Remedios para los pies hinchados, cansados y doloridos

pies hinchados

Es muy normal que después de un día de trabajo o ajetreo de aquí para allá, nuestros pies estén hinchados y nos duelan. ¿Quieres aprender a relajarlos, desinflamarlos y darles el descanso que merecen? En el artículo de hoy conocerás varios remedios que te ayudarán a conseguirlo de forma rápida y sencilla.

Cómo relajar los pies cansados

Remojo en sal marina y lavanda

La sal marina no sólo nos ayudará a desinflamar los pies, sino que además contribuirá a desinfectar cualquier herida, grieta o rozadura que podamos tener en nuestros pies. La lavanda por su parte nos ayudará a relajar los músculos y aportará gran frescura a la piel.

Vierte en un cubo o recipiente grande agua tibia suficiente para cubrir tus pies, 4 o 5 cucharadas de sal marina y de 10 a 20 gotas de aceite esencial de lavanda. Pon los pies a remojo en esta mezcla durante al menos 15 minutos. Sécalos después muy bien con una toalla limpia.

Remojo en romero y manzanilla

Como ya sabrás, el romero es una planta con grandes propiedades antiinflamatorias ya que favorece eficazmente la circulación sanguínea. Además de ello es muy desinfectante, por lo que nos ayudará a curar cualquier rozadura o herida que tengamos en el pie. La manzanilla por su parte contribuirá a relajar los músculos y aportar suavidad y limpieza a nuestra piel.


Hierve en un recipiente grande varios litros de agua, varias ramitas de romero y dos o tres bolsitas de manzanilla. Viértelo a continuación en un cubo o recipiente similar y añade más agua, si es necesario, para que cubra tus pies. Deja los pies en remojo durante 15-20 minutos y sécalos después con una toalla.

Remojo en sal marina, salvia y menta

Una variante de la anterior; igualmente relajante, estimulante y antiséptica. Te ayudará tanto a desinflamar tus pies como a relajarlos, refrescarlos, eliminar el mal olor y curar cualquier herida que puedas tener.


Hierve unas hojas de salvia y un par de bolsitas de menta. Vierte la infusión en un recipiente y completa con agua tibia hasta que haya la suficiente agua para cubrir tus pies. Déjalos en remojo al menos un cuarto de hora y sécalos después con una toalla.

Pulpa de aloe vera

¿Los zapatos nuevos te han hecho rozadura? entonces nada mejor que el aloe vera para curar la herida y hacer que cicatrice rápido. Frota un poco de pulpa de aloe vera sobre la zona afectada y deja que la piel la absorba. Repite varias al día.

Remedio de cebolla para eliminar cálculos y limpiar los riñones

cura depurativa para los riñones

La cebolla es un alimento con grandes propiedades curativas, especialmente eficaz para combatir enfermedades de las vías respiratorias y el riñón, gracias a sus potentes cualidades depurativas, diuréticas y antisépticas.

En artículos anteriores aprendimos a realizar un cataplasma de cebolla para combatir el asma, así como un remedio a base de cebolla para eliminar las cicatrices de la piel. En el artículo de hoy nos vamos a centrar en sus excelentes cualidades para mantener una buena salud renal, previniendo problemas como la infección de orina, los cálculos renales o la retención de líquidos. Sigue leyendo y no pierdas detalle.

Cura de cebolla para mejorar la salud renal

Cada día debemos tomar 2 litros del preparado de agua y cebolla, por lo que puedes optar por elaborarlo cada día, o preparar más cantidad y guardarla en la nevera durante un máximo de 3 días.

La preparación es muy sencilla: por cada litro de agua debes añadir una cebolla pelada y cortada en varios trozos. Opcionalmente puedes añadir también unas ramitas de perejil para aumentar el poder diurético de la mezcla. Cuece las cebollas en agua durante 7 minutos, deja reposar y guarda después en la nevera.

Cómo tomar el remedio

Toma a lo largo del día, empezando por uno o dos vasos en ayunas, dos litros del preparado añadiendo un poco de zumo de limón exprimido a la mezcla.

Este remedio es altamente diurético, por lo que debes evitar tomarlo por la noche para prevenir las ganas de ir al baño a media noche.

Recomendaciones adicionales

Durante los 9 días de duración de esta cura, debes tener en cuenta éstas recomendaciones:

- Reduce el consumo de sal y azúcar; evita los alimentos dulces (bollería industrial especialmente) y salados.

