Síntomas o señales que nos alertan de falta de calcio


Los huesos están formados por alrededor de un 70% de calcio, un mineral muy importante no sólo para los huesos, sino también para los nervios y las células del cuerpo. La carencia de calcio puede dar lugar a enfermedades como la osteoporosis, por lo que es importante incluirlo en nuestra dieta, más aún en edades avanzadas, debido a la pérdida progresiva de calcio que comenzamos a sufrir.

Para descubrir si sufrimos deficiencia de calcio, no tenemos más que fijarnos en las señales que envía nuestro cuerpo: una serie de síntomas que pueden no estar directamente relacionadas con los huesos pero que igualmente nos alertan de una necesidad de este mineral. Conocer estas señales nos ayudará a poner solución al problema cuanto antes.

Síntomas que nos indican deficiencia de calcio

Calambres musculares

Cuando sufrimos un calambre muscular, lo primero que solemos pensar es que hemos sobrecargado el músculo o nos falta potasio. Sin embargo, cuando estos calambres suceden con demasiada frecuencia y en acciones tan cotidianos como caminar o mover los brazos mientras hacemos las tareas domésticas, puede ser un claro indicativo de falta de calcio en los huesos.

Piel seca y uñas estropeadas

El calcio ayuda a regenerar los tejidos y reemplazar las células viejas por nuevas, siendo la piel y las uñas las zonas del cuerpo donde más visible puede ser este fenómeno. Si tienes la piel más seca de lo normal, vas a tener que empezar a incluir más calcio en tu dieta.

Dolor de huesos y musculares


El dolor de huesos puede confundirse con el dolor articular de enfermedades como la artritis o la artrosis, aunque también puede deberse a una fractura o simplemente a falta de calcio en los huesos. Acudir al médico si es persistente, es clave para detectar la causa concreta y ponerle solución.

Caída y fragilidad del cabello

Como comentamos al inicio de este artículo, el calcio no sólo es necesario para los huesos, cumple funciones importantes en muchas otras áreas del cuerpo, como el cabello. Una deficiencia de este mineral puede volver nuestro pelo frágil, quebradizo y favorecer su caída.

Presión arterial alta

Cuando carecemos de calcio aumentan las probabilidades de desarrollar hipertensión, una enfermedad que puede venir acompañada por hemorragias nasales, dolores de cabeza más o menos intensos y cambios en la visión.

Síndrome premenstrual y dolores menstruales

Dependiendo de la mujer, la menstruación puede venir acompañada de dolor e hinchazón abdominal,  retención de líquidos, ansiedad e incluso depresión, debido a los grandes cambios hormonales que tienen lugar durante este periodo. Sin embargo, estudios científicos han demostrado que una correcta cantidad de calcio en nuestro organismo contribuye a reducir el dolor y sus síntomas secundarios.

Si eres de las que suele tener periodos regulares que pasan sin dolor y de repente comienza a cambiar esta dinámica, puede que necesites incluir más calcio en tu dieta.


Si crees tener una deficiencia de calcio, no debes perderte esta dieta para fortalecer huesos y articulaciones débiles, así como este artículo donde hablamos sobre cuidados y alimentación recomendada para la osteoporosis. Remedios muy útiles que te ayudarán a combatir la carencia de calcio en tu organismo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!