Remedios contra los gases o flatulencias

El ser humano produce entre medio litro y dos litros de gas diariamente, siendo expulsado en forma de eructos o flatulencias en una media de unas 14 veces al día.

Este gas que acumulamos en el aparato digestivo tiene principalmente dos orígenes: el aire que tragamos al beber o ingerir alimentos, y la descomposición de éstos durante la digestión. Cuando su concentración es elevada puede causar dolor e hinchazón abdominal.

Entre las causas más comunes que provocan la aparición de flatulencias caben destacar los malos hábitos en la mesa, como comer rápido y con la boca abierta, así como el estrés, el estreñimiento y ciertos medicamentos como los tranquilizantes y antiinflamatorios.

Remedios para eliminar los gases o flatulencias

Infusión de manzanilla, anís y canela: Tres ingredientes naturales especialmente indicados para los casos de flatulencia, ya que contribuyen a mejorar la digestión, evitando la acumulación de gases y combatiendo el dolor abdominal causado por éstos. Un remedio muy recomendado que podemos tomar después de cada comida.

Limonada: Al zumo/jugo de un limón le agregamos medio vaso de agua y un poco de azúcar. Tomarnos una limonada con cada comida también es un excelente remedio para evitar las flatulencias y combatir los ardores.

Ensalada de lechuga: Un ingrediente ideal para combatir los gases es la lechuga, ya que además de ser rica en vitaminas, contiene gran cantidad de fibra, lo que nos ayuda a mejorar nuestro tránsito intestinal y combatir la producción de gases.

Frutas digestivas: Tanto la piña como la papaya contienen enzimas que nos ayudan a realizar mejores digestiones y con ello evitar el exceso de gases.


Si te han parecido interesantes estos remedios, no te olvides de compartirlos.

Remedios caseros para eliminar la cera del oído

En la piel que recubre el conducto auditivo externo encontramos unas glándulas que segregan una sustancia amarillenta llamada cerumen, cuya función es lubricar la membrana del conducto, así como conservar la humedad que requiere y protegerlo de agentes externos como el polvo del aire e insectos.

Este cerumen o cera de oído se tiene que ir renovando, por lo que el conducto auditivo cuenta con un mecanismo para su eliminación, el cual consiste en ir deslizando este sobrante hacia la zona externa del mismo, siendo eliminado por completo cuando nos lavamos las orejas.

Debido a la poca eficacia que ofrece el mecanismo de eliminación de cerumen de forma natural, nos vemos obligados a buscar otras alternativas para sacar la cera de oído de manera regular, y la más recurrente son los bastoncillos para el oído, otro método que tampoco es el mejor, ya que en muchas ocasiones lo que conseguimos es introducir aún más adentro el cerumen, llegando incluso a compactarlo y facilitar la formación de tapones de cera.

Remedios para eliminar el cerumen

Aceite de oliva: Por sus excelentes propiedades, el aceite de oliva es muy empleado en la medicina natural para múltiples remedios, como fortalecer el cabello débil o en la preparación de mascarillas caseras para la piel seca.

Para eliminar el cerumen, calentaremos una cucharada de aceite y unas gotas de agua. Cuando la mezcla esté tibia -muy importante comprobar que no queme para evitar daños en el conducto auditivo-, nos la introducimos en el oido y la dejamos actuar durante diez minutos, inclinando la cabeza hacia un lado para evitar que el líquido se salga. Después nos enjuagamos el oido con agua tibia.

Repetimos el proceso con el otro oído, dos veces por semana.

Manzanilla y aceite de oliva: Dejamos macerar un puñado de hojas de manzanilla en aceite de oliva durante tres días. Pasado ese tiempo, y con la ayuda de un cuentagotas, vertemos tres en cada uno de los oídos. Repetimos el proceso tres veces por semana.

Cebolla: Picamos el centro de una cebolla, lo ponemos en una gasa y apretamos para sacarle el jugo. Seguidamente vertemos varias gotas en cada oído dos veces por semana. Con esto conseguiremos que el cerumen se ablande y salga con mayor facilidad.


Si te han parecido interesantes estos remedios, no te olvides de compartirlos.

Remedios caseros para eliminar callos y durezas

Las personas, a lo largo de nuestra vida, caminamos una media de más de cien mil kilómetros, lo que equivale a darle la vuelta al mundo más de dos veces.

A pesar de este tremendo sacrificio, los pies suelen ser la parte que menos cuidamos de nuestro cuerpo, acordándonos de ellos sólo cuando nos dan problemas, como callosidades, talones agrietados o pies hinchados.

