Cómo aliviar eficazmente el dolor con analgésicos naturales

remedios caseros para aliviar el dolor

El dolor es una respuesta de nuestro organismo frente a algún tipo de problema, ya sea un golpe, un elevado ascenso de la temperatura (por ejemplo si tocamos algo que está quemando) o cualquier otro tipo de agente externo que pueda poner en riesgo nuestra salud.

En el mercado existen un gran número de medicamentos con cualidades analgésicas que nos ayudan a calmar el dolor de forma eficaz, sin embargo un abuso de ellos puede acabar saturando nuestro hígado, por lo que no es recomendable su uso prolongado.

En la naturaleza existen un gran número de plantas con cualidades antiinflamatorias y analgésicas que pueden ayudarnos a combatir desde dolores articulares a musculares de una forma efectiva y completamente natural. Hoy vamos a conocer alguna de ellas. Toma nota:

Analgésicos naturales para calmar el dolor

Infusión de poleo y menta

La menta es conocida por sus grandes cualidades antiinflamatorias y para eliminar los gases, pero igualmente nos puede ser de gran ayuda a la hora de combatir dolores, especialmente los estomacales.

Vierte en una taza agua hirviendo y una bolsa de menta poleo. Deja reposar unos minutos, cuela, endulza con miel y tómalo al momento después de comer.

Infusión de manzanilla y canela

La manzanilla es un poderoso antiinflamatorio natural, que unido al gran poder analgésico de la canela, resulta de gran ayuda a la hora de tratar los dolores musculares y calambres.

Vierte agua hirviendo en una taza y añade una bolsita de manzanilla. Deja reposar unos minutos, cuela, añade una cucharada de canela en polvo, dos de miel y tómala al momento. Hasta 3 al día.

Aceite o alcohol de romero

El romero es uno de los mejores antiinflamatorios naturales que existen. Ya sea en alcohol, aceite o en infusión, resulta de gran ayuda a la hora de calmar los dolores de las articulaciones y musculares.

Puedes preparar una deliciosa infusión de romero (se elabora como cualquier otra) u optar por aplicar el aceite o alcohol sobre la zona dolorida. No dejes de leer este artículo para saber más: cómo elaborar alcohol de romero para calmar el dolor de músculos y articulaciones.

Infusión de valeriana

Conocida por sus grandes propiedades relajantes, muy útil para reducir el estrés, la ansiedad y conciliar el sueño, la infusión de valeriana también resulta muy útil para aliviar el dolor de cabeza y los espasmos musculares, gracias a su gran efecto sedante.

Se elabora tan fácil como cualquier otra infusión y puedes tomar hasta 3 infusiones repartidas a lo largo del día.

Aceite esencial de lavanda

Especialmente indicada para tratar dolores musculares como la tortícolis o el lumbago gracias a su gran acción analgésica y relajante.

Lee también: loción antiinflamatoria casera para calmar el dolor de músculos y articulaciones

Frota la zona dolorida con aceite esencial de lavanda, tápala con una toalla caliente o film transparente y deja actuar.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!