Los 8 mejores analgésicos naturales para calmar el dolor


Cuando sentimos dolor en alguna zona del cuerpo, solemos recurrir con frecuencia a los analgésicos, sustancias muy comunes y efectivas para tratar todo tipo de dolores pero que, como todo medicamento, puede tener efectos secundarios en el organismo.

Hace unas semanas conocimos 7 antisépticos naturales eficaces para sanar y desinfectar las heridas de forma natural. En esta ocasión vamos a conocer qué alimentos, gracias a su excelente composición, pueden ayudarnos a calmar el dolor de forma sana y natural, sin ningún tipo de efecto secundario. Sigue leyendo y descubre los mejores analgésicos naturales que puedes utilizar:

Saludables y efectivos analgésicos naturales

Los siguientes analgésicos naturales que vamos a conocer constituyen una alternativa eficaz y saludable para tratar diferentes dolencias, desde dolor de cabeza a pequeñas contracturas o golpes. No obstante, nunca deben sustituir una visita al médico o la recomendación que nos haga un profesional sanitario.

Jengibre


El jengibre es una planta con grandes propiedades antiinflamatorias, analgésicas y depurativas, muy útil para combatir el dolor menstrual, desinflamar el vientre, limpiar el hígado o calmar el dolor de cabeza, entre otros. Tómalo sólo, como aderezo de ensaladas, sopas o guisos, o en infusión, hirviendo una cucharadita de raíz de jengibre rallada en una taza con agua. Añade manzanilla, deja reposar, cuela la infusión y tómala endulzada al gusto.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es un producto natural con numerosos beneficios para nuestra salud y la de nuestra piel. Muy útil para combatir el dolor provocado por pequeños golpes y caídas. Aplícalo con suavidad sobre la zona afectada masajeándola con los dedos.

Ajo

El ajo es un potente antibiótico natural que además contribuye a calmar todo tipo de dolores gracias a su excelente propiedad analgésica.

Si quieres aliviar un dolor de muelas, machaca dos dientes de ajo y un poco de sal y aplícalo como emplaste sobre la pieza dental que te moleste, dejándolo actuar durante unos minutos.

Además, para reforzar nuestra salud, podemos tomarlo solo, untado en pan o como ingrediente adicional en la preparación de zumos y batidos caseros. Puede interesarte leer: Los grandes beneficios de tomar jugo de ajo en ayunas.

Piña

Además de rica y refrescante, la piña es una de las frutas más digestivas que existen, perfecta para mejorar la digestión, calmar el dolor de estómago, combatir el estreñimiento o tratar y prevenir las agujetas, gracias a su alto contenido en azúcares.

Arándanos


Esta deliciosa y pequeña fruta de color rojo o azulado posee grandes propiedades antiinflamatorias gracias, entre otros, a su alto contenido en antioxidantes, que la convierten en un remedio eficaz contra las infecciones urinarias, la inflamación del tracto digestivo, la retención de líquidos, la diabetes y el envejecimiento celular prematuro. Además, es perfecta para depurar la sangre y eliminar toxinas.

Toma diariamente al menos un vaso de zumo de arándanos y descubre los beneficios que éstos aportan a nuestra salud.

Cúrcuma

Uno de los componentes principales de esta especia es la curcumina, un potente analgésico natural que contribuye a calmar el dolor y reducir la inflamación, muy útil para calmar los dolores de la artritis, reducir la acidez, combatir el envejecimiento prematuro y el cáncer o desinflamar las vías respiratorias.

Inclúyela en tus recetas favoritas o prepara deliciosos batidos con ella.

Manzanilla

La infusión de manzanilla es una de las más populares en todo el mundo. Fácil de preparar y muy beneficiosa para la salud, gracias a sus potentes propiedades digestivas y analgésicas que nos ayudan a calmar todo tipo de dolores. Para combatir los gases y aumentar su eficacia, prueba a añadir unas hojas de menta o una cucharadita de anís estrellado. Una bebida deliciosa y muy saludable.

Valeriana

La valeriana es junto con la tila, uno de los mejores remedios contra las cefaleas, los dolores de huesos y musculares. Además, sus grandes propiedades relajantes y antiinflamatorias nos ayudan a combatir los nervios, el estrés y a mantener un correcto equilibrio emocional. Tómala en infusión o como suplemento líquido de raíz de valeriana, de venta en supermercados y herbolarios.

Pierde peso y combate la diabetes con agua de avena


La avena es uno de los alimentos más saludables que existen; un poderoso regulador metabólico que además de depurar el organismo y aportarnos energía, nos ayuda a cubrir carencias nutricionales gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales.

Incluir agua o leche de avena en nuestra dieta es una opción muy recomendable, ya que además es apta para todo tipo de personas: desde intolerantes a la lactosa hasta vegetarianos. Una alternativa muy saludable con numerosas propiedades:

Beneficios del agua de avena

Saciante y baja en calorías: El agua de avena apenas posee calorías. Es muy rica en fibra, cualidad que le aporta su gran efecto saciante que nos ayuda a evitar el picoteo entre horas y comer sólo lo que de verdad necesitamos. Además, sus carbohidratos, al ser de absorción lenta, nos aseguran una sensación de saciedad por más tiempo.

Reduce el colesterol: Su alto contenido en omega 6 y ácido linoléico (grasas saludables), contribuyen a reducir los niveles de colesterol malo y al cuidado de nuestro corazón.

Equilibra los niveles de glucosa: El agua de avena es rica en fibra soluble, que contribuye a mejorar la digestión del almidón y estabilizar los niveles de glucosa en sangre, siendo muy útil en el tratamiento de la diabetes tipo 1 y 2.

Digestiva y depurativa: Su riqueza en fibra favorece el tránsito intestinal y la eliminación de toxinas. Además, reduce eficazmente la acidez estomacal, contribuyendo así a prevenir los ardores y enfermedades como la gastritis.

Diurética: Destacable es también su gran poder diurético que previene y combate la retención de líquidos, reforzando nuestra salud y haciéndonos sentir mejor.

Agua de avena para mejorar la salud

Cuánto tiempo tomarla

Toma durante un mes completo un vaso en ayunas. Es el tiempo suficiente para limpiar el organismo, bajar los niveles de glucosa, reducir el colesterol y regular el metabolismo. Si te gusta (que lo hará) y te va bien, puedes seguir tomándola a diario. Es un producto natural y saludable.

Cómo preparar el agua de avena

Llena  una taza con avena y viértela en un recipiente o jarra. Añade un vaso de agua y déjala en remojo toda la noche. Vierte por la mañana el contenido en un vaso de batidora y añade un vaso más de agua. Bate bien durante al menos 20 segundos, cuela la mezcla y añádele cuatro vasos más de agua.

Endulza al gusto con stevia o miel y añade también una ramita de canela. Guárdala en el refrigerador y bébetela a lo largo del día.

Remedio fácil, rápido y muy saludable. Anímate a compartirlo.

Las mejores infusiones depurativas, diuréticas y digestivas


Diariamente en nuestro organismo se van alojando toxinas y desechos que acaban interfiriendo en su funcionamiento y  debilitan nuestra salud. Eliminar estas sustancias nocivas con frecuencia es un hábito sencillo que además nos aportará vitalidad y nos ayudará prevenir todo tipo de enfermedades.

A lo largo de las semanas hemos ido aprendiendo a elaborar numerosos remedios para limpiar los pulmones, desintoxicar el hígado o depurar los riñones, entre otros. Además, hemos conocido los grandes beneficios que nos aporta tomar ajo cada mañana o a regular el pH del cuerpo con piña y limón para limpiar el organismo. Hoy vamos a seguir sumando a esta larga lista de soluciones depurativas unas sencillas y sabrosas infusiones con excelentes propiedades desintoxicantes que nos ayudarán a eliminar toxinas y mejorar la digestión de una forma muy sencilla. Toma nota:

Elimina toxinas y líquidos con estas infusiones

Infusión de tomillo

La de tomillo no es una de las infusiones más conocidas, a pesar de su agradable sabor y sus múltiples propiedades: limpia el organismo, mejora la digestión, combate el sobrepeso, alivia los dolores menstruales y contribuye a prevenir la celulitis. Una opción muy completa y saludable que además se prepara fácilmente:


Hierve en un recipiente con agua un puñado de tomillo, deja reposar durante 10 minutos, cuélala y tómala al momento.

Té verde

Este popular té destaca por su gran poder antioxidante, que combate el envejecimiento prematuro celular, su acción desintoxicante y su conocida cualidad aceleradora del metabolismo, que lo convierte en un excelente quemagrasas natural. Tómalo solo o como complemento a alguna de las infusiones anteriores.

Infusión de pomelo o toronja

Además de contribuir a mejorar y aligerar la digestión, la infusión de pomelo nos ayuda a sentirnos saciados antes reduciendo con ello el apetito, siendo muy útil su inclusión en las dietas para bajar de peso.

