Jabón casero de manzanilla para eliminar las arrugas


La manzanilla es una hierba muy común que todos hemos utilizado alguna vez para preparar una deliciosa infusión; y es que además de económica y abundante, los beneficios que esta planta aporta a nuestra salud son muy variados.

Debido a sus excelentes propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, la manzanilla se usa con frecuencia para tratar todo tipo de problemas digestivos, así como en la elaboración de remedios para combatir los gases y regular los trastornos menstruales, entre otros.

En nuestra lucha contra las líneas de expresión, la manzanilla nos va a ayudar favoreciendo la formación de colágeno, reparando y regenerando nuestro cutis desde el interior. Para ello vamos a preparar un sencillo jabón casero antiarrugas que usaremos a diario.

Cómo eliminar las líneas de expresión de forma natural

Ingredientes

Para la elaboración de nuestro jabón natural contra las arrugas emplearemos únicamente manzanilla y un jabón de glicerina, que es un jabón neutro para la piel.

Preparación

Vertemos en un recipiente dos tazas de agua y tres bolsitas de manzanilla o un buen puñado de hojas de esta hierba y lo llevamos a ebullición.

En cuanto comience a hervir añadimos el jabón de glicerina que previamente habremos cortado en varios trozos más pequeños y comenzamos a mover para evitar que se pegue con ayuda de una cuchara de madera. Pasados unos minutos debería haberse derretido. Retiramos del fuego y lo vertemos en un molde que previamente habremos untado con aceite de oliva o vaselina.

Dejamos endurecer toda la noche y a la mañana siguiente desmoldamos y listo, ya tenemos preparado nuestro jabón casero de uso diario. Fácil y rápido.


¿Te animas a elaborar tu propio jabón antiarrugas? Compártelo en las redes.

Jarabe afrodisíaco casero para aumentar el deseo


Los afrodisíacos han existido desde el inicio de nuestra historia, prueba de ello es que la mayoría de los remedios afrodisíacos que conocemos hoy día se utilizaban ya hace miles de años.

Aunque estudios científicos no han podido demostrar la efectividad o no de los afrodisícos, lo cierto es que la sociedad los ha aceptado como potenciadores del deseo, ya sea por las propias experiencias vividas o por la historia que tienen detrás.

Hoy vamos a aprender a realizar un jarabe afrodisíaco casero de origen árabe. Tan sólo necesitaremos miel, agua, dátiles, sésamo o ajonjolí y regaliz rallado. Todos estos productos los podemos comprar en supermercados o herbolarios.

Cómo preparar un jarabe afrodisíaco casero

Cortamos los dátiles en trozos y los añadimos, junto con el resto de ingredientes, salvo la miel, en un recipiente con cinco tazas de agua. Dejamos hervir a fuego lento hasta que se reduzca a la mitad. En ese momento retiramos del fuego, añadimos una cucharada de miel y dejamos que se disuelva. Una vez frío, podemos tomarlo cada vez que lo necesitemos.

¿Te animas a probar este remedio afrodisíaco? Fácil, económico y natural.

Rutina de ejercicios contra el estrés


El estrés es uno de los grandes problemas que afecta a la población mundial moderna y que podemos definir como un estado de tensión persistente. Si esta situación se prolonga durante mucho tiempo, nuestra salud puede sufrir graves daños, por lo que es importante que aprendamos a neutralizar el estrés.

En la prehistoria el estrés cumplía un objetivo fundamental en la vida de las personas, ya que era el mecanismo que tenía el cuerpo para mantenerse alerta ante los peligros que acechaban a la vida del hombre de las cavernas.

Hoy en día la vida los peligros a los que nos solemos enfrentar son menores, por lo que el estrés deja de tener sentido; lo único que crea en nuestro organismo son graves desequilibrios internos que afectan a nuestra salud.

Ejercicios contra el estrés

Respiración profunda

De pie, separamos las piernas el ancho de nuestra cadera y colocamos las palmas de nuestras manos, una encima de otra, sobre el ombligo. Inspiramos profundamente sintiendo como se expande nuestro estómago hasta la zona que queda situada debajo del ombligo. Sostenemos la respiración un par de segundos y exhalamos hasta expulsar todo el aire que haya en nuestro estómago.

Mesa invertida

Nos sentamos en el suelo con las plantas de los pies apoyadas en él, rodillas flexionadas, piernas separadas el ancho de nuestra cadera y las manos situadas a cada lado del cuerpo, con los dedos mirando hacia adelante.

