Tratamientos caseros para eliminar las verrugas


Las verrugas son alteraciones en la piel provocadas por el virus del papiloma humano. Aunque en la mayoría de los casos éstas son inofensivas, su apariencia antiestética hace que sean muchas las personas que deciden eliminarlas.

Entre las zonas más comunes en las que aparecen estas alteraciones cutáneas cabe destacar las manos, pies, párpados, cuello y axilas. Su facilidad de contagio -basta el contacto piel con piel-, es la causa por la cual tenemos que extremar las precauciones para evitar la aparición de nuevas verrugas en otras zonas.

Los tratamientos más comunes para eliminar las verrugas de nuestra piel son la cauterización y la criogenización, es decir, la quema o congelación de éstas. Sin embargo, existen numerosos remedios caseros que también pueden ayudarnos a combatir las verrugas de forma natural. Sigue leyendo y conócelos.

Remedios caseros para eliminar verrugas

Bicarbonato de sodio

Las excelentes propiedades del bicarbonato de sodio -poderoso remedio contra el acné, para blanquear los dientes o eliminar los malos olores en el hogar, entre otros-, puede sernos de gran ayuda para eliminar las verrugas de manera natural. Para ello elaboraremos una pasta casera mezclando una cucharada de bicarbonato de sodio con unas gotas de vinagre blanco. Removemos y la aplicamos sobre la zona que queremos tratar, dejándola actuar durante al menos media hora. Repetimos dos veces al día hasta que la verruga desaparezca.

Aloe vera


El aloe vera posee extraordinaras propiedades para nuestra salud, siendo especialmente útil para tratar las cicatrices, frenar la caída del cabello o como desodorante casero, entre otras aplicaciones.

En el caso de las verrugas, vamos a aplicar con regularidad pulpa de aloe vera sobre la zona afectada varias veces al día. Además de combatirlas, nutriremos nuestra piel y contribuiremos a su posterior cicatrización.

Vinagre de manzana

Sus poderosas propiedades antifúngicas, antivirales y antibacterianas convierten al vinagre de manzana en un ingrediente indispensable para limpiar las arterias, eliminar las piedras del riñón o combatir el mal olor vaginal, entre otros.

Estas potentes propiedades lo convierten también en un gran remedio para combatir las verrugas. Para ello no tenemos más que empapar un trozo de algodón en vinagre de manzana y aplicarlo sobre la zona afectada. Lo cubrimos con celo o cinta y dejamos actuar durante un día completo. Al día siguiente, cambiamos el algodón.


No intentes nunca extraer la verruga cortándola, quemándola ni de ninguna otra forma parecida. Si te molesta y quiere eliminarla rápidamente, consulta con tu médico para que éste le de el tratamiento correcto.

Estos remedios para eliminar las verrugas son eficaces siempre y cuando seamos pacientes y constantes en su aplicación. No desesperes y verás como los resultados llegan solos.

Remedios para eliminar lombrices o parásitos intestinales


Los parásitos intestinales son microorganismos que habitan en el intestino, y en ciertas ocasiones en otras partes del cuerpo, y se alimentan de él. Un trastorno muy común en todo el mundo debido a su facilidad de propagación.

Unos de los más colectivos más afectados por las infecciones parasitarias son los niños, ya que éstos carecen del conocimiento de higiene que podemos tener los adultos, siendo muy frecuente que se lleven la mano a la boca o coman alimentos con las manos sucias después de haber estado jugando con la arena o rodando por el suelo. El consumo de alimentos crudos no lavados, así como la mala calidad del agua elevan el riesgo de contraer parásitos o lombrices intestinales.

Entre las causas que alertan de la presencia de parásitos en nuestro organismo cabe mencionar la pérdida de peso, diarrea, gases, náuseas o vómitos, debilidad física, así como la obvia presencia de parásitos en las heces.

Una vez somos conscientes de que tenemos parásitos, lo ideal es que acudamos al médico para que pueda determinar qué tipo de microorganismo nos ataca y nos mande un tratamiento específico. Si éstos son parásitos comunes, estos tratamientos caseros antiparasitarios también pueden resultarte de gran ayuda para eliminarlos de forma natural.

Eliminar los parásitos intestinales de forma natural

Ajo

El ajo es un poderoso antibiótico natural que nos ayuda a eliminar todo tipo de parásitos y bacterias de nuestro organismo, siendo capaz incluso de reforzar la eficacia de ciertos tipos de medicamento, por lo que su ingesta para tratar los parásitos intestinales es mucho más que recomendable. Podemos tomarlo tanto crudo entero, como untado en pan con aceite. Remedio sencillo y muy poderoso.

Menta y limón

Tomar cada mañana en ayunas una taza de agua tibia con limón, una pizca de sal y un puñado de hojas de menta trituradas es una manera excelente de limpiar nuestro organismo y eliminar los parásitos que habitan en él.

Artemisa y clavo de olor


La infusión mixta de artemisa, también conocida como ajenjo, y clavo de olor es un poderoso remedio que lleva empleándose desde tiempos remotos para combatir todo tipo de infecciones parasitarias. Para prepararlo no tenemos más que hervir en un recipiente una taza de agua, un puñado de hojas de artemisa y un par de clavos de olor y tomarla diariamente durante varios días.

Semillas de calabaza

La pipa o semilla de calabaza, además de un delicioso y saludable snack, posee grandes propiedades para eliminar los parásitos de nuestro organismo, gracias entre otras cosas a su alto contenido en cucurbitina, un aminoácido esencial de propiedades antiinflamatorias y antiparasitarias, siendo también muy recomendada para tratar los problemas de próstata inflamada.

Para eliminar los parásitos intestinales con semillas de calabaza existen numerosos remedios, siendo algunos de los más destacados los siguientes:

Ayuno de agua y semillas de calabaza: Este tratamiento consiste en ayunar durante dos días tomando únicamente agua y una cucharada aceite de semillas de calabaza cada tres horas. Para extraer el aceite lo único que tenemos que hacer es machacar las semillas tostadas (sin sal ni aditivos) con ayuda de un mazo o similar.

Es muy efectivo pero también el más duro de realizar, no siendo recomendable para todo tipo de personas, menos aún por niños.

Infusión de semillas de calabaza y artemisa: Molemos un puñado de semillas de calabaza (de veinte a cuarenta pipas) y las vertemos en un recipiente con agua y artemisa o ajenjo. Hervimos durante dos minutos, colamos y tomamos la infusión en ayunas.


Limpiar el colon de forma natural es también una de las maneras más eficaces y saludables que tenemos para eliminar las lombrices intestinales, por lo que si no leíste el artículo, te recomiendo que lo hagas ahora y pongas a prueba el remedio que más te guste. ¿Lo compartimos?

Remedio de bicarbonato y naranja contra el acné


El acné afecta no solo a los adolescentes y puede llegar a convertirse en un grave problema estético si no lo tratamos a tiempo. Por eso es positivo tener a mano una serie de remedios caseros, como esta mascarilla de naranja y bicarbonato para el acné, que es perfecta para eliminar esos granos indeseados.

El acné es un problema que sabemos preocupa especialmente a los adolescentes, pero no es menos cierto que no se limita a esta edad, ya que las personas adultas también se pueden ver en estas situaciones. Por fortuna, tenemos trucos caseros a nuestro alcance, mascarillas que son muy sencillas de hacer y que requieren productos totalmente naturales, como la que os traemos en el artículo de hoy, para la que solo es necesaria mezclar zumo de naranja y el bicarbonato normal que todos tenemos en el hogar. Te animamos encarecidamente a que la pruebes.

Mascarilla casera anti acné de naranja

Ingredientes

Solo vamos a necesitar una cucharada grande de zumo de naranja y otra de bicarbonato de sodio.

Elaboración y aplicación

Ponemos el zumo de naranja natural (evita los de envase) en un vaso y añadimos la cucharada de bicarbonato. Mezclamos bien dejando que los ingredientes se integren a la perfección. El resultado debe ser similar a una pasta, no demasiado espesa ni tampoco muy líquida, con una textura cremosa que sea muy fácil de aplicar.

¿Cómo usar esta mascarilla? Tenemos que realizar un masaje sobre las partes de la cara más afectadas por el acné, de manera uniforme y circular, para conseguir un tratamiento exfoliante. Las propiedades astringentes y antisépticas de la naranja sumadas a las del bicarbonato son perfectas para reducir la grasa de la piel y combatir el acné de forma eficiente y natural.