- Reduce el consumo de carne, leche y derivados lácteos. Durante estos 9 días opta mejor por legumbres, setas, pescado y fruta.

Nota final: las cebollas son muy digestivas, sin embargo hay personas que pueden no tolerarlas demasiado, por ello es importante que si pruebas este remedio y ves que no te sienta bien, lo paralices y optes por otro de los muchos remedios para limpiar los riñones que hemos compartido en artículos anteriores.

Remedios para curar la cefalea tensional

remedios para aliviar la cefalea tensional

La cefalea tensional aparece cuando, debido al estrés, la ansiedad o el cansancio, los músculos del cuero cabelludo y el cuello se tensionan, provocando un intenso dolor de cabeza acompañado de rigidez. Grandes molestias que podremos aliviar con el uso de remedios como los que hoy compartiremos.

El estrés del día a día, tensiones emocionales, malas posturas o incluso la temperatura ambiente pueden provocar la aparición de cefaleas tensionales, un tipo de dolor de cabeza muy común que suele venir acompañado de fuerte presión en la zona de las sienes, mareos o agotamiento, entre otras muchas. Relajarnos y reducir el estrés resulta clave para acabar rápidamente con este popular trastorno.

Cómo aliviar la cefalea tensional

Infusión de manzanilla, albahaca y romero

Esta infusión resulta de gran utilidad tanto para prevenir como para aliviar las cefaleas tensionales debido al gran poder analgésico y calmante de los ingredientes empleados. Toma una taza por la mañana y otra por la tarde durante una semana completa. Si lo deseas puedes tomar una más por la noche.

Hierve en un recipiente un par de hojas de albahaca y una ramita de romero. Retira del fuego, añade una bolsita de manzanilla y deja reposar durante 5-7 minutos. Cuela la infusión, endulza con miel y tómala aún caliente.

Té de menta y jazmín

El té de jazmín es uno de los más populares en china. Posee grandes cualidades sedantes y calmantes que resultan de gran ayuda para calmar los nervios y relajar los músculos. Combinado con la menta, sus propiedades se multiplican.

Hierve una taza de agua y un puñadito de hojas de jazmín. Retira del fuego, añade una bolsita de menta y deja reposar unos minutos. Cuela la infusión, endúlzala con miel y tómala 2 o 3 veces al día.

Infusión de tila y melisa

tila para calmar los nervios

Tal vez dos de las plantas más conocidas para relajar los nervios y combatir el dolor de cabeza gracias a sus grandes propiedades relajantes y antiinflamatorias. Un remedio altamente eficaz para aliviar las cefales tensionales y destensar los músculos.

Hierve agua y un puñado de melisa y tila (o una bolsita de infusión). Deja reposar unos minutos, cuela y endulza con miel. Un buen momento para tomar esta infusión es después de una ducha caliente, en un ambiente tranquilo y beberla sin prisas.


Combina estos remedios con algunos estiramientos, un pequeño masaje de sienes y/o ejercicios de relajación y verás como las cefaleas tensionales dejan de ser un problema recurrente.

Zumos caseros para subir las defensas y combatir el cansancio


El sistema inmunológico es la defensa que tiene nuestro organismo frente a las enfermedades; cuanto mejor equipado (más sano) esté, menos probabilidades tendremos de caer derrotados frente a cualquier virus o enfermedad.

Nuestro sistema inmunológico está formado principalmente por anticuerpos y linfocitos. Aunque su función primera es la de defendernos frente a cualquier virus, bacteria o elemento extraño que entre en nuestro cuerpo, un buen sistema inmune también nos ayuda a prevenir el envejecimiento celular prematuro y todo lo que ello trae consigo.

Entre los factores que pueden debilitar nuestras defensas cabe destacar el estrés y la ansiedad, la alimentación pobre (deficitaria en nutrientes), cierto tipo de enfermedades y algunos tratamientos médicos.

Jugos caseros para subir las defensas

Zumo de naranja, fresas y guayaba

Una bebida refrescante y rica en fibra y vitamina C. Mezcla el zumo de dos naranjas exprimidas con una guayaba pelada y un vaso de fresas picadas. Bátelo todo hasta conseguir la textura deseada y bébelo en ayunas.

Zumo de naranja, espinacas y grosellas

Lava bien un par de puñados de grosellas y quítales los rabitos. Lava muy bien también un puñado de hojas de espinacas y viértelo todo en un recipiente junto con el zumo de 2 naranjas exprimidas. Bátelo durante unos segundos y tómalo a primera hora de la mañana.

Zumo de naranja, manzana y zanahoria

Delicioso y muy saludable. Pela un par de zanahorias y pásalas por la licuadora para extraer su jugo. Haz lo mismo con una manzana (no es necesario pelarla pero sí lavarla bien) y añade a continuación el zumo de una naranja exprimida. Un zumo cargado de vitaminas para empezar la mañana con energías.

Zumo de pomelo, manzana y fresas

Muy rico en fibra y altamente antioxidante. Lava bien una manzana y pásala por la licuadora para extraer su jugo. Añade a continuación un puñado de fresas lavadas y el zumo de uno o medio pomelo (dependiendo del tamaño) exprimido. Bátelo durante unos segundos y tómalo al momento.

Zumo de naranja, piña y zanahorias

Pela 2 zanahorias y 3 rodajas de piña. Pásalas por la licuadora para extraer su jugo y añádeles el zumo de una naranja exprimida. Tómalo en ayunas. Una bebida altamente digestiva y energizante.

Beneficios de comer cada día una manzana verde en ayunas

beneficios de las manzanas verdes

Las manzanas son una de las frutas más populares y económicas del mercado. Existen muchas variedades, pero la verde es una de las más saludables, y por suerte para mí, la que más me gusta. ¿Quieres conocer más sobre estas pequeñas delicias de la naturaleza? No te pierdas lo que viene a continuación.

Las manzanas son ricas en proteínas, minerales, vitaminas y fibra, concretamente pectina, que es un tipo de fibra soluble que favorece la digestión de los alimentos y nos ayuda a prevenir el estreñimiento. Además de ello, resultan ideales para reducir los niveles de colesterol y glucosa en sangre, sin olvidar su gran poder saciante que contribuye a evitar el picoteo entre horas. Una opción muy saludable que no debes dejar de tomar por todas estas razones:

¿Por qué comer manzana verde cada mañana?

Elimina los radicales libres y previene enfermedades

Las manzanas verdes son ricas en flavonoides y vitamina C, poderosos antioxidantes naturales que nos protegen frente al daño de los radicales libres, causantes del envejecimiento celular prematuro y enfermedades tan graves como el cáncer.

Ayuda a controlar la diabetes

Como hemos comentado anteriormente, la manzana es rica en pectina, un tipo de fibra soluble que contribuye a retrasar la absorción de la glucosa en el intestino, por lo que resulta de gran ayuda para personas con diabetes.

Diversos estudios han demostrado que consumir manzana verde en ayunas puede reducir las posibilidades de desarrollar diabetes de tipo 2 hasta un 30%, confirmando así que es una de las mejores opciones para completar nuestro desayuno diario.

Ayuda a bajar de peso

¿Estás tratando de perder unos kilitos? Entonces no debes dejar de incluir manzana en tu dieta, ya que además de ser muy bajas en calorías, son altamente saciantes, por lo que evitará que nos entre hambre a media mañana. Cómela nada más levantarte para activar tu metabolismo desde primera hora.

Mejora la salud e higiene bucodental

¿Has comido fuera de casa y no llevas cepillo de dientes? ¡Come manzana! Te ayudará a eliminar bacterias y limpiar tus dientes, eliminando de ellos la mayor parte de los desechos y bacterias que acaban dañando la placa.


¿Te parecen suficientes razones para incluir las manzanas verdes en tu dieta? Seguro que sí. ¡A comer manzanas! :)

Los mejores licuados naturales para adelgazar y bajar barriga

jugos naturales para bajar de peso

Bajar de peso es uno de los retos que más personas persiguen en todo el mundo, y no es raro, ya que la mala alimentación, el estrés y la vida sedentaria tan asentada que tenemos en la sociedad actual está propiciando que cada vez sean más las personas que sufren de sobrepeso.

Siempre que hablamos de adelgazar hay personas que opinan que lo que tenemos que hacer es obsesionarnos menos por nuestra imagen y aprender a querer tal como somos; tienen razón, yo también lo creo así para todo, pero en el caso del sobrepeso es diferente ya que no sólo se trata de un problema estético, sino que es un problema que puede acabar afectando gravemente a nuestra salud, por lo que es importante que no nos obsesionemos pero sí que tratemos de mantenernos en nuestro peso y llevar una vida lo más sana posible.

