Cómo combatir la sequedad vaginal naturalmente

tratamiento para la sequedad vulvar

Conocemos como sequedad vaginal al proceso por el cual la vagina pierde su capacidad de lubricación natural, un hecho bastante habitual que se da con especial incidencia durante la menopausia debido a la disminución de los niveles de hormonas femeninas (estrógenos).

Aunque una de las causas más comunes de la sequedad vaginal es la menopausia, existen otros muchos factores que pueden favorecer su aparición, como las infecciones, los hongos, la diabetes o el estrés, entre otros.

En el mercado existen muchos productos que nos ayudan a tratar este problema de forma sencilla, pero existen alternativas naturales que también pueden ayudarnos a aumentar la lubricación de forma sana y natural. Sigue leyendo y descubre los remedios contra la sequedad vaginal que hoy compartimos:

Remedios para tratar la sequedad vaginal

Leche y aloe vera

El aloe vera resulta de gran ayuda a la hora de tratar la sequedad vaginal y reestablecer su pH debido a sus grandes propiedades hidratantes y antibacterianas. Si le añadimos un poco de leche, su eficacia se ve multiplicada.

Tan sencillo como mezclar dos cucharadas de pulpa de aloe vera con una de leche. Machaca, mezcla hasta obtener un gel y aplícalo sobre la zona vaginal. Deja actuar durante al menos 20 minutos y retira después con agua. Hazlo diariamente.

Baños de manzanilla

La manzanilla es un poderoso antiinflamatorio natural que nos ayuda tanto a aliviar el picor como calmar la irritación de la zona íntima y tratar la descompensación hormonal que se da durante la menopausia.


Hierve agua y varias bolsitas de manzanilla. Deja reposar hasta que esté tibia, viértela en una palangana o recipiente bajo y amplio y realiza asientos en él.

Aceite de árbol de té

Las propiedades antibacterianas y antinfúngicas del aceite de árbol de té lo convierten en uno de los mejores remedios para combatir las infecciones vaginales así como para tratar la sequedad vaginal causado por éstas. Debido a su fortaleza es importante que no lo apliquemos en la zona interior de la vagina, sino sólo en el exterior.


La mejor forma de utilizar este remedio es aplicar unas gotas de aceite de árbol de té en la ropa interior o la zona externa de la vagina, pero no dentro ya que podría irritar la zona.

Pasta antibacteriana de cúrcuma

La cúrcuma es una especia con grandes propiedades antibacterianas, por lo que resulta de gran ayuda especialmente cuando la sequedad vaginal viene como consecuencia de una infección.


Mezcla unas cucharadas de cúrcuma con leche hasta obtener una pasta. Aplícala en tu zona íntima y deja actuar durante algunos minutos antes de enjuagar.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!