Hierve un par de gajos de pomelo y su piel (bien lavada) en un recipiente con agua durante tres minutos. Deja reposar, exprime el jugo de los dos gajos, cuela la infusión y tómala al instante.

Infusión de limón

Al igual que otros cítricos como el pomelo o la naranja, el limón es un excelente aliado para nuestra salud. Sus grandes propiedades antisépticas y desintoxicantes lo convierten en el ingrediente perfecto para elaborar deliciosas infusiones depurativas. Muy útiles también para frenar la diarrea y bajar la fiebre.


Hierve agua, un trozo de cáscara de limón bien limpia y un puñado o bolsita de manzanilla durante un minuto. Deja reposar unos minutos más, cuela la infusión, añádele el zumo de un limón exprimido y tómala al instante.

Infusión de apio

El apio es un ingrediente muy común en la elaboración de sopas, pero no muy empleado en infusiones y tisanas. Su alto poder diurético y depurativo contribuye no sólo a combatir la retención de líquidos y eliminar toxinas, sino también a estimular el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento.

Hierve unos trozos de tallo de apio en agua durante un minuto y déjalos reposar al menos cinco más. Cuela la infusión, endúlzala al gusto y tómala al momento.

Infusión de laurel

Además de un excelente repelente natural de insectos, el laurel es ideal para limpiar los riñones y combatir la retención de líquidos. Agrega unas hojas de laurel a un recipiente con agua hirviendo, deja reposar de 5 a 10 minutos, cuela y ya tendrás lista la infusión, que puedes mezclar con otras plantas como manzanilla, menta o tila.

Causas y tratamientos contra la hinchazón de las manos


Seguramente en más de una ocasión hayas sentido de pronto una ligera hinchazón y presión sobre tus dedos, tanto que te ha sido difícil sacarte el anillo que empezaba a molestarte. Suele suceder mientras caminamos o a final de la tarde, pero ¿cuál es la causa que provoca la inflamación de nuestros dedos?

La hinchazón en zonas como los tobillos o los dedos se deben normalmente a la acumulación de líquidos y la mala circulación sanguínea. No obstante, existen otras razones por las que podemos sufrir este molesto trastorno:

Causas de la hinchazón


Mala circulación: La hipertensión así como el colesterol alto alteran nuestro sistema circulatorio, pudiendo provocar la dilatación de los vasos sanguíneos de las extremidades y con ello la hinchazón en dedos, manos y pies. Un trastorno asociado también a esta mala circulación de la sangre es tener las manos y pies fríos.

Sobrepeso: Uno de los problemas más asociados al sobrepeso y la obesidad es la retención de líquidos provocada por la alteración del sistema linfático que causa el tener unos kilos de más. Al igual que en el caso anterior, la acumulación excesiva de líquidos en nuestras extremidades hacen que éstas se inflamen y sintamos el famoso hormigueo en manos y pies.

Infecciones: Cuando a través de un pequeño corte o herida se introducen en nuestra piel gérmenes y provocan una infección, nuestro cuerpo se defiende, provocando la hinchazón del área afectada.

Artritis: La artritis se produce por el desgaste de los cartílagos de las articulaciones, y en la mayoría de los casos, además de restar movilidad a nuestros dedos, viene acompañada de dolor e hinchazón de la zona afectada.

Tratamiento casero para los dedos hinchados

Ejercicio contra el hormigueo y la retención de líquidos

Una buena manera de activar la circulación y eliminar los líquidos acumulados en nuestros dedos es mediante un sencillo ejercicio: Eleva tus manos y agítalas como si estuvieses saludando. Después de unos segundos, deja tus manos elevadas y mueve tu pulgar de dentro hacia afuera repetidas veces.


Otra buena opción es juntar las palmas de las manos y elevarlas por encima de nuestra de nuestra cabeza, dejándolas en el aire durante unos segundos, favoreciendo así la circulación y el movimiento del líquido acumulado.

Toma alimentos diuréticos y evita la sal

Los alimentos diuréticos nos ayudan a eliminar el exceso de líquido de nuestro cuerpo y a eliminar toxinas, siendo muy recomendables para cualquier tipo de dieta. Incluye en tu menú alimentos como el apio, los espárragos, el berro, la lechuga, el tomate, la cebolla o el té verde.

Evita la sal, favorecedora de la retención de líquidos, e incrementa tu consumo de fibra. Contribuirás a mejorar tu tránsito intestinal y reforzar tu salud.

