Tratamientos naturales para la otitis


La otitis es una de las enfermedades más comunes del aparato auditivo. Aparece como consecuencia de una infección que provoca dolor e inflamación en los tejidos del oído.

Dependiendo de la parte en la que se produzca la infección podemos hablar de otitis media, si afecta a la zona media del oído, o externa.

Aunque esta enfermedad afecta a personas de cualquier edad, su aparición es más frecuente en niños y personas que practican natación.

Si bien es muy recomendable tratar esta enfermedad con un médico, hoy vamos a conocer tres remedios naturales para combatir la otitis y el dolor que la acompaña; sencillos y efectivos. No dejes de probarlos:

Remedios para curar la otitis

Aceite de oliva y lavanda

Como ya vimos en un artículo anterior, el aceite de lavanda es un eficaz remedio para aliviar el dolor de oídos. Si a ello le unimos los beneficios del aceite de oliva, aumentamos su eficacia de forma significativa gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Para realizar este remedio basta con mezclar una cucharada de aceite de oliva y otra de lavanda en un recipiente, calentarlo, dejarlo enfriar unos minutos para que no nos queme, y empapar un trozo de algodón en la mezcla, aplicándolo en la zona externa del oído durante diez minutos. Después lo desechamos.

Tratamiento natural con ajo

Las propiedades curativas del ajo lo convierten en un excelente antiobiótico natural para combatir multitud de enfermedades y trastornos como las varices, la tos o para aumentar nuestras defensas.

Para aliviar el dolor producido por la otitis machamos uno o dos ajos y empapamos un algodón con el líquido que extraigamos de él. Lo aplicamos durante unos minutos sobre el oído infectado.

Aceite de oliva y cebolla

Al igual que el ajo, la cebolla posee múltiples propiedades antibióticas que nos pueden ayudar a combatir la otitis.

Para preparar este remedio mezclaremos unas gotas de aceite de oliva y otras del jugo que suelta una cebolla, y aplicamos una o dos gotas en el oído afectado.


Tratamientos sencillos que nos ayudarán a aliviar el dolor y combatir la otitis de manera natural y efectiva. ¡Pruébalos!

Cómo preparar la leche de avena y su utilidad


La leche de avena es uno de los tipos de leche vegetal que podemos encontrar en grandes supermercados y tiendas de productos ecológicos, junto a otras opciones como la leche de arroz o de soja.

Se trata de una bebida preparada con copos de avena y, al contrario de lo que su nombre indica, a base de agua y no de leche. Por lo tanto, es muy recomendada para aquellas personas que presentan intolerancia a la lactosa (como sustituto de la leche procedente de animales) y también para los seguidores de dietas vegetarianas.

Beneficios

La avena tiene muchos beneficios para el organismo y también para nuestra piel. Es una fuente de proteínas, vitaminas y minerales. También es rica en fibra, un carbohidrato que nos ayuda a prevenir el estreñimiento, reduce el colesterol al regular los niveles de glucosa, nos alivia del estrés e incluso evita ataques al corazón.

A continuación os presentamos una manera fácil de elaborar la leche de avena en nuestra propia casa:

Receta de leche de avena

Ingredientes

1 litro de agua y 8 cucharadas grandes de copos de avena.

Elaboración:

Primero tenemos que triturar los copos de avena y mezclarlos con el litro de agua. Lo ideal sería echarlo todo en una licuadora, es lo más rápido y cómodo. Pero una batidora también nos servirá, incluso podemos machacar los copos en seco en un mortero y después añadirle el agua.

Una vez obtenida esta mezcla pasamos a filtrarla con la ayuda de un colador muy fino. La consistencia obtenida va a depender de nuestro gusto, si la queremos más espesa añadiremos un par de cucharadas de avena extras, o reduciremos la cantidad si queremos una bebida mucho más líquida.

Como edulcorante podemos utilizar algunos productos naturales como la miel o bien un azúcar de tipo integral como el moreno de caña.


Una alternativa ideal a la tradicional leche de vaca, muy sana, nutritiva, deliciosa y más fácil de digerir. Anímate a probarla.

Cómo aliviar el dolor de huesos


Aunque hay quienes afirman que la sensación de dolor de huesos es falsa y que en realidad lo que nosotros notamos es cómo nos duelen las articulaciones, las personas que sufren este problema no pueden estar más en desacuerdo.

De hecho, es habitual que la gente con dolor de huesos sea capaz de "predecir" el tiempo, anticipándose a los malos días o al descenso de la temperatura. Cuántas veces hemos oído aquello de: "Me está doliendo la pierna, mañana va a llover".

