Cómo aliviar el dolor de cabeza de forma rápida y natural

remedios para aliviar el dolor de cabeza

El dolor de cabeza es tal vez el problema de salud más frecuente que podemos sufrir. Aunque suele ser el síntoma de alguna patología y no un problema en sí, también puede tener su origen en los cambios hormonales, el cansancio, el estrés o los trastornos emocionales.

En el mercado existen un gran número de fármacos que nos ayudan a reducir el dolor de cabeza de forma rápida y efectiva, sin embargo un abuso de ellos puede tener efectos secundarios sobre nuestra salud a medio plazo. Recurrir a ingredientes que tenemos en casa para aliviar las cefaleas de forma natural es una de las opciones más saludables que podemos tomar ¡y además sus resultados están más que comprobados!.

Remedios para calmar el dolor de cabeza

Agua con sal y limón

Este remedio es sumamente sencillo de realizar y suele ser bastante eficaz, ¿por qué? porque introducimos rápidamente en el organismo un gran número de electrolitos y minerales que nos ayudan a incrementar los niveles de energía.

Exprime un par de limones, añade medio vaso de agua y una pizca de sal. Remueve todo y tómalo al primer síntoma de dolor de cabeza.

Infusión de manzanilla y jengibre

El jengibre es uno de los más potentes analgésicos naturales que existen. Si a ello le unimos el gran poder antiinflamatorio de la manzanilla, lo que obtenemos es un poderoso remedio que nos ayudará a acabar con el dolor de cabeza en muy poco tiempo.


Vierte agua hirviendo en una taza, añade una bolsita de manzanilla y 1 cucharada de jengibre rallado. Deja reposar durante 10 minutos, endulza con un poco de miel y tómalo en cuanto empiece a dolerte la cabeza.

Miel y vinagre

Especialmente útil para reducir el dolor de cabeza tensional. Basta con mezclar en medio vaso de agua 1 cucharada de miel y 2 de vinagre de manzana. Bátelo con una cucharilla y tómalo al momento. Repite 2 o 3 veces al día si es necesario.

Infusión de romero y miel

Las grandes propiedades analgésicas, antiinflamatorias y relajantes del romero resultan de gran ayuda a la hora de aliviar las cefaleas.

Vierte agua hirviendo en una taza y añade un puñadito de romero. Deja reposar durante 10 minutos (tapado). Filtra, endulza con miel y tómalo al momento.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!