Guantes o medias de compresión

Son una solución muy sencilla y a la vez eficaz que podemos encontrar a la venta en farmacias. Al ejercer la presión justa sobre nuestras extremidades, nos ayudan a combatir la retención de líquidos a la vez que favorecen la circulación de la sangre.


Soluciones sencillas y eficaces para reducir la hinchazón de las extremidades de forma natural. ¿Las compartimos?

Jarabe casero para calmar la tos y eliminar la mucosidad


Los mocos cumplen una función vital en nuestro organismo, sin embargo, existen diferentes ocasiones a lo largo del año en las cuales, ya sea a causa de un resfriado o una gripe, aumenta considerablemente su cantidad, convirtiéndose en un problema para la respiración. Hoy vamos a aprender a elaborar un sencillo remedio que nos ayudará a combatirlos en esas molestas ocasiones.

Aunque no lo creas, producimos entre uno y dos litros de mucosidad al día, la cual se reparte por la zona superior del cuerpo, de la nariz al tracto gastrointestinal, actuando como capa hidratante y protectora de los diferentes tejidos de nuestro organismo.

Por regla general, durante y tras la superación de un fuerte resfriado, gripe o estado alérgico, el cuerpo activa la producción de moco para eliminar los restos de virus y bacterias que puedan haber quedado en el organismo. En muchas ocasiones, la producción es tan excesiva que se hace necesaria su regulación para que no nos afecte a nuestra vida diaria.


Cómo reducir la mucosidad y calmar la tos

Existen numerosas alternativas para combatir el exceso de mocos, siendo las más empleadas los descongestionantes y antihistamínicos, que actúan estrechando los vasos sanguíneos de la nariz, reduciendo el flujo sanguíneo y la producción de moco.

Por suerte, en la naturaleza encontramos alimentos que pueden ayudarnos a combatir este problema eficaz y naturalmente, como el higo, la cebolla o el limón, alimentos con grandes propiedades antisépticas, antimicrobianas y descongestionantes, ideales para liberar y fortalecer nuestras vías respiratorias. Por otro lado, la miel nos ayuda a suavizar la garganta irritada y aporta un agradable toque dulce al jarabe.

Jarabe casero contra la mucosidad y la tos

Hierve en un litro de agua mineral 6 higos secos, una cebolla grande pelada entera y un limón. Hazlo a fuego lento y retira del fuego cuando el agua haya reducido a la mitad. Deja reposar tapada hasta que la mezcla esté tibia, cuélala y viértela en una jarra o recipiente cerrado. Añade un par de cucharadas de miel, remueve bien la mezcla y guárdala en el refrigerador.

Toma una cucharada sopera 3 o 4 veces al día. En niños usar una cuchara pequeña.

Una solución sencilla y muy eficaz para eliminar la mucosidad y combatir la tos de forma sana y natural. ¿La compartimos?

Batido de aloe vera para limpiar el hígado y quemar grasa


Depurar nuestro hígado y sistema digestivo es una acción muy saludable que nos ayuda a eliminar toxinas, mejorar la digestión, tratar el hígado graso y evitar la hinchazón abdominal; grandes beneficios que podemos obtener elaborando remedios tan sencillos como el que vamos a conocer hoy, empleando ingredientes tan comunes como el limón o el aloe vera.

El hígado graso es uno de los trastornos más asociados con el sobrepeso, razón por la cual es aún más importante tratarlo cuanto antes. Al depurar el hígado estaremos contribuyendo así mismo a activar nuestro metabolismo, algo que nos ayudará a bajar de peso con mayor facilidad. A su vez, eliminaremos de nuestro cuerpo sustancias nocivas que inciden en su correcto funcionamiento, reforzando naturalmente nuestra salud.

Para elaborar nuestro delicioso batido detox vamos a utilizar ingredientes con grandes propiedades depuradoras y digestivas:

- Aloe vera como ingrediente principal por sus grandes propiedades desintoxicantes y digestivas, que contribuyen a desinflamar nuestro vientre y mejorar el tránsito.

- Menta y limón por su agradable sabor y sus excelentes cualidades digestivas y depuradoras, ideales para tratar naturalmente el hígado graso.

- Cúrcuma, por su capacidad protectora del hígado y la vesícula, así como sus potentes propiedades digestivas y reguladoras de los ácidos estomacales. Muy útil en el tratamiento y prevención de gastritis, úlceras estomacales y problemas hepáticos.

Limpiar el hígado y desinflamar el vientre con aloe

Qué vamos a necesitar

1 tallo de aloe vera, 1 limón, menta, 1 cucharada de cúrcuma y medio litro de agua.

Cómo preparar el remedio

Pela un tallo de aloe vera, extrae la pulpa y colócala en un recipiente junto con el zumo de un limón exprimido, un puñado de hojas de menta fresca, la cúrcuma y el agua fría.

Bate los ingredientes con ayuda de una batidora hasta que quede un batido totalmente homogéneo y sin grumos. La mezcla quedará amarillenta debido al gran poder colorante de la cúrcuma.

Tómalo diariamente durante cinco días preferiblemente en ayunas, para reforzar su acción digestiva y depuradora.


Un remedio muy sencillo y eficaz para limpiar el hígado, combatir los problemas hepáticos y mejorar la digestión de forma natural. ¿Lo compartimos?

Cómo eliminar hongos de las uñas con aceite de naranja


La onicomicosis u hongos de las uñas, como se conoce popularmente a este problema, es una infección muy común que modifica el aspecto y estructura de nuestras uñas, cambiando su tonalidad y volviéndolas más gruesas, frágiles e irregulares.

Entre las causas más comunes que provocan el desarrollo de hongos en las uñas está el contagio, la humedad y la exposición continuada de nuestros pies al sudor en un zapato cerrado y sin transpiración. Tomar las preocupaciones necesarias en los baños y piscinas públicas, así como evitar el exceso de calor o humedad en nuestro calzado, reducirá significativamente las posibilidades de desarrollar hongos en los pies.

Eliminar los hongos de las uñas es un proceso lento que requiere paciencia y constancia en su tratamiento. Uno de los remedios que podemos emplear para su eliminación es el aceite de naranja, un poderoso fungicida natural obtenido de la cáscara de este delicioso cítrico y entre cuyos componentes encontramos el limoneno, linanool o cineol, sustancias que mezcladas poseen excelentes cualidades inhibidoras del crecimiento de diferentes tipos de hongos. Sigue leyendo y aprende a elaborar tu propio fungicida casero contra la onicomicosis:

Tratamiento casero contra los hongos de las uñas

Qué vamos a necesitar

Lo único que vamos a necesitar es aceite de naranja y de oliva.

Cómo elaborar el remedio

Mezcla media cucharada de aceite de naranja y media de aceite de oliva y aplícala con ayuda de un algodón sobre las uñas afectadas. Deja actuar durante cinco minutos y retira el sobrante con ayuda de un algodón limpio.

Otra opción o complemento ideal para el remedio anterior es darte un baño de pies de 15 minutos virtiendo en un recipiente cuatro vasos de agua y 16 gotas de aceite esencial de naranja.

Es importante ser constantes en la aplicación de estos remedios para acabar con los hongos, ya que es un proceso lento y que requiere de nuestra atención diaria. Ponlos en práctica al menos una vez al día (dos si es posible) y analiza su evolución pasadas unas semanas.

Cómo combatir la sudoración excesiva de las manos


La sudoración excesiva de las manos es un problema bastante común que suele estar asociado a un elevado estado de nervios durante un momento determinado y que puede llevarnos a situaciones estresantes y muy incómodas, limitándonos nuestra vida social y profesional.

El problema del sudor excesivo en las manos es conocido científicamente como hiperhidrosis palmar, y aunque suele estar aparejado al mismo problema de sudoración excesiva en otras partes del cuerpo, es en las manos donde este trastorno suele ser más visible, afectando a nuestra calidad de vida y la propia autoestima.

¿Por qué sudan las manos?

Sudar es algo normal y saludable; la forma que tiene nuestro organismo de regular la temperatura corporal y refrescar el cuerpo. Sin embargo, el sudor de las manos no está tan relacionado con este mecanismo orgánico, sino más bien con factores emocionales, de ahí la fuerte relación existente entre estrés, nerviosismo y ansiedad con el padecimiento de esta enfermedad. Cuanto más nerviosos o estresados nos encontremos, más posibilidades de sudar nuestras manos tendremos.

Combatir la ansiedad y el estrés nos ayudará no sólo a evitar la sudoración de las manos, sino también a evitar otras enfermedades y llevar un estilo de vida mucho más saludable. No obstante, si te es difícil evitar los nervios ante determinadas situaciones, estos remedios pueden serte de gran ayuda:

Remedios contra la hiperhidrosis palmar

Bicarbonato de sodio y agua

El bicarbonato sódico es una sustancia alcalina que puede ayudarnos a regular el sudor y mantener secas nuestras manos. Disuelve tres cucharadas de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua caliente (1 ó 2 vasos) y sumerge las manos en ella durante cinco minutos. Seca después con una toalla.