Inspiramos y levantamos la cadera del suelo hasta que nuestra espalda quede paralela al suelo, como una mesa. Mantenemos unos segundos y al exhalar volvemos a la posición de inicio. Repetir varias veces.

Estiramiento de la musculatura posterior

Tumbados en el suelo boca arriba, colocamos los brazos a ambos lados del cuerpo y elevamos las piernas estiradas situando las plantas de los pies en dirección al techo.

Despegando los hombros del suelo, elevamos el tronco hasta donde podamos y, abrazando con los brazos las piernas, mantenemos unos segundos. Repetimos varias veces.

Con este ejercicio estiramos toda la musculatura posterior de nuestro cuerpo, de cuello a talones.


Y tú, ¿sufres de estrés? Comparte estos ejercicios con tus amigos.

Propiedades curativas de la canela


El árbol de la canela es un árbol de unos diez metros de altura originario de Sri Lanka, cuya corteza interna es la que empleamos como especia tanto en la elaboración de platos como en la preparación de remedios naturales para todo tipo de dolencias, gracias a sus múltiples beneficios para la salud:

- Los aceites esenciales de la canela cumplen una gran función digestiva, ya que estimulan la salivación y jugos gástricos, además de regular la acidez del estómago, lo que favorece la digestión y nos ayuda en la lucha contra enfermedades del aparato digestivo como las úlceras y otros trastornos como la diarrea.

- La canela también estimula la circulación sanguínea y evita que los hidratos de carbono se conviertan en ácidos grasos, lo que favorece la reducción del colesterol y triglicéridos en sangre, razón por la cual está recomendada para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

- Sus propiedades antibacteriana y expectorante la convierten en una poderosa solución natural contra los resfriados, la tos, la bronquitis, el asma y todo tipo de enfermedades respiratorias.

- Distintos estudios han revelado también que la canela reduce los niveles de glucosa en sangre, convirtiéndose así en una gran aliada contra la diabetes.

- Empleada en tés e infusiones, la canela es también perfecta para perder peso.

Para ello herviremos un par de ramitas de canela en un recipiente con agua durante un par de minutos, dejamos reposar y endulzamos con miel. Nos lo tomamos cada mañana en ayunas y por la noche antes de acostarnos.


¿Conocías los beneficios de la canela? Compártelos con tus amigos.

Remedio natural contra el colon irritable


El síndrome del intestino irritable o colon irritable, como se conoce popularmente, es una enfermedad crónica que afecta a nuestro ritmo intestinal, provocando también en la mayoría de los casos la aparición de dolores abdominales.

Aunque aún no se ha podido determinar la causa exacta que provoca la aparición de esta enfermedad, podemos afirmar que trastornos psicológicos, así como intolerancias alimenticias, gastroentiritis, cambios hormonales o genética influyen en la aparición del colon irritable.

Al ser un problema crónico no podemos erradicarlo por completo, pero si combatir sus síntomas y llevar una vida mucho más tranquila, agradable y sin dolores frecuentes.

Anteriormente descubrimos cómo la manzana y el salvado de trigo, como buenos reguladores de la flora intestinal, podían ayudarnos a aliviar los síntomas del colon irritable. Hoy vamos a ver cómo la manzanilla y el jengibre también nos ayudan a combatir este problema.

Infusión de manzanilla contra el colon irritable

Colocamos en un recipiente medio litro de agua y le agregamos un puñado de manzanilla y medio jengibre troceado. Hervimos durante diez minutos y pasado ese tiempo, lo dejamos reposar durante otros diez más. Endulzamos con miel y nos lo tomamos diariamente.

Beneficios de la manzanilla y el jengibre para el colon irritable

El jengibre está muy recomendado para todo tipo de problemas digestivos, ya que su efecto calmante nos ayuda a mejorar nuestras digestiones y reducir la inflamación de la próstata, entre otros beneficios.

Por su parte, la manzanilla, por su gran propiedad antiinflamatoria, es ideal para aliviar la irritación e inflamación de nuestro intestino, combatiendo de manera efectiva los síntomas del colon irritable.

También podemos emplearla para reducir las varices, eliminar el cerumen o combatir los gases, como ya vimos en artículos anteriores.


Si te ha parecido interesante, recuerda compartirlo.

Cuidados y tratamiento natural para cabellos teñidos


El cabello teñido, a diferencia del cabello natural, requiere cuidados especiales para evitar que éste se dañe o debilite, por lo que además de usar un buen acondicionador y champú específico para color, podemos ayudarnos de las excelentes propiedades naturales que encontramos en algunas plantas y frutos como el aloe vera o el aguacate.

Cuando nos teñimos el pelo, debemos también tener en cuenta también que éste se puede deshidratar y caer con mayor facilidad, haciéndose imprescindible que tomemos algunas medidas adicionales para su cuidado, destacando el uso moderado del secador y la plancha, así como el enjuague con agua muy caliente, ya que todas estas acciones aumentan el riesgo de deshidratación de nuestro cabello.

Remedios naturales para el cabello teñido

Aguacate

El aguacate, también conocido como palta en algunos países, es altamente hidratante, por lo que es muy frecuente su uso en la elaboración de mascarillas caseras para piel seca.

Para proteger nuestro cabello teñido machacaremos medio aguacate con ayuda de un tenedor hasta formar una pasta. Nos lo aplicamos directamente sobre el pelo mediante masajes circulares, y lo dejamos actuar durante quince minutos. Pasado ese tiempo retiramos con agua tibia.

Aloe vera

Las propiedades de esta planta son tan amplias que se emplea para la elaboración de multitud de remedios caseros, desde tratar el hígado graso hasta combatir la tos o blanquear los dientes.

Empleado en cabellos teñidos, además de protegerlos, los dotará de brillo y volumen. Para ello basta con machacar un trozo de pulpa de aloe y una cucharada pequeña de aceite de oliva. Nos lo aplicamos, al igual que el caso anterior, mediante masajes circulares, dejándolo actuar durante quince minutos. Retiramos con agua tibia.

Y si ya tienes el pelo estropeado, aprende en estos artículos anteriores cómo puedes hidratar el cabello seco y reparar las puntas abiertas de forma natural y sencilla.


Si te ha parecido interesante, no te olvides de compartirlo con tus amigos.

Remedios para combatir el mal aliento


La halitosis o mal aliento es una afección bastante común que suele estar provocada por problemas digestivos, dentales, gingivitis o falta de higiene, como no cepillarse los dientes con frecuencia.

El primer inconveniente que encontramos a la hora de enfrentarnos a la halitosis es no ser conscientes de que tenemos mal aliento, por lo que mantener nuestra boca siempre limpia es, además de saludable, la mejor manera de evitar situaciones incómodas ante otras personas.

Hoy vamos a conocer varios remedios para combatir el mal aliento de manera natural, complementos perfectos para el enjuague bucal casero de romero y menta o el zumo natural de frutas contra la halitosis que aprendimos a preparar en artículos anteriores.

Remedios para el mal aliento o halitosis

Enjuague casero de perejil

El perejil es un ingrediente que nunca debería faltar en nuestra comida. Además de darle un toque especial a cada uno de nuestros platos, esta planta es una de las más beneficiosas que existen para nuestra salud gracias a sus excelentes propiedades. Por su gran aroma, es perfecto para la preparación de un enjuague bucal casero.

Para hacer este enjuague tan sólo tenemos que hervir un par de tazas de agua con un puñado de perejil y tres clavos de olor durante diez minutos. Dejamos reposar hasta que la infusión quede tibia, colamos y la empleamos como enjuague bucal después de cada cepillado.

Masticar cardamomo

Esta especia aromática es perfecta para combatir los problemas de halitosis. Úsala en tus comidas o másticala directamente y di adiós al mal aliento.

Hinojo

Es rico en anetol, una sustancia que al igual que en el caso del cardamomo, dota a la planta de un olor muy potente y característico, perfecto para disimular nuestra halitosis. Además es muy digestivo, lo que lo convierte en un remedio muy completo y eficaz contra este trastorno.

La mejor opción es cocerlo o incluirlo en nuestras comidas, aunque también podemos optar por tomarlo crudo.

Sencillos consejos contra la halitosis que nos ayudarán a tener un aliento más fresco y agradable de una manera totalmente natural. No dejes de probarlos.


Y si te han parecido interesantes, ¿por qué no compartirlos?

Remedios naturales para bajar la fiebre


La subida de temperatura de nuestro cuerpo o fiebre, es uno de los síntomas más comunes que acompañan a ciertas enfermedades, desde infecciones de oídos hasta gripe o bronquitis. Esta respuesta defensiva de nuestro organismo tiene como objetivo acabar con las bacterias o virus causantes de tales trastornos.

Aunque en cierta manera, más que un perjuicio sea un beneficio para nuestra salud, cuando la temperatura sube de manera muy acentuada es importante que la bajemos para evitar otro tipo de problemas y recuperar nuestro bienestar.

Por suerte, en la naturaleza existen numerosas plantas que nos pueden ayudar a combatir este problema. Hoy vamos a conocer una serie de remedios para bajar la fiebre de manera natural sin tener que recurrir a medicamentos antifebriles. ¿Con cuál te quedas tú?

Remedios caseros contra la fiebre

Sudar

Sin duda la mejor forma de bajar la fiebre es empleando el sistema de refrigeración natural de nuestro cuerpo, sudando. No hay nada más efectivo que echarnos en la cama o el sofá, después de tomarnos unas de las infusiones que proponemos en el párrafo de abajo, bien abrigados y comenzar a sudar. La temperatura de tu cuerpo bajará casi sin darte cuenta.

Infusión de jengibre y limón

Ya hemos hablado en muchas ocasiones de los grandes beneficios que tiene el jengibre para nuestra salud, un excelente aliado para todo tipo de problemas: dolores menstruales, gingivitis, mareos, así como problemas de inflamación de próstata, entre otros muchos trastornos.

Como remedio para bajar la fiebre alta introduciremos una cucharada de ralladura de raíz de jengibre y el zumo de medio limón en una taza de agua recién hervida. Dejamos reposar durante unos minutos, endulzamos al gusto y nos la tomamos. Una solución perfecta también contra el dolor de garganta.

Infusión de laurel

Hervimos en un recipiente una taza de agua y varias hojas de laurel durante al menos tres minutos. Dejamos reposar, colamos, endulzamos y nos la tomamos caliente.


Si te han resultado interesantes estos remedios, ¿por qué no compartirlos?

Remedios caseros para el hígado graso


El hígado graso o esteatosis, en su nombre oficial, es una enfermedad bastante extendida en la que ácidos grasos y tiglicéridos se adhieren a las células hepáticas, lo que acaba provocando un mal funcionamiento del hígado.

Aunque las causas que producen este trastorno pueden ser variadas, la mala alimentación y el abuso del alcohol suelen ser las más comunes, por lo que es importante que empecemos a cambiar estos hábitos hacia un estilo de vida más saludable.

En artículos anteriores descubrimos una lista de alimentos contra las enfermedades hepáticas, así como distintos remedios para depurar nuestro hígado y mejorar la vista. Hoy vamos a aumentar esa lista de soluciones caseras para el hígado graso con los siguientes remedios:

Remedios naturales para el hígado graso

Cardo mariano

Esta planta se usa en medicina natural para combatir todo tipo de problemas del hígado, ya que sus propiedades la convierten en uno de los mejores reguladores hepáticos de la naturaleza.

Podemos tomarla en infusión, al igual que se prepara cualquier té o infusión como la manzanilla o la tila, o en cápsulas.

Alcachofa

Además de deliciosa y nutritiva, la alcachofa es rica en cinarina y lutelina, dos principios activos que nos ayudan a digerir mejor las grasas, lo que reduce la carga de trabajo del hígado y lo protege ante enfermedades como la que hoy tratamos.

Tómala en tus guisos y caldos, en suplementos o en infusión. Notarás la diferencia.

Infusión de cáscara de limón

El limón es un excelente antiséptico natural, por lo que sus usos son muy variados, desde ayudarnos a quemar grasa y perder peso, a calmar la tos, como ya vimos en otra ocasión.

También es un gran aliado para tratar los problemas de hígado graso. En este caso prepararemos una infusión con la piel de un limón bien lavada. La hervimos durante tres minutos en un recipiente con agua, dejamos reposar otros cinco, y nos la tomamos en ayuna cada mañana.

Aloe vera

Una planta con unas propiedades medicinales tan amplias, que sirve para tratar problemas de lo más variado: blanquear los dientes, combatir las ojeras e incluso contra las cicatrices.

Además de sus propiedades regenerativas, es también es un excelente depurador natural, por lo que tomándonos diariamente una cucharada de pulpa de aloe conseguiremos mejorar la salud tanto de nuestro hígado como de nuestro sistema digestivo en general. No dejes de probarla.


Si te ha parecido interesante, ¿por qué no a tus amigos? Compártelo.