Bebidas caseras para bajar de peso

Zumo de naranja, fresas y perejil

Un zumo rico en fibras y antioxidantes. Ideal para eliminar toxinas de nuestro cuerpo, combatir el estreñimiento y prevenir el envejecimiento celular prematuro. Una opción fresca y deliciosa para cualquier momento del día.

Vierte en un recipiente 1 taza de fresas lavadas, el zumo de una naranja exprimida y un puñadito de perejil. Bátelo todo hasta conseguir la textura deseado y tómalo al momento.

Licuado de manzana, zanahoria, remolacha y pepino

Delicioso, nutritivo, altamente hidratante y depurativo. Pela 4 zanahorias, medio pepino y media remolacha y pásalas por la licuadora para extraer su jugo. Lava bien una manzana y haz lo mismo. Mézclalo todo y tómalo al momento a cualquier hora del día. Puedes añadir unas ralladuras de jengibre si quieres aumentar su poder digestivo y adelgazante. ¡Riquísima!

Licuado de sandía y pomelo o toronja

Una bebida altamente hidratante, depurativa, saciante y antioxidante. Nos ayuda a activar el metabolismo por la mañana y limpiar el organismo en profundidad, favoreciendo con ello el funcionamiento de todos los órganos.


Vierte en un recipiente el zumo de un pomelo (toronja) exprimido y un vaso de sandía sin cáscara ni semillas. Bátelo todo durante unos segundos y tómalo nada más levantarte. Puedes tomar otro vaso a media mañana o por la tarde.

Batido de plátano, linaza y leche

Una bebida rica en fibra y potasio. Ideal para limpiar el organismo, prevenir el estreñimiento y aumentar la sensación de saciedad. Una buena idea es tomarlo antes de la comida principal para así reducir la cantidad de comida que ingerimos.


Vierte en un recipiente un plátano o banana pelada, un vaso de leche de soja y una cucharada de semillas de lino (linaza). Bátelo todo hasta conseguir la textura deseado y tómalo al momento.

Licuado de manzana, jengibre y pepino

Una bebida deliciosa y muy eficaz para depurar el organismo, mejorar las digestiones, reducir la hinchazón abdominal, bajar el colesterol y acelerar el metabolismo. ¿Vas a perdértela?


Lava bien un par de manzanas y pásalas por la licuadora para extraer su jugo. A continuación pela medio pepino y haz lo mismo. Añade algo menos de media cucharada de jengibre rallado y mézclalo todo con una cucharilla. Toma un primer vaso en ayunas y otro a media mañana o en la tarde. ¡Te encantará!

Remedios para relajar los músculos y aliviar la tensión

tensión en el cuello

En la sociedad actual imperan las prisas, la mala alimentación y el estrés, factores que son una auténtica bomba para nuestra salud y favorecen la aparición de todo tipo de problemas y dolores: es muy habitual por ejemplo que suframos tensiones en la zona de las cervicales y los hombros, causando una molestia que, dependiendo de los casos, puede llegar incluso a evitar que descansemos bien.

El dolor de cuello suele extenderse en muchas ocasiones a las zonas más bajas de la espalda, pudiendo llegar a dejarnos en la cama en los casos más extremos. Una de las formas más útiles de calmar estos dolores es hacernos un masaje, sin embargo si no cambiamos ciertos hábitos el problema volverá a aparecer pasados unos días.

Para evitar que los músculos se tensen en exceso no sólo debemos aprender a reducir el estrés, sino también cuidar nuestra alimentación para que ésta aporte a nuestros músculos los nutrientes necesarios para hacer sus funciones sin esfuerzo. Únele a ello remedios como los que hoy compartimos y verás como el dolor y la tensión desaparecen para nunca volver con tanta intensidad.

Cómo relajar los músculos y calmar tensiones

Aceite y alcohol de romero

El romero es uno de los mejores antiinflamatorios naturales que existen. Además de ello resulta muy útil para prevenir los espasmos y calambres musculares, por lo es ideal para relajar los músculos y darnos ese alivio que tanto anhelamos después de un día de estrés y tensión.