Polvos de talco


Los polvos de talco son, desde hace muchos años, una solución natural a problemas de transpiración excesiva. Frota cada mañana tus manos con una pequeña cantidad de talco y las mantendrás secas durante mucho más tiempo.

Baño de té verde

Además de actuar como eficaz desodorante natural, el té verde contribuye a regular el sudor. Hierve 3 o 4 bolsas de té en un poco de agua y una vez esté tibia, sumerge allí tus manos durante unos minutos.

Té verde, manzanilla y salvia

La mezcla de estas 3 plantas contribuye a regular la transpiración y nos ayuda a evitar la sudoración excesiva durante todo el día. Hierve una bolsita o una cucharada de cada uno de estos 3 ingredientes en agua, deja reposar unos minutos, cuela y bébete una infusión cada mañana.

No fumes ni tomes alcohol

El tabaco y el alcohol son dos sustancias nocivas que además favorecen la sudoración, por lo que debes eliminarlos de tu rutina diaria.


Remedios útiles y eficaces para combatir naturalmente y prevenir la sudoración excesiva de las manos. ¿Los compartimos?

Remedios sencillos y eficaces para combatir el insomnio


El insomnio es un trastorno muy común en estos días, propiciados por el ritmo de vida frenético y el estrés diario que provocan no sólo dificultad para conciliar el sueño, sino también la facilidad para despertarnos con cualquier estímulo por leve que sea. Esta falta de descanso se ve luego reflejada en nuestro estado de ánimo y en un agotamiento físico y mental bastante acentuado.

Según diferentes estudios, factores como el estrés, la ansiedad o la depresión son claves en la aparición del insomnio, por lo que cambiar nuestro estilo de vida, nuestra manera de afrontar los problemas cotidianos y relajar la mente antes de irnos a la cama es imprescindible para revertir este problema.

En la naturaleza, por suerte, encontramos un sinfín de plantas y alimentos que pueden ayudarnos a encontrar la relajación necesaria para conciliar el sueño. Sigue leyendo y descubre alguno de los mejores remedios contra el insomnio que hemos recopilado hoy para ti:

Remedios eficaces para combatir el insomnio

Infusión de valeriana

La raíz de esta planta posee propiedades sedantes que además de relajarnos nos ayuda a conciliar el sueño y dormir más profundamente. Toma de 10 a 20 gotas de extracto de raíz de valeriana cada noche un rato antes de irte a la cama, o si lo prefieres, prepárate una deliciosa infusión con sus hojas.

Infusión de tila


Al igual que la valeriana, la tila también posee grandes propiedades relajantes y sedantes que favorecen nuestro sueño. Otro de sus puntos fuertes es su capacidad para combatir la ansiedad y relajar los músculos, siendo muy recomendada también para personas que acumulan una gran tensión muscular. Tómate cada noche antes de ir a la cama una deliciosa infusión de tila y descubre sus grandes beneficios.

Infusión de lechuga

Menos conocida pero muy efectiva. La infusión de lechuga es muy fácil de realizar y combina a la perfección con la de tila o valeriana, reforzando su acción sedante y relajante que favorece la conciliación del sueño. Hierve un par de hojas de lechuga en agua durante cinco minutos y mientras reposa, añádele una bolsita de tila o valeriana. Cuela la infusión, endúlzala al gusto y acuéstate. ¡Dulces sueños!

Leche caliente

La leche es rica en triptófano, un aminoácido esencial que favorece la producción de melatonina, la hormona encargada de regular el sueño, siendo por tanto muy útil en la lucha contra el insomnio. Toma un vaso de leche caliente cada noche antes de ir a la cama para favorecer el sueño.

Aromateria: lavanda y azahar

Las flores del naranjo y la lavanda, además de deleitarnos con su agradable olor, nos aportan tranquilidad, gracias a sus efectos relajantes y ansiolíticos que nos ayudan a combatir el estrés, relajar el sistema nervioso y conciliar el sueño.

Además de en infusión, puedes emplear estas hojas o sus aceites esenciales para tomar baños, hacer masajes o ambientar la habitación donde vamos a domir. Útiles, agradables y aromatizantes.


Combatir el insomnio es fácil si sabemos cómo. Pon en práctica estos sencillos sencillos remedios y descubre por ti su gran eficacia. ¿Los compartimos?