Hay que dejar la mascarilla puesta durante un cuarto de hora, pasado este tiempo la eliminamos y enjuagamos con agua fría. Si repites este proceso dos o tres veces a la semana, empezarás a notar como el acné desaparece. Ten en cuenta que para prevenir los granos, lo mejor es que tengamos un hígado totalmente sano, por lo que también podría interesarte aprender a limpiar tu hígado con hierbabuena.

Remedio casero para aclarar el cabello con miel


Si te gusta tener el pelo un poco más claro que tu tono natural debes saber que no es necesario que recurras a productos comerciales llenos de químicos o a otros remedios caseros, como el agua oxigenada. En el artículo de hoy te proponemos un método muy fácil de realizar, a base de miel, que nos va a servir para cuidar y nutrir nuestro cabello, que tendrá un aspecto radiante.

A todos nos gusta lucir tipo y melena bonita, sobre todo cuando llega el verano, que es una época del año perfecta para aclarar nuestro cabello por sí sola gracias al efecto del sol. Para ayudar a que se haga antes, podemos usar una gran cantidad de cremas y ungüentos naturales que van a maximizar su efecto.

La miel tiene peróxido de hidrógeno, que es el componente del agua oxigenada que podemos comprar en la farmacia y también está presente en la mayor parte de los tintes para el pelo. Por lo tanto, no es perjudicial para nuestro organismo y podemos repetir el tratamiento tantas veces como queramos sin problemas, siempre que entre una aplicación y otra dejemos pasar una semana.

La canela también es un aclarador natural, mientras que el aceite de oliva ayuda a hidratar nuestro cabello, incluso aunque no queramos cambiar el color, esta crema es ideal para mejorar su fuerza y reparar las puntas abiertas. Si lo prefieres, puedes añadir a este remedio otros ingredientes naturales con efectos beneficiosos, como unas gotas de limón, que actuarán a modo de antioxidante.

Cómo aclarar el cabello de forma natural

Ingredientes

Vamos a necesitar un vaso de agua no demasiado caliente, medio vaso de miel, una cucharada pequeña de canela molida y otra de aceite de oliva. Tenemos que mezclar bien todos los ingredientes hasta obtener una crema homogénea.

Preparación y aplicación

Lo primero que tenemos que hacer es desenredar nuestro pelo para que al aplicar la crema el proceso sea uniforme. Una vez hecho esto, untamos el ungüento de miel con nuestras manos, haciendo un masaje circular a lo largo de todo el cuero cabelludo y lo dejamos actuar durante una hora, mucho mejor si lo hacemos mientras nos da el sol. Después, nos lavamos el pelo al menos un par de veces, para eliminar cualquier resto de miel, con nuestro jabón habitual.

Remedio sencillo, efectivo y saludable. ¿Lo compartimos?

Remedios con sal para quitar los puntos negros


Cuando la grasa y suciedad del exterior que se acumulan en los poros de nuestra piel se oxidan, aparecen lo que conocemos como puntos negros o espinillas, un trastorno estético muy común que afecta por igual a hombres y a mujeres.

Los puntos negros, además de un problema estético, pueden convertirse en un problema de salud si no los tratamos, ya que éstos taponan los poros de la piel, evitando así que puedan cumplir correctamente con sus funciones.

La proporción y concentración de puntos negros cambia en cada persona, y viene determinada tanto por las características de su piel, si es más o menos grasa, como por el lugar donde viva, si es una ciudad con gran contaminación o un pequeño pueblo, ya que éstas son las dos sustancias que los forman: suciedad y grasa.

Hoy vamos a descubrir cómo la sal puede convertirse en nuestra mejor aliada contra las espinillas. Remedios sencillos para eliminar los puntos negros de forma natural.

Sal para eliminar los puntos negros

Leche y sal

Mezclando leche y sal conseguiremos crear un sencillo pero eficaz exfoliante casero, que además de contribuir a eliminar los puntos negros, nos ayudará a hidratar y nutrir nuestra dermis en profundidad, gracias a los beneficios que la leche posee para nuestra piel.

Para crear nuestro exfoliante natural vamos a mezclar una pequeña cucharada de leche con varias de sal, removiendo hasta crear una pasta espesa. Una vez la hayamos conseguido, nos la aplicamos directamente sobre la zona a tratar, frotando durante varios segundos.

Repetir el proceso durante varios días.

Miel, arcilla y sal

Elaborar una mascarilla con miel y arcilla es garantía de éxito gracias a los excelentes beneficios que ambos ingredientes aportan a la salud de nuestra piel. Uniendo a esto el poder exfoliante de la sal, obtenemos un potente remedio natural contra los puntos negros.

En un recipiente mezclamos homogeneamente una cucharada de miel, otra de sal, un poco de arcilla y agua hasta formar una crema que aplicaremos frotando durante unos minutos sobre la zona donde tengamos las espinillas que queremos eliminar. Enjuagamos y repetimos el proceso durante varios días hasta que desaparezcan.

Agua tibia y sal

El simple lavado diario con agua tibia y sal puede ayudarnos a eliminar la grasa acumulada en los poros y hacer desaparecer los puntos negros con facilidad, previniendo de nuevo su aparición.


Eliminar los puntos negros y lucir un rostro limpio y bonito es fácil gracias a remedios como los que hemos aprendido hoy. ¿Los compartimos?

Remedios caseros para tratar las uñas encarnadas del pie


Si quieres descubrir si tienes una uña encarnada o incluso una infección echa un vistazo a la piel que rodea a la misma, si tiene aspecto de estar inflamada o enrojecida y cuando la tocas te duele, entonces es muy probable que tengas este problema. Si es tu caso, en el siguiente artículo te vamos a explicar de qué se trata, los motivos por los que se origina y una serie de remedios caseros que te ayudarán a tratarlo de manera natural.

¿Qué son las uñas encarnadas?

Si la piel que hay en el borde de la uña se enrojece y te duele, es probable que ésta se haya incrustado en la carne. Es muy habitual que pase sobre todo en los dedos gordos del pie, pero en realidad puede aparecer en cualquiera.

¿Por qué pasa esto?

Hay varios motivos por los que las uñas se pueden encarnar, siendo los más habituales el uso de zapatos inadecuados que aprietan demasiado y que no se ajustan bien a la planta del pie, sobre todo cuando estás haciendo deporte u otra actividad que te exige movimiento constante. Otro motivo importante es no cortarte adecuadamente las uñas.

Sin embargo, los problemas físicos, como deformaciones de nuestros pies o formas singulares de los dedos, pueden causar una presión adicional y acelerar este proceso. De hecho, algunas personas nacen por predisposición genética con las uñas encorvadas, excesivamente grandes o tendentes a crecer hacia la piel. Por este motivo, son muchas las que tienen este problema pese a llevar un calzado adecuado y tener las uñas perfectamente cuidadas.

A continuación te vamos a presentar una serie de remedios caseros para tratarlas, sin embargo, aquellas personas que tienen lesiones, mala circulación de la sangre o sufren problemas de diabetes, deberían acudir en primera instancia a un profesional médico que las aconseje. Si notas que la piel se infecta y aparece pus debajo de la inflamación no lo dudes tampoco, ya que las infecciones pueden llegar a ser muy peligrosas si las dejamos actuar libremente. Y finalmente, si este problema es recurrente, acude también a un experto para intentar encontrar su origen.

Remedios contra los uñeros o uñas encarnadas

Tratamiento natural para las uñas encarnadas


Para seguir este método casero para tratar las uñas encarnadas tenemos que sumergir el pie en agua caliente unas cuantas veces cada día, al menos tres. Lo dejamos un par de minutos dentro del agua y después lo secamos. Hay que realizar un masaje en la zona dolorida ayudándonos de algún lubricante como el aceite de almendra o de oliva, aunque si tenemos un principio de infección también podemos añadir aceite del árbol del té, que presenta elementos que combaten los virus.

Tenemos que coger un trozo pequeño de algodón, humedecerlo y colocarlo con mucho cuidado debajo de la uña. Cuando se haya reblandecido, cosa que sucederá tras varias aplicaciones, tenemos que cortar la uña encarnada con suavidad con la ayuda de un cortaúñas afilado y desinfectado. Hazlo de manera recta y sin recortar en exceso, aunque es mejor que evites las zonas más dañadas hasta que mejoren.

Agua de tomillo

La técnica que te acabamos de mostrar es más eficaz si en lugar de agua usamos una infusión de tomillo. El tomillo es una planta medicinal que tiene grandes beneficios para la salud y entre ellos se encuentran sus propiedades anti infecciosas y calmantes del dolor, por lo que es un tratamiento excelente para las uñas encarnadas. Prepara una infusión con dos cucharadas de tomillo y una taza de agua, deja hervir 5 minutos y otros tantos de reposo. Tienes que usar este té de la misma manera que el tratamiento de más arriba.

Remedio de limón y sal

Si todo lo anterior no funciona, nos queda probar un tratamiento que es a la vez muy antiguo y efectivo. Solo vamos a necesitar medio limón y un puñado de sal. Hacemos una agujero en medio del limón, le echamos sal e introducimos el dedo con la uña encarnada durante 20 minutos. Pica un poco, pero debes repetirlo todos los días hasta que esté curado.


Sencillos remedios para tratar eficazmente las uñas encarnadas. ¿Los compartimos?

Remedios para bajar los niveles de azúcar en sangre


La diabetes es un problema que afecta a muchas personas y que es muy complicada de combatir, ya que requiere una dieta muy estricta y una actividad física constante para poder ser regulada satisfactoriamente. Hoy te traemos unos remedios caseros para ayudarte a rebajar los niveles de azúcar excesivamente altos en la sangre, lo que además va a mejorar la salud general de tu cuerpo.

¿Es posible reducir el nivel de azúcar en sangre con remedios naturales? Sí, es posible y en el artículo de hoy te vamos a enseñar a hacerlo. Sin embargo, esto no significa que puedas dejar de hacer régimen ni ejercicio, ya que son indispensables para controlar esos picos de azúcar que pueden ocasionar graves problemas para la salud.

Remedios naturales para controlar la diabetes

Jugo de noni

Uno de los medios tradicionales para reducir el nivel de glucosa en sangre de las personas diabéticas es el zumo de noni. Esta planta también tiene propiedades que nos ayudan a tratar la obesidad y ha obtenido excelentes resultados en las pruebas que los especialistas han llevado a cabo. Por todo esto, recomendamos beber diariamente un vaso de zumo de noni.

Leche con canela


Otro excelente remedio es la leche caliente con canela, muy efectiva para rebajar los altos niveles de azúcar en la sangre. La canela tiene propiedades muy buenas para la salud y además de controlar la hipoglucemia, nos ayuda a tener unos índices aceptables de colesterol y triglicéridos.

Stevia

Al igual que la canela, la stevia se ha mostrado como una planta muy eficaz para controlar la diabetes. Se trata de la stevia original, no de las “nuevas” hierbas que han salido últimamente y que emplean este nombre, pero que no poseen propiedades medicinales, por lo que solo pueden ser usadas como edulcorantes. La stevia tiene también un efecto hipoglucémico y para aprovechar mejor sus beneficios lo ideal es tomarla en infusión, aunque también la podemos encontrar en capsulas que son muy cómodas de transportar e ingerir.

La stevia va a hacer que nuestro páncreas funcione mejor, ayudándolo a producir más insulina. La insulina, como bien sabemos, reduce los niveles de glucosa en sangre y el algo que todas las personas diabéticas van a acoger de buen grado. Por tanto, la stevia actúa en un doble sentido, limitando el azúcar y permitiendo que las células lo absorban mejor.


Por último, te recordamos que lo más esencial para cuidar la diabetes es mantener un ritmo de vida equilibrado, con una dieta sana y ejercicio físico constante, que es lo que más nos va a ayudar a regular los  niveles de azúcar en sangre.

Los mejores y más eficaces desodorantes naturales


Hay personas que sudan más y otras menos, pero nadie se libra de ello. Mantener unos buenos hábitos de higiene es imprescindible para mejorar la salud y prevenir enfermedades, aumentar la confianza en nosotros mismos y evitar el mal olor corporal, algo en lo que el desodorante contribuye en buena manera.

En el mercado existen numerosos productos que nos ayudan a combatir el mal olor corporal, siendo los más populares los desodorantes y los antitranspirantes. Aunque son muchas las personas que creen que ambos productos son iguales, existe una clara diferencia entre ellos: los antitranspirantes taponan nuestras glándulas sudoríparas, evitando así la sudoración, mientras que los desodorantes tan sólo perfuman.

La supuesta ventaja que nos aportan los antitranspirantes es en realidad una desventaja para nuestra salud, ya que, aunque a nadie le gusta sudar, no debemos olvidar que la sudoración es la forma que tiene nuestro organismo de mantener una correcta tempertura corporal. Por otro lado, aun siendo los desodorantes mucho más recomendables, no todos son ventajas, ya que la gran mayoría contienen alcohol, que con el uso frecuente pueden acabar dañando nuestra piel, por lo que a la hora de elegir uno, es importante fijarse que sea 0% alcohol.

Si quieres cuidar tu piel sin renunciar a oler bien, en la naturaleza existen numerosas plantas y sustancias que pueden ayudarnos a conseguirlo. Sigue leyendo y descubre qué desodorantes naturales nos ofrece la naturaleza y cómo utilizarlos. La manera más sana y natural de perfumar nuestro cuerpo:

Los mejores desodorantes naturales

Piedra de alumbre

Considerado por muchos el desodorante natural por antonomasia, este mineral no sólo previene el mal olor, sino que además nos ayuda a eliminar las bacterias que lo forman, gracias a sus propiedades bactericidas. Su función astringente y cicatrizante completan la eficacia de este potente desodorante natural.

Aloe vera


La planta del aloe vera posee tantos beneficios, que es difícil no encontrarla en la receta de elaboración de cualquier remedio casero que se precie. Aquí ya la hemos utilizado para preparar todo tipo de soluciones caseras: desde cicatrizar las heridas hasta frenar la caída del cabello o atenuar las estrías.

Ya sea sola o acompañada de algún aceite esencial, la aplicación de la pulpa de aloe vera es una opción excelente para combatir el mal olor corporal.

Bicarbonato

Otro de los mejores desdorantes naturales que podemos utilizar es el bicarbonato, ya sea solo o acompañado de limón.

Después del baño, y con las axilas bien secas, nos esparcimos un poco de bicarbonato con ayuda de un trozo de algodón. Ésto nos ayudará a mantener la zona seca por más tiempo y libre de olores.

Si lo preferimos, podemos añadir a la mezcla un poco de limón. Ésto nos ayudará además a eliminar las bacterias y aromatizar nuestras axilas, aunque es un remedio más agresivo para la piel, por lo no es aconsejable utilizarlo con demasiada frecuencia, y cuando lo hagamos, retirarlo con agua a los diez minutos.

Aceite de árbol de té

Sus propiedades bactericidas, antisépticas y fungicidas lo convierten en un remedio eficaz para prevenir y tratar las infecciones de la piel, combatir el mal olor vaginal y como desodorante natural, gracias también a su capacidad para camuflar los malos olores.


Remedios sanos y naturales que nos ayudarán a combatir el mal olor corporal de una forma práctica y económica. ¿Los compartimos?

Bálsamo natural limpiador para unas encías más sanas


Si quieres mantener la salud de tu boca intacta, la miel y la mirra pueden ayudarte a conseguirlo, ya que cuando actúan juntas son una pareja de gran ayuda para la higiene bucal. Con los ingredientes naturales que te presentamos podrás preparar un bálsamo totalmente natural que limpiará tus dientes y encías.

Tener una boca sana es fundamental desde el punto de vista de la salud pero también desde una percepción puramente estética. Para ello, lo mejor que podemos hacer es llevar a la práctica este truco natural que combina la eficacia de la miel y la mirra, dos elementos que nos ayudan a tener unos dientes blancos y unas encías saludables.

Aunque la miel tiene azúcares que pueden provocar problemas de caries, posee otros elementos que van a ayudar a disminuir la inflamación que a veces presentan las encías a causa de la gingivitis. La mirra, por su parte, es un potente antiséptico que evita que proliferen los gérmenes en la boca, aportando grandes beneficios a nuestra salud bucodental.

Receta de bálsamo de mirra y miel 

Ingredientes

30 gramos de mirra en polvo (se puede comprar en cualquier tienda de productos naturales), 1 cucharada pequeña de salvia y 2 cucharadas grandes de miel.

Elaboración y aplicación

Combinamos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea, que echaremos en un recipiente y reservaremos. Para aplicar este bálsamo basta que cojas un poco de crema con uno de los dedos y la pongas sobre los dientes y las encías. Tienes que dejarla actuar durante unos minutos y repetir el proceso un par de veces cada día, una por las mañanas y otra justo antes de irte a la cama.

Tener una buena salud bucodental es esencial, por cuestiones de higiene y también estéticas, ya que nos evita problemas derivados del mal aliento. También es muy positivo para la digestión, debido a que es un proceso que se inicia en la boca mediante la trituración de los alimentos.


Mantener unos dientes y encías limpios y sanos es fácil gracias a bálsamos naturales como el que hemos aprendido a elaborar hoy. ¿Lo compartimos?