En el artículo de hoy aprenderemos a aliviar el dolor causado por los callos y varios remedios caseros contra las durezas, que no es más que la respuesta que tiene nuestro organismo para proteger zonas de piel donde se produce mucho roce o fricción, acumulando células muertas para aumentar así su resistencia.

Cómo aliviar el dolor y eliminar callos y durezas

Piedra pómez y cebolla: La famosa piedra pómez es ideal para eliminar callos de manera sencilla. Combinado con el poder de la cebolla para ablandar las durezas, logramos un remedio muy eficaz.

Cada día, después de usar la piedra pómez, nos frotamos durante dos minutos una rodaja de cebolla por las callosidades. Poco a poco veremos como irán desapareciendo.

Hojas de puerro: Dejamos macerar un puñadito de hojas de puerro en vinagre de vino durante al menos un día. Después las aplicamos sobre el callo durante veinte minutos y seguidamente frotamos con la piedra pómez. Al estar blando podremos acabar con los callos con facilidad.

Aspirinas: Este remedio es muy eficaz para aliviar el dolor e igualmente reblandecer el callo. Machacamos dos aspirinas y las mezclamos con unas gotas de agua y limón. Nos aplicamos la pasta resultante sobre el callo y lo envolvemos con una toalla caliente durante quince minutos. Después podemos usar la piedra pómez para eliminarlo.


Si te han parecido interesantes estos remedios no te olvides de compartirlos.

Remedios caseros para la tos

La tos persistente es un problema incómodo, más aún cuando viene acompañada de dolor de garganta, ya que seguimos irritando una zona que ya está muy sensible.

Aunque la tos suele aparecer como consecuencia de afecciones de las vías respiratorias, otra de las causas comunes suele ser el propio estrés, que va aumentando debido al nerviosismo que nos provoca la tos.

En el artículo de hoy vamos a aprender cuatro remedios naturales que nos ayudarán a acabar con la tos de manera natural y efectiva: tres infusiones y un puré natural casero.

Remedios naturales contra la tos

Infusión de tila y miel: Esta mezcla es ideal para aliviar la tos, ya que por un lado, la tila nos relajará, reduciendo nuestro estrés, y la miel actuará suavizando nuestra garganta y calmando el dolor.

Tomar dos o tres infusiones en cualquier momento del día.

Infusión de regalíz, poleo, malva o tomillo: Cualquiera de estas plantas son buenas para combatir la tos, gracias a sus excelentes propiedades antitusivas. Acompañamos de miel para endulzar.

Tos seca: Uno de los mejores remedios que existe para acabar con la tos seca es mezclar un trozo de tomillo con una cucharada de aceite de oliva y un diente de ajo. Machacamos todo bien y nos lo tomamos una o dos veces al día.

Tos crónica: Si lo que sufres es tos crónica, prueba a prepararte una infusión a partes iguales de agua, limón, pulpa de aloe vera y tres cucharadas de miel. Tomada con frecuencia, consigue reducir los ataques de tos en pacientes crónicos.


Si te han parecido útiles estos remedios, no te olvides de compartirlos.

Vídeo: Zumos para depurar nuestro organismo

Hace unos meses inauguramos nuestro canal en youtube, en el que ya aprendimos a preparar unos zumos para bajar el colesterol y para limpiar el hígado.

En el vídeo de hoy vamos a hacer una rutina para depurar nuestro organismo, la cual consiste en un día de ayuno en el que sólo tomaremos infusiones y zumos naturales, consiguiendo así eliminar de nuestro cuerpo toxinas y mejorando nuestra salud.


Como has podido comprobar es una rutina muy simple y económica, que si contamos con el permiso de nuestro médico, todos deberíamos realizar al menos una vez al año. Nuestra salud nos lo agradecerá.

Recuerda suscribirte a nuestro canal en youtube para no perderte ninguna novedad, así como compartirlo y seguirnos en las redes sociales, Facebook, Google+ y Twitter. ¡Te esperamos!

Remedios y consejos para acabar con las cucarachas

Con la llegada del calor empieza a proliferar también la comunidad de cucarachas que se autoinvitan a nuestro hogar, un problema que se ve agravado en las casas más antiguas, ya que sus cañerías después de tanto uso suelen estar más sucias y deterioradas.

Lo primero que tenemos que hacer para evitar la aparición de cucarachas es tener siempre limpia la casa -en este artículo vimos como el vinagre y la naranja podían ayudarnos en esta tarea-, tirar la basura diariamente, no dejar comida en cualquier sitio, y lo más importante, mantener limpias y desatascadas las cañerías. Para ello lo que haremos será tirar agua hirviendo y amoniaco por todos los desagües de la casa.

Cómo acabar con las cucarachas en el hogar

Laurel: Las cucarachas detestan su olor, así que colocaremos hojas de laurel por todas las habitaciones. De esta manera conseguiremos repelerlas.