Pero esta enfermedad no debe tomarse a la ligera, ya que además de las molestias y dolores que supone, puede ser un síntoma de que padecemos algún tipo de lesión o fractura, y en el peor de los casos que tenemos cáncer de huesos.

Remedios naturales para el dolor de huesos

Infusión de ulmaria

También conocida como reina de los prados, la ulmaria tiene excelentes propiedades diuréticas, anti-inflamatorias y anti-coagulantes, lo que facilita la expulsión de los ácidos de nuestro cuerpo y pueden prevenir la formación de cálculos renales.

No aconsejamos su uso en grandes cantidades, ni en niños o en personas que estén tomando algún medicamento que facilite la coagulación de la sangre.

Debemos coger un pequeño puñado de flores de ulmaria secas e introducirlas en un recipiente con agua hirviendo para logar una aromática infusión que beberemos tras cada comida, unas cuatro veces al día.

Si tenemos mucha cantidad podemos optar por darnos un baño localizado con ellas, empleando unos 25 gramos por cada litro de agua, o usar una compresa y aplicar en la parte dolorida.

Infusión de ortigas

La ortiga que encontramos creciendo salvaje en el campo tiene propiedades diuréticas, que nos ayuda a deshacernos del exceso de líquido que se acumula en nuestras articulaciones y que puede provocar el dolor de huesos. Tenemos que cocerla bien durante 10 o 20 minutos y después tomar un vaso con este remedio tres veces al día.

Remedios sencillos para acabar con el dolor de huesos de una forma más natural. ¿Los compartimos?

Propiedades y beneficios del boniato para la salud


El boniato, también conocido como batata, papa dulce o camote, es un tubérculo originario de América, similar a la patata pero distinto en su composición.

Por sus excelentes características, esta planta es muy empleada en la elaboración de todo tipo de platos y postres, así como en medicina natural.

Su elevado contenido en vitamina A convierte a este alimento en un remedio eficaz contra los problemas cutáneos como la eccema. Así mismo, previene la aparición de todo tipo de enfermedades oculares y aumenta nuestras defensas, reduciendo las probabilidades de padecer enfermedades degenerativas como el cáncer.

Su alto contenido en potasio actúa estimulando el sistema renal, ayudándonos a depurar nuestros riñones y eliminar toxinas de nuestro cuerpo, reforzando así nuestra salud.

El yodo, otro de los elementos que encontramos en abundancia en su composición, nos ayuda a metabolizar mejor las grasas, así como combatir los problemas de hipotiroidismo.

Por último, es importante destacar el gran valor energético del boniato gracias a su alto contenido en hidratos de carbono, siendo muy recomendado para momentos en los que suframos un gran desgaste de energía, ya sea por trabajo o deporte.

Un alimento muy completo que nos ayuda a mantener una salud de hierro y evitar la aparición de todo tipo de enfermedades. Inclúyelo en tu dieta y empieza a beneficiarte de sus excelentes propiedades.

Remedios caseros para blanquear los dientes


Tener una sonrisa blanca y radiante es una de las obsesiones estéticas más comunes, y es que a todos nos gustaría poder lucir unos dientes blancos y bonitos.

En artículos anteriores aprendimos a preparar un efectivo remedio natural para blanquear los dientes haciendo uso de las fantásticas propiedades del aloe vera, el bicarbonato y el agua oxigenada. Hoy vamos a ampliar esta lista de remedios contra los dientes amarillos con estas sencillas soluciones caseras. No dejes de probarlas.

Cómo blanquear los dientes

Bicarbonato de sodio y jugo de limón 

El bicarbonato de sodio es ligeramente abrasivo y se aplica frotando suavemente las manchas superficiales para volver los dientes a un tono más blanco. Es una sustancia muy alcalina (lo contrario de ácido), por lo que nos ayudará a contrarrestar la acidez del limón, formando una alianza perfecta para blanquear nuestros dientes.

¿Qué vamos a necesitar?

  • Varias cucharaditas de bicarbonato de sodio.
  • Jugo de limón (suficiente para formar una pasta).
  • Un cepillo de dientes.

Cómo elaborar el remedio:

Combinamos pequeñas cucharadas de bicarbonato de sodio con suficiente jugo de limón (o agua) para hacer una pasta. Nos limpiamos los dientes y ponemos la mezcla en el cepillo, aplicándolo durante 3 minutos. Descansamos 2 y nos enjuagamos los dientes. Repetimos el proceso dos veces a la semana.

Fresa, sal y bicarbonato de soda 

Las fresas son ricas en vitamina C, y pueden ayudarnos a romper la placa que está provocando que los dientes tengan un color amarillento. También cuenta con una enzima llamada ácida málica, que nos ayuda a eliminar las manchas superficiales. El bicarbonato de sodio, por su parte, es la guinda que hace de éste un remedio efectivo.

¿Qué vamos a necesitar?

  • De una a tres fresas grandes.
  • 1/2 Cucharadita de bicarbonato de sodio.

Cómo preparar el remedio:

Trituramos las fresas y añadimos ½ cucharadita de bicarbonato de sodio. Nos limpiamos bien los dientes, untamos una porción de la mezcla a un cepillo y nos lo aplicamos con suavidad durante unos minutos. Pasado el tiempo, nos enjuagamos. Repetimos el proceso de cuatro a cinco veces por semana.

Enjuague de aceite de coco

Enjuagarse la boca con aceite de coco es uno de los remedios más antiguos que existen para blanquear los dientes, eliminar el mal aliento y mejorar la salud de nuestras encías, combatiendo la aparición de enfermedades como la gingivitis.

¿Qué vamos a necesitar?

  • Una cucharada de aceite de coco

Cómo elaborar el remedio:

Por la mañana, antes de cepillarnos los dientes, nos enjuagamos la boca durante un minuto con una cucharada de aceite de coco. Nos enjuagamos otra vez con agua y nos cepillamos los dientes con normalidad.


Sencillos remedios que nos ayudan a tener una sonrisa blanca y radiante de manera natural. ¿Te animas a compartir estos consejos?

Remedios para las piedras en el riñón


Uno de los dolores más fuertes del mundo después del embarazo dicen que es el cólico nefrítico, el cual se produce por las famosas piedras en el riñón. Cuando no son capaces de liberar las toxinas, se origina la temida cristalización de minerales, creando de la nada unas pequeñas piedrecitas que hacen que provoquen un dolor terrible y una obstrucción a la hora de intentar orinar.

Limpiar nuestros riñones con asiduidad es una de las formas más eficaces de evitar la aparición de este problema. Hoy además, vamos a conocer algunos de los mejores remedios caseros para acabar con las piedras en el riñón de manera natural. No pierdas detalle:

Apio

Esta hortaliza es muy útil y sana porque favorece la micción, por lo que, si la consumimos de forma habitual, liberaremos antes todas las toxinas sin tener que sufrir esta enfermedad porque estaremos limpios por dentro.

Jugo de Granada

Es bien sabido que este producto natural es uno de los más beneficiosos para nuestra salud tanto física como mental. Pero lo mejor viene cuando se sabe que sus pequeñas semillas son un potente remedio casero para las piedras en el riñón. Quizás se debe a sus propiedades de acidez, pero un buen jugo de granada como os decimos, os vendrá de perlas para este dolor.

Vinagre de Manzana con Aceite y limón

Este es quizás el más habitual, pero el más frecuente porque verdaderamente ayuda. No hablamos de curas milagrosas, sino de remedios caseros probados. Al notar uno de los primeros dolorosos síntomas de esta afección, combinar en un vaso aceite de oliva (2 cucharadas grandes) con 2 grandes de limón. Después lo ingerimos y volvemos a rellenar un vaso igual pero con 10 cucharadas de agua y 1 cucharada de vinagre de manzana tomándolo varias veces durante todo el día hasta que veamos que los síntomas empiezan a desaparecer o al menos, calmarse.

Cola de Caballo

Este producto que tan de moda se puso hace unos años es muy efectivo si lo ingerimos a modo de té contra las piedras en el riñón. Lo recomendable son 2 vasos o tazas cada día o si no quieres te y quieres cápsulas, también funciona con este saludable producto.

Remedios para desintoxicar nuestro organismo


Con el paso de los años nuestro cuerpo va acumulando una serie de elementos perjudiciales para la salud. Por lo tanto, se hace necesario limpiar regularmente nuestro organismo de este tipo de sustancias que se concentran en mayor proporción en nuestro sistema digestivo.

Estas toxinas que se acumulan en los riñones, hígado e intestinos, impiden que nuestro cuerpo absorba adecuadamente los nutrientes, proteínas y carbohidratos presentes en los alimentos. También es una causa de que aparezcan hinchazones en algunas zonas y dificulta enormemente la pérdida de peso.

Limpiar nuestro organismo tiene una serie de beneficios para la salud. Por una parte vamos a disminuir el dolor de cabeza, el mal aliento y en general los problemas de estómago. Por otra, nos ayuda a controlar el colesterol, mejora nuestra digestión e incluso puede servir para eliminar manchas indeseables de la piel.

¿Cómo limpiar nuestro organismo?

Remedio con aceite de oliva y limón

Te proponemos un método muy sencillo que debes seguir durante al menos una semana y que se basa en tomar un vaso con agua, aceite y limón una hora antes de irnos a la cama.

Las cantidades exactas son: medio vaso de agua, el zumo de medio limón y dos cucharadas grandes de aceite de oliva virgen extra.

Simplemente debemos mezclar todos los ingredientes y beber un vaso diario como antes hemos mencionado.

Cuidemos nuestra dieta

Recuerda que durante el tiempo que estemos tomando el agua con aceite y limón debemos llevar una alimentación sana, para que la acción desintoxicante actúe a plena potencia. Por lo tanto, debemos evitar el alcohol, los refrescos con mucho azúcar, las comidas grasas y la cafeína. Una dieta en la que bebamos mucha agua y comamos alimentos bajos en calorías, como frutas y verduras, es la más aconsejada.

Remedios contra la hipertensión


La hipertensión es un problema muy grave que afecta a las personas generalmente en edad adulta. Tener la tensión alta significa que nuestro corazón trabaja en exceso para bombear la sangre al resto de nuestro organismo, con lo que a la larga puede producir ataques cardíacos o trombosis cerebral.

Los motivos de esta enfermedad son muchos, pueden deberse a los malos hábitos adquiridos por nuestro estilo de vida o producirse a través del desarrollo de otros problemas de salud, como la diabetes, el exceso de peso o infecciones del riñón.

Las enfermedades mentales como la ansiedad o episodios de estrés también pueden provocar la aparición de la hipertensión. Por lo que no debemos de olvidarnos también de cuidar nuestro estado de ánimo.

Remedios naturales para la tensión alta

Ungüento de limón y perejil

Con la ayuda de una licuadora batimos el limón entero, incluso con su piel, junto al perejil. Todo lo que tenemos que hacer es tomar un vaso pequeño de este líquido en ayunas, ya que ambos ingredientes aportan de manera natural una serie de propiedades diuréticas.

Los alimentos diuréticos nos van a ayudar a eliminar los líquidos que retiene nuestro cuerpo y que muchas veces son el origen de la hipertensión. Otra opción de beneficiarnos de estos alimentos es exprimir el limón en agua caliente, añadir un poco de perejil picado y tomarlo como infusión.

Elimina la sal de tus comidas

La sal, al contrario que el limón, va a provocar que nuestro cuerpo retenga líquidos, lo que añade más trabajo a nuestro corazón. Usa otros tipos de sales, como la yodada, que son menos perjudiciales para nuestro organismo que la sal normal. Y en  todo caso, nunca consumas más de una o dos cucharadas al día.

En cuanto tu paladar se acostumbre a las comidas "sosas" no notarás la diferencia.

Tratamientos caseros antiarrugas


Cuando llegamos a cierta edad es inevitable que empecemos a notar en nuestro cuerpo y en el rostro el peso de los años, es decir, que es cuestión de tiempo que aparezcan esas arrugas que tanto detestamos. En el mercado podemos encontrar multitud de cremas de grandes marcas que han sido comercializadas para ayudarnos a prevenir las arrugas, pero si estamos buscando una cura más natural para ello, aquí te traemos algunas propuestas.

Y recuerda, estos remedios son totalmente naturales y no tienen ningún tipo de contraindicación, a menos que seas alérgico a alguno de sus componentes. Si no lo tenemos del todo claro lo mejor es que acudamos al médico.

Otra opción es untar un poco de nuestra crema en el dorso de la mano y esperar a que pasen 24 horas. Si transcurridos ese tiempo no notamos hinchazón, rojez o algún otro tipo de reacción en nuestra piel, entonces todo irá bien.

Las mejores cremas naturales contra las arrugas

Crema de zanahoria

La zanahoria tiene una enorme capacidad antioxidante que actúa rejuveneciendo nuestras células y por tanto nos ayuda a ralentizar el envejecimiento de nuestra piel.

Para aplicar este remedio tenemos que mezclar agua y zanahoria en una batidora o licuadora y preparar una crema. Posteriormente vamos a untarla en nuestra piel durante unos 10 minutos y después la limpiaremos con agua. Mejor si no nos da el sol en la parte tratada, así evitamos que con el uso constante queden marcas.

Loción de leche

Los productos lácteos presentan un alto índice de ácidos alfa-hidróxidos, que al igual que la zanahoria tienen un efecto rejuvenecedor en nuestra piel, ya que nos ayudan a eliminar las células muertas a la vez que estimulan el crecimiento del colágeno. Para ello sólo tenemos que mojar un trozo de tela en leche y aplicarla en la zona afectada. Dejamos actuar durante unos diez minutos y pasado este tiempo eliminamos el resto.


Sencillos remedios que nos ayudan a mejorar el aspecto de nuestra piel de forma natural. ¿Te animas a compartirlos?