Cómo elaborar alcohol de romero para calmar el dolor de músculos y articulaciones


El romero es una planta de buen aroma y grandes propiedades para la salud, por lo que no es raro que además de encontrarlo como aderezo de un gran número de platos, lo encontremos formando parte de un sinfín de remedios para todo tipo de dolencias.

En un artículo anterior aprendimos 10 usos poco conocidos del aceite de romero, hoy vamos a aprender a preparar fácilmente en casa otra variante, el alcohol de romero, una sustancia muy sencilla de elaborar que puede ayudarnos tanto a aliviar los dolores musculares como a mejorar la circulación sanguínea, combatir la celulitis y reducir las varices. Sigue leyendo y descubre cómo hacerlo:

Cómo elaborar el alcohol de romero en casa

Para preparar alcohol de romero en casa lo único que necesitamos es un buen puñado de romero y alcohol 96 grados, el que usamos para limpiar las heridas. Después seguiremos estos sencillísimos pasos:

1. Vierte en un frasco de vidrio un puñado generoso de romero. Añade a continuación alcohol hasta cubrir por completo el romero. Cierra el frasco y deja macerar durante 40 días en un lugar oscuro.

2. Pasados los 40 días abre el frasco, cuela la mezcla y viértela de nuevