El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, ya que realiza funciones tan fundamentales como purificar la sangre, sintetizar proteínas plasmáticas e incluso almacén de vitaminas entre otras muchas. Sin embargo, rara vez nos acordamos de él y su mantenimiento.

Una de las acciones que más va a sobrecargar nuestro hígado es el abuso del alcohol, ya que éste se verá forzado a trabajar más rápido para intentar filtrar de la sangre cualquier resto de sustancia nociva que pueda contener, por lo que desintoxicar nuestro organismo será una de nuestras prioridades.

Hoy os voy a enseñar a preparar un par de bebidas naturales que nos van a ayudar a limpiar nuestro hígado de manera efectiva y totalmente natural.

Cómo limpiar el hígado

Zumo de remolacha (betabel): Pasamos por la licuadora una o dos remolachas, haciéndolo de forma lenta para sacar el máximo líquido posible. Seguidamente le agregamos el zumo de medio limón, un vaso de agua y cuatro o cinco cucharadas de azúcar.

Tomamos esta mezcla diariamente durante una semana para lograr los resultados buscados.

Zumo de berros: Hervimos en un recipiente dos tazas de agua. Una vez retirado del fuego, le agregamos un puñado de berros y dejamos reposar durante al menos 20 minutos. La tomamos aún caliente.

Repetir este proceso varias veces al día durante una semana.


Sencillos remedios que pueden ayudarnos a llevar una vida mucho más sana.