¿Debo limpiar mi hígado? 6 razones para depurar el hígado


El hígado es uno de los órganos más grandes del cuerpo humano y responsable de funciones tan dispares e importantes como eliminación de toxinas, síntesis de proteínas o depuración de la sangre, además de cumplir un papel esencial en el sistema digestivo, inmunológico y el propio metabolismo.

La desintoxicación de nuestro cuerpo es una acción vital para mantener el correcto funcionamiento del organismo, reforzar la salud, prevenir enfermedades e incluso adelgazar con más eficacia.

El hígado es uno de los principales órganos depuradores de nuestro cuerpo, encargado, entre otras, de filtrar de la sangre cualquier sustancia nociva que pueda contener, desde alcohol hasta toxinas. Además, también procesa todas las hormonas, por lo que un mal funcionamiento de este órgano puede causar grandes desequilibrios tanto hormonales como metabólicos. Mantenerlo sano nos ayudará a mejorar su eficacia y con ello reforzar nuestra salud general.

Cómo elimina el hígado las toxinas

La eliminación de sustancias tóxicas es llevada a cabo por el hígado en dos fases que deben funcionar en conjunto y eficazmente para que la desintoxicación sea un éxito:

Fase 1 - A través de un proceso de oxidación, hidrólisis o reducción, la toxina se divide para poder ser neutralizada con mayor facilidad.

Fase 2 - La toxina resultante de la fase 1 se procesa y se convierte en soluble al agua, lo que facilita su excrección a través de la orina.

6 razones para limpiar el hígado

Tu dieta es rica en grasas saturadas y procesadas

Si abusas de los alimentos procesados, fritos y precocinados estarás obligando a tu hígado a trabajar más de lo debido para eliminar todo lo que el cuerpo no necesita.

Tu dieta es rica en hidratos de carbono procesados

Los dulces, bebidas azucaradas, así como las pastas y pan blanco elevan los niveles de azúcar en sangre, por lo que obligamos al hígado a hacer un gran esfuerzo para eliminar lo innecesario y estabilizar los niveles de glucosa.

Dieta pobre en nutrientes

La mala o pobre alimentación, baja en vitaminas y minerales, pasa factura al cuerpo, ya que nuestro organismo necesita de nutrientes para poder realizar sus funciones. El hígado concretamente requiere aportes diarios de vitamina C, B, E, ácido fólico y calcio entre otros, para poder llevar a cabo las dos fases de depuración que mencionamos anteriormente. Una dieta pobre sólo contribuye al almacenamiento de grasa, colesterol y el desarrollo de enfermedades. Toma bastante agua, frutas y verduras diariamente.

Respiras aire contaminado

Si vives en una ciudad grande con mucho tráfico, en una zona cercana a industrias o trabajas con productos de limpieza, te expones diariamente a aire muy contaminado y cargado de toxinas que deben ser eliminadas por el hígado, lo que puede acabar saturándolo.

Duermes poco

El descanso es esencial para lograr el rendimiento óptimo de la mente y cualquier órgano del cuerpo.

Abuso del alcohol y medicamentos

El consumo excesivo de este tipo de sustancias prolongado en el tiempo puede provocar daños en el hígado y favorecer el desarrollo de enfermedades como la cirrosis o el hígado graso.


¿Cumples alguna de estas condiciones? Entonces no lo pienses más y ponte a desintoxicar tu hígado con remedios como el batido de aloe, té de jengibre o las infusiones depurativas que aprendimos a elaborar en artículos anteriores.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!