Masajea un poco la zona dolorida con aceite de esta planta y empapa después un pañuelo de papel en alcohol de romero. Cubre con film transparente (varias capas) y deja actuar durante al menos una hora. Poco a poco verás como el calor de la zona va aumentando y a la vez el dolor se va reduciendo. Un remedio muy sencillo y eficaz para desinflamar la musculatura y relajar los músculos.

Infusión de valeriana y pasiflora

Seguramente conozcas estas dos plantas ya que junto con la tila, son las más conocidas para tratar los problemas de estrés, ansiedad y nerviosismo gracias a sus poderosos efectos sedantes. A ello hay que unirle su gran poder antioxidante y analgésico, lo que las convierte en una opción ideal para combatir problemas como el insomnio o las contracturas musculares.


Prepara una infusión con estas plantas (también puedes incluir tila, melisa y/o manzanilla) y tómala tres veces al día.

Aceite esencial de lavanda

dolor en el cuello

Masajea tus músculos con aceite de lavanda realizando movimientos circulares para favorecer la circulación de la sangre, toma después una ducha caliente y verás como se descarga tu musculatura. Una gran opción para antes de irnos a la cama.

Aceite esencial de rábano

El aceite de rábano resulta muy eficaz para combatir los calambres musculares y descontracturar los músculos. Puedes usarlo para masajes o añadirlo al agua de la bañera y realizar un baño de inmersión en él. Compleméntalo con cualquiera de los remedios anteriores.

Infusión de serpol

Esta planta, similar en apariencia a la de tomillo, es rica en aceites esenciales que nos ayudan a relajar los músculos y calmar los calambres. Prepara con ella una infusión y toma de 2 a 3 tazas al día. Puedes combinarla o alternarla sin problemas con la infusión de valeriana.

Mascarillas exfoliantes para quitar los puntos negros o espinillas


Los residuos del ambiente así como el exceso de sebo de la piel se van acumulando en nuestros poros taponándolos. En contacto con el aire éstos se oxidan, dando lugar a lo que conocemos como punto negro o espinilla, un problema bastante habitual que deberíamos solucionar no sólo por lo antiestético que resulta, sino porque los poros de la piel deberían estar siempre limpios para favorecer su correcto cuidado y salud.

La zona más propensa para que aparezcan los puntos negros es la zona de la nariz y la barbilla, aunque pueden aparecer en otros muchos lugares de nuestro cuerpo. Para eliminar estos puntos negros es necesario que llevemos a cabo una limpieza profunda de la piel, para lo cual podemos optar por comprar cualquiera de los muchos productos que venden en el mercado o elaborar nuestras propias mascarillas exfoliantes con ingredientes sencillos y naturales. ¿Te interesa esta última opción? Entonces no dejes de leer lo que viene a continuación:

Mascarillas exfoliantes para eliminar las espinillas

Mascarilla de naranja y bicarbonato

Esta mascarilla resulta especialmente útil ya que combina el poder nutritivo de la naranja, que nos ayuda a cerrar los poros y dar brillo y luminosidad a la piel, con el poder exfoliante y limpiador del bicarbonato, que nos ayuda a eliminar las células muertas y los puntos negros de nuestra piel.

¿Cómo se hace? Mezcla a partes iguales bicarbonato y zumo de naranja exprimida hasta formar una pasta. Aplícala sobre la zona que vayas a tratar masajeando suavemente mediante movimientos circulares. Deja actuar durante 10 minutos, vuelve a masajear y retira después con agua fría.

Mascarilla de avena, leche y miel

Tritura unos copos de avena y agrega un poco de leche y miel hasta formar una pasta. Aplícala sobre el rostro mediante movimientos circulares. Déjala actuar 15 minutos y retira después con agua fría.
Una mascarilla altamente nutritiva y beneficiosa.

Tip extra: Baño de vapor

Antes de realizar la exfoliación es conveniente que abramos los poros de nuestra piel, algo que podemos conseguir con vapor caliente (el que desprende una infusión, una toalla caliente, etc). Si lo hacemos así los poros estarán más abiertos y la limpieza será mucho más profunda y efectiva.

Mascarillas para prevenir los puntos negros


La exfoliación no es algo que debamos hacer todos los días, con un par de veces por semana es suficiente. Para el resto de los días, y para evitar que los puntos negros vuelvan a aparecer, podemos hacer uso de mascarillas como éstas:

Mascarilla nutritiva de almendras y limón

Cada noche y con el rostro ya limpio, aplica sobre tu piel una mezcla de aceite de almendras y zumo de limón a partes iguales. Deja actuar durante 10 minutos y retira después con agua fría. Si tu piel es muy grasa úsala sólo 2 veces por semana, el resto de días puedes utilizar la de leche que te mostramos más abajo.

