Remedios para eliminar los hongos e infecciones vaginales


La vaginosis bacteriana es un trastorno provocado por la alteración de las bacterias que forman parte de la flora vaginal. Un problema bastante habitual que viene acompañado de síntomas tan molestos como ardor al orinar y escozor en la zona íntima.

Aunque en el mercado existen un gran número de pomadas y medicamentos que nos ayudan a combatir este problema y sus síntomas, en casa disponemos de numerosos ingredientes que pueden ayudarnos a acabar con la vaginosis bacteriana de una forma rápida, sencilla y natural. ¿Quieres conocer algunas de estas soluciones? Sigue leyendo:

Cómo combatir la vaginosis bacteriana

Yogur natural

El yogur natural probiótico es muy rico en bacterias saludables que ayudan a regenerar la flora vaginal y protegerla frente a infecciones, por lo que es muy recomendable que lo consumamos a diario.

Otra opción para combatir los síntomas de la vaginosis es aplicarlo directamente sobre la zona irritada y dejarlo actuar.

Aceite de orégano

El aceite de orégano, gracias a su gran poder antiséptico y antiinflamatorio, resulta de mucha utilidad a la hora de combatir las infecciones y acelerar su curación, especialmente aquellos relacionados con la zona íntima.


Añade media cucharada de aceite de orégano a un pequeño recipiente con agua y lávate la zona con esta mezcla 2-3 veces al día.

Aceite de árbol de té

Este tipo de aceite es uno de los más poderosos antifúngicos y antisépticos naturales que existen, por lo que es muy utilizado para combatir todo tipo de infecciones, especialmente las que afectan a la zona íntima.


Sus grandes propiedades actúan alterando el ambiente que las bacterias causantes de infecciones necesitan para reproducirse, mermando con ello su capacidad de acción y ayudándos a reducir el tiempo de curación de este tipo de problemas. Además de ello contribuye a neutralizar el mal olor de la zona íntima, por lo que resulta un producto muy completo que no debemos dejar de probar.

Añade varias gotas a un pequeño recipiente con agua y lava la zona varias veces al día.

Baños de vinagre de manzana

El vinagre es un excelente regulador del pH y posee grandes propiedades antifúngicas y antisépticas, por lo que resulta de gran ayuda a la hora de combatir problemas como los hongos vaginales.


Usarlo es tan sencillo como añadir media taza de vinagre a un recipiente con agua y hacer un baño de 15-20 minutos una o dos veces al día.

Lavado con agua oxigenada

El agua oxigenada posee un gran poder antibacteriano que nos ayuda a frenar el crecimiento de microorganismos y combatir síntomas como el ardor, la picazón y el mal olor de la zona íntima, por lo que resulta muy útil en el tratamiento de trastornos como la vaginosis bacteriana.


Mezcla agua y agua oxigenada a partes iguales y lava tu zona íntima 2 veces al día con esa mezcla. Lo puedes combinar con otros remedios.

0 comentarios: