Cuidados y alimentación sana contra la osteoporosis


Conocemos como osteoporosis a la desmineralización de los huesos, una enfermedad que suele aparecer o acrecentarse durante la menopausia y que se caracteriza por el aumento de la porosidad de nuestros huesos, volviéndolos frágiles y quebradizos.

Una vez más, la mejor forma de combatir esta enfermedad es a través del ejercicio, para fortalecer los músculos que rodean a éstos huesos y evitar su sobrecarga, y la alimentación equilibrada para paliar el déficit de minerales que tenemos una vez vamos cumpliendo años.

¿Quieres más detalles sobre cómo afrontar la osteoporosis? Sigue leyendo y pon en práctica estos consejos:

Consejos y alimentación para la osteoporosis

Ejercicio físico regular

Los huesos, al igual que los músculos, son tejidos que responden al ejercicio y la carga física fortaleciéndose. El ejercicio físico regular nos ayuda a aumentar nuestra densidad ósea, previniendo así la porosidad y consiguiente fragilidad de los huesos. Además fortalecemos los músculos circundantes, por lo que el hueso permanece más protegido.

Correr, trotar o simplemente caminar diariamente es un ejercicio que puede ayudarnos a prevenir la osteoporosis, mejorar la coordinación, el equilibrio y reforzar nuestra salud en general.

Alimentos contra la osteoporosis

Manteca de cacahuete (maní): Es rica en magnesio, un mineral esencial para la reconstrucción y fortalecimiento de los huesos. Un par de cucharadas diarias nos aportan hasta 50mg de magnesio.


Manzanas, peras, uvas y pasas: Estas deliciosas frutas contienen boro, un mineral que contribuye a mantener el calcio de los huesos, fundamental para preservar nuestra salud ósea.

Plátano o banana: Reconocido por su riqueza en potasio, mineral que según diversos estudios, también contribuye a tener unos huesos más fuertes.

Brócoli y coles: Alimentos ricos en fibra, calcio y vitamina K. Indispensables para mantener la salud de nuestros huesos.

Piña: Además de deliciosa y refrescante, la piña es una excelente fuente de fibra, vitamina C, potasio y manganeso, minerales esenciales para nuestra salud y mantenimiento de los huesos. Tómala sola, con yogur o batida con zumo de naranja. Energía asegurada.

Sardinas y salmón: Ricos en ácidos grasos omega 3, que contribuyen a reducir el colesterol, vitamina D, que nos ayuda a fijar el calcio en los huesos, y además una gran fuente de este último mineral. No puede faltar en nuestra dieta.

Tofu: La soja, componente principal del tofu, contiene proteínas que actúan como estrógenos, reduciendo la pérdida de calcio en los huesos y con ello el desarrollo de la osteoporosis.

Margarina: Es rica en vitamina D, muy útil ya que nos ayuda a fijar el calcio. Inclúyela en tu desayuno.

Hígados y nueces: Al igual que la manteca de cacahuete, estos alimentos son ricos en magnesio, colaborando en el fortalecimiento de los huesos y la fijación del calcio.

No te vayas sin conocer las más eficaces fuentes alternativas de calcio o esta fantástica dieta para fortalecer huesos y articulaciones débiles. Artículos muy interesantes para el combate y prevención de la osteoporosis.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!