Mascarilla de leche y gelatina

Mezcla en un recipiente gelatina y leche a partes iguales (no demasiada cantidad). Calienta un poco la mezcla en el microondas (15 segundos) o al baño maría y aplícala sobre tu rostro. Deja actuar durante 15 minutos y retira después con agua fría.

Usos y aplicaciones del aloe vera para la salud y la belleza

aplicaciones del aloe vera

Si nos sigues desde hace tiempo seguro que ya sabes que el aloe vera es una de las plantas con más propiedades y beneficios para la salud que la naturaleza nos brinda, ya que la hemos utilizado en multitud de ocasiones para elaborar un gran número de remedios. En esta ocasión vamos a hacer una recopilación de algunas de sus mejores aplicaciones para la belleza y la salud. ¡No pierdas detalle!


Cuidado de la piel

Tal vez el uno de los usos más conocidos del aloe vera es el de atenuar las cicatrices, combatir las estrías o eliminar las manchas cutáneas. Muy útil también para tratar las quemaduras solares y acelerar la regeneración de la piel dañada.

¿Cómo aplicarlo? Frota un trozo de pulpa de aloe sobre la zona del cuerpo que quieras tratar y deja que el cuerpo la absorba. Puedes usarlo a diario para mantener tu piel hidratada, bien nutrida y muy suave. ¡Es fantástico!

Combate el acné y la piel grasa

La pulpa de aloe vera resulta ideal para regular el exceso de sebo de la piel, así como para secar los granos y desinflamar los poros de la piel, por lo que resulta de gran ayuda en el tratamiento del acné.

Frota dos o tres veces al día un trozo de pulpa de aloe vera sobre tu rostro y las zonas donde tengas acné y verás como en unos días el problema se habrá atenuado.

Combate el estreñimiento

El jugo de aloe vera es un excelente remedio para depurar el hígado y acelerar la quema de grasas, pero también resulta muy efectivo para combatir el estreñimiento y limpiar los intestinos, gracias a su alto contenido en fibra y su gran poder purgante.

Vierte en una batidora un trozo de pulpa de aloe vera y zumo de limón recién exprimido. Bátelo todo hasta conseguir la textura deseado y tómalo en ayunas a días alternos.

Combate la gingivitis y cura las llagas

¿Tienes gingivitis o te has mordido y te ha salido una llaga? Frota un trozo de pulpa de aloe vera sobre tus encías o aplícala sobre la llaga varias veces al día y verás como en menos de lo que esperas el problema estará resuelto.

Desinflama el abdomen y ayuda a bajar de peso

El aloe vera posee grandes propiedades antiinflamatorias y depurativas, por lo que resulta ideal para combatir la hinchazón abdominal y acelerar la quema de grasas. Si a ello le unimos el poder antiséptico del limón y la gran capacidad de eliminar los gases que tiene la mente, obtenemos un remedio realmente efectivo para bajar de peso y depurar el organismo.

bebida de aloe para adelgazar

Vierte en un recipiente un trozo de pulpa de aloe vera, el zumo de dos limones exprimidos, un puñado de hojas de menta y una cucharada de miel o estevia. Tómalo en ayunas a días alternos.

Mejora las digestiones y previene la acidez

Si sufres de digestiones pesadas, acidez o ardores con frecuencia, nada como tomar cada mañana en ayunas un vaso de este preparado: medio vaso de agua, el zumo de una naranja recién exprimida, un trocito de pulpa de aloe vera y una cucharada de miel. Bátelo todo hasta conseguir la textura deseada y tómalo al momento.

Cuida y protege el cabello

El aloe vera también resulta ideal para proteger nuestro cabello del uso de planchas y secadores, las inclemencias meteorológicas, el sol, la resequedad y el exceso de grasa. Licúa un trozo de pulpa de aloe para extraer su jugo y añádelo a tu champú habitual. ¡Fácil y rápido!

Elimina la caspa y te relaja

Después de lavar tu cabello, masajéate el cuero cabelludo con pulpa de aloe vera triturada. Frota mediante movimientos circulares durante varios minutos, te ayudará a desprender la caspa de tu cabeza y a la vez a relajar tensiones.