Trampa casera: Colocamos un trozo de cartón con pegamento por la parte de arriba y un puñadito de azúcar o comida. Cuando la cucaracha se acerque a por ella se quedará pegada. Ideal para usarla en combinación con el laurel.


Si te ha parecido interesante, no te olvides de compartirlo.

Remedio contra los puntos negros o espinillas

Las espinillas o puntos negros se forman por la acumulación de grasa en los poros de la piel, que al entrar en contacto con el aire se oxida, adquiriendo ese color oscuro tan característico.

Además de un problema estético, lo es también de salud, ya que al taponar los poros, éstos no pueden cumplir con sus funciones correctamente.

Las personas con piel grasa son las más propensas a tener espinillas, en mayor proporción en la nariz, frente y espalda. Dependiendo de nuestro tipo de piel, los puntos negros pueden aparecer también otras zonas del cuerpo, como los brazos o los pómulos.

Anteriormente aprendimos unos sencillos tips para eliminar los puntos negros. Hoy vamos a ampliar la lista con este sencillo remedio natural, lo único que vamos a necesitar es avena, limón y yogur natural:

Remedio casero contra las espinillas

Esta mascarilla anti puntos negros es perfecta para combatir este problema, ya que la avena actuará como exfoliante natural, el yogur hidratará nuestro cutis y el limón nos ayudará a disimular las manchas y secar la piel.

Mezclamos en un bol una cucharadita de avena, el zumo de medio limón y un par de cucharadas de yogur natural. Después nos lo aplicamos sobre el rostro dando pequeños masajes circulares. Dejamos actuar durante cinco minutos y retiramos con agua fría.

Repetir el proceso un par de veces a la semana.


Si te ha resultado útil este remedio, compártelo en las redes.

Remedios para reparar los labios agrietados

Los labios son una de las zonas más sensibles de nuestra cara, ya que al estar únicamente recubiertos por una fina capa de piel, los agentes externos como el viento, el frío o el calor pueden deteriorarlos con facilidad, provocando la aparición de grietas, asperezas y sequedad.

Tener unos labios bonitos y sanos todo el año no es difícil, tan sólo hemos de buscar la manera de mantenerlos hidratados y protegidos en todas las estaciones.

En el artículo de hoy aprenderemos a reparar los labios agrietados de manera rápida y totalmente natural. Emplearemos únicamente aloe vera y pepino, una hortaliza que al estar compuesta en su mayor parte por agua, es ideal para la preparación de mascarillas caseras hidratantes y mejorar el aspecto de codos y rodillas, entre otras utilidades.

Cómo hidratar los labios secos y agrietados

1- Lavamos bien un pepino, para eliminar cualquier bacteria que pueda contener, y cortamos una rodaja.

2- Nos pasamos la rodaja de pepino por los labios, con suavidad y varias veces, para que queden bien impregnados.

3- Después, sin secarlos, repetimos el proceso pero ésta vez con la pulpa del aloe vera.

El resultado es visible a las pocas horas, un alivio instantáneo.


Si te ha parecido interesante este remedio, no te olvides de compartirlo.

Remedio casero para curar el dolor de garganta

El dolor de garganta abarca desde irritaciones leves, hasta afecciones más complejas como la amigdalitis o faringitis, por lo que la eficacia de este remedio será más o menos efectiva dependiendo del grado de irritación que suframos.

Entre los factores que pueden provocar el dolor de garganta, encontramos el haber hablado demasiado durante el día -como puede ser en el caso de trabajos de cara al público, profesores y demás profesiones similares-, haber permanecido durante mucho tiempo en lugares con altas concentraciones de humos, o el más común, habernos expuesto a grandes cambios de temperatura.

Si has perdido la voz, el macerado de cebolla para curar la afonía que aprendimos a preparar en un artículo anterior puede ser tu solución. Si lo que sufres es irritación, además de la infusión que prepararemos hoy, puede interesarte también aprender a preparar unos eficaces jarabes naturales para el dolor de garganta o incluso acabar con el carraspeo con este eficaz tratamiento contra la carraspera.

Infusión miel y limón para el dolor de garganta

- Ponemos en un recipiente agua y una cucharadita de tomillo y lo hervimos durante dos o tres minutos.

- Una vez hervida, colamos el agua y le agregamos el zumo de medio limón pequeño.

- Dejamos reposar unos minutos y endulzamos con un par de cucharadas de miel.

Un remedio muy eficaz, ya que mientras que el limón actúa como antiséptico, arrancando la infección, la miel nos ayuda a proteger y suavizar la garganta dolorida.

Si te ha parecido interesante, no te olvides de compartirlo.