadas marcas, y en cápsulas o comprimidos de venta en farmacia.

Cómo eliminar las manchas oscuras de la piel, cuello y axilas

remedio para quitar las manchas oscuras de la piel

Es muy común que en ciertas partes del cuerpo aparezcan manchas de un color más oscuro al del resto de la piel y se tienda a pensar que es por falta de higiene, una creencia totalmente errónea.

Las manchas de color oscuro que aparecen en la piel se deben en la mayor parte de los casos a la fricción de la piel con la ropa o con la propia piel, así como a la exposición prolongada al sol, la acumulación de células muertas o al mal uso de los productos cosméticos.

En el artículo de hoy aprenderemos a atenuar estas manchas de forma natural con ayuda de un sencillo tratamiento casero. Para ello emplearemos como base el limón, un cítrico con grandes propiedades blanqueantes, limpiadoras y astringentes que nos ayudará a eliminar las células muertas y devolver la tonalidad original a las zonas afectadas.

Cómo aclarar las manchas oscuras de la piel

Este tratamiento contra las manchas cutáneas se divide en tres partes, una primera limpieza de la piel donde elimineremos la suciedad que se ha acumulado del día; una limpieza más profunda enfocada a eliminar las células muertas y un tercer paso que sería el blanqueamiento natural:

Paso 1: Limpieza superficial

Toma una toallita o paño limpio y humécelo con agua tibia. Limpia con él las zonas donde tengas las manchas que quieras hacer desaparecer y seca después con una toalla limpia y seca.

Paso 2: Exfoliación

Para esta limpieza más profunda podemos usar nuestra crema exfoliante favorita o elaborar nuestro propio exfoliante casero, mezclando una cucharada de aceite de oliva, una de sal y otra de bicarbonato de sodio. Aplícalo sobre las manchas mediante movimientos circulares, deja actuar 15 minutos y retira después con agua tibia.

Paso 3: Blanqueamiento natural

Tan sencillo como mezclar 2 cucharadas de arcilla y el zumo de medio limón exprimido. Añade a continuación un poco (2 o 3 cucharadas) de leche desnatada (descremada) y remueve hasta conseguir una pasta maleable. Aplícala sobre las manchas dejándola actuar de 15 a 20 minutos y retira después con agua tibia.

Repite este procedimiento de 2 a 4 veces por semana y siempre de noche, ya que el limón sobre la piel en contacto con el sol puede tener el efecto contrario al buscado.

Cómo eliminar toxinas y bajar de peso de forma fácil y sana

remedios para limpiar el organismo y adelgazar

Con el paso de los días, en nuestro organismo se van acumulando toxinas y otras sustancias perjudiciales procedentes del exterior y del propio funcionamiento de nuestro cuerpo, alterando nuestra salud y el correcto funcionamiento de los órganos.

Las toxinas suelen acumularse en el hígado, los intestinos y los riñones, impidiendo que nuestro organismo absorba adecuadamente los nutrientes y proteínas presentes en los alimentos que consumimos. Además, es una de las razones principales que nos complica la tarea de bajar de peso.

Depurar el organismo trae consigo numerosos beneficios para nuestra salud: desde prevenir el mal aliento y el dolor de cabeza a mejorar la digestión, reducir las manchas de la piel y mantener bajo el colesterol. Una serie de ventajas que podemos lograr fácilmente con ayuda de estos sencillos remedios que compartimos:

Cómo desintoxicar el cuerpo y adelgazar

Zumo de apio

El apio es una hortaliza muy saludable: rica en nutrientes y fibra, ideal para mejorar el tránsito intestinal y combatir el estreñimiento. Además de ello, posee un gran poder diurético y depurador, por lo que es perfecto para bajar de peso y limpiar de toxinas nuestro organismo.

La forma de tomarlo es añadir unos trozos de tallo a cualquier batido o licuado de frutas que nos preparemos. Combina muy bien con la zanahoria y la manzana.

Zumo de pomelo

El pomelo o toronja es una fruta rica en vitamina C y un poderoso antioxidante natural que nos ayuda a reforzar las defensas, combatir la retención de líquidos, mejorar la digestión y además posee excelentes propiedades que estimulan la función hepática, favoreciendo así la desintoxicación del hígado.

pomelo para bajar de peso

Tómalo cada mañana solo o combinado con otros cítricos como el kiwi o la naranja y endúlzalo con una o dos cucharadas de miel.

Té de tomillo

El tomillo es una planta que usamos poco en cocina, pero que no debería faltar nunca en nuestra casa debido a sus múltiples propiedades: nos ayuda a bajar de peso, eliminar toxinas, reducir la celulitis, combatir los dolores menstruales y mejorar la digestión, entre otras cosas.

Elaborar un té con él es tan sencillo como cualquier otra infusión: hierve un puñadito de tomillo en un recipiente con agua, deja reposar unos minutos, cuela y endulza al gusto. Puedes mezclarlo con manzanilla o menta y un poco de limón exprimido para potenciar sus propiedades y sabor.

Desintoxicación con aceite de oliva y limón

Este sencillo remedio debemos realizarlo durante una semana completa y es altamente eficaz eliminando las toxinas y reforzando la salud de nuestro hígado.

Cada noche, antes de irte a la cama, mezcla medio vaso de agua con el zumo de un limón exprimido y dos cucharadas de aceite de oliva. Remueve con una cuchara y tómalo al momento.

Cómo combatir los sofocos y otros síntomas de la menopausia


Conocemos como menopausia precoz o prematura a la desaparición de la menstruación en mujeres menores de 40 años, un trastorno bastante más habitual de lo que parece, y que trae consigo una serie de síntomas y molestias que es bueno aprender a combatir.

La menopausia es un proceso natural en el cual la mujer pierde definitivamente su capacidad reproductiva. Esta etapa que en términos generales se da entre los 45 y los 55 años puede llegar antes de tiempo debido a diferentes motivos, como el tabaquismo, la extirpación de los órganos reproductivos o por el simple hecho de que los ovarios dejen de producir óvulos.

Síntomas de la menopausia precoz

El más común de todos los síntomas es la irregularidad en el periodo menstrual, tanto en el número de días como en los patrones de sangrado. Además de ello, existen otros muchos que suelen acompañarla, destacando la depresión, cambios de humor, sequedad vaginal, grandes subidas o bajadas de peso, incontinencia, dolor de cabeza, sudores y sofocos.

Durante la menopausia, el organismo de la mujer sufre una drástica reducción de estrógenos, aumentando con ello las posibilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis o problemas cardiovasculares. Por todo ello, es más importante que nunca que durante esta etapa de la vida llevemos una dieta sana, un estilo de vida saludable, y nos ayudemos de remedios como los que a continuación compartimos:

Remedios caseros para la menopausia

Aunque en términos médicos se distinga entre menopausia común y precoz, los síntomas que acompañan a ambas son los mismos. Aprovecha las propiedades de las siguientes plantas para combatirlos elaborando deliciosas infusiones con ellas:

Maca

Esta beneficiosa planta de origen peruano es rica en calcio, además de un excelente afrodisíaco natural. Tómala diariamente durante dos meses completos para equilibrar el nivel de hormonas y recuperar el apetito sexual perdido.

Té de hamamelis

Especialmente recomendada para combatir los sofocos de la menopausia. Prepara un té con agua y una cucharada de hamamelis, déjala reposar unos minutos, cuela, endulza y guárdala en la nevera para tomarla cuando más lo necesites.

Cardamomo

El cardamomo nos ayuda a combatir los síntomas de la menopausia gracias a una serie de compuestos de efecto similar a los estrógenos. Añade agua hirviendo a una taza con un puñado de semillas de cardamomo, déjalas reposar durante 10 minutos, cuélala y tómala al instante varias veces al día.

Jugo de ortiga

Puedes prepararlo fácilmente en casa, machacando un puñado de ortigas y bebiéndote el jugo que suelta, o comprar la bebida ya preparada que venden dietéticas y herboristerías.

Infusión de regaliz

Nos ayuda a regular los niveles de estrógenos y combatir los síntomas más comunes. Mézclala con manzanilla o menta para aumentar sus beneficios y disfrutar de un mejor sabor.

Infusión de valeriana y milenrama

Estas plantas son muy útiles para combatir el nerviosismo, la ansiedad y combatir los dolores propios de la menopausia. Vierte en una taza agua hirviendo, un puñado (o bolsita) de valeriana y lo mismo de milenrama. Déjala reposar unos minutos, cuela, endulza con miel y tómala al momento.