Pierde peso y combate la diabetes con agua de avena


La avena es uno de los alimentos más saludables que existen; un poderoso regulador metabólico que además de depurar el organismo y aportarnos energía, nos ayuda a cubrir carencias nutricionales gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales.

Incluir agua o leche de avena en nuestra dieta es una opción muy recomendable, ya que además es apta para todo tipo de personas: desde intolerantes a la lactosa hasta vegetarianos. Una alternativa muy saludable con numerosas propiedades:

Beneficios del agua de avena

Saciante y baja en calorías: El agua de avena apenas posee calorías. Es muy rica en fibra, cualidad que le aporta su gran efecto saciante que nos ayuda a evitar el picoteo entre horas y comer sólo lo que de verdad necesitamos. Además, sus carbohidratos, al ser de absorción lenta, nos aseguran una sensación de saciedad por más tiempo.

Reduce el colesterol: Su alto contenido en omega 6 y ácido linoléico (grasas saludables), contribuyen a reducir los niveles de colesterol malo y al cuidado de nuestro corazón.

Equilibra los niveles de glucosa: El agua de avena es rica en fibra soluble, que contribuye a mejorar la digestión del almidón y estabilizar los niveles de glucosa en sangre, siendo muy útil en el tratamiento de la diabetes tipo 1 y 2.

Digestiva y depurativa: Su riqueza en fibra favorece el tránsito intestinal y la eliminación de toxinas. Además, reduce eficazmente la acidez estomacal, contribuyendo así a prevenir los ardores y enfermedades como la gastritis.

Diurética: Destacable es también su gran poder diurético que previene y combate la retención de líquidos, reforzando nuestra salud y haciéndonos sentir mejor.

Agua de avena para mejorar la salud

Cuánto tiempo tomarla

Toma durante un mes completo un vaso en ayunas. Es el tiempo suficiente para limpiar el organismo, bajar los niveles de glucosa, reducir el colesterol y regular el metabolismo. Si te gusta (que lo hará) y te va bien, puedes seguir tomándola a diario. Es un producto natural y saludable.

Cómo preparar el agua de avena

Llena  una taza con avena y viértela en un recipiente o jarra. Añade un vaso de agua y déjala en remojo toda la noche. Vierte por la mañana el contenido en un vaso de batidora y añade un vaso más de agua. Bate bien durante al menos 20 segundos, cuela la mezcla y añádele cuatro vasos más de agua.

Endulza al gusto con stevia o miel y añade también una ramita de canela. Guárdala en el refrigerador y bébetela a lo largo del día.

Remedio fácil, rápido y muy saludable. Anímate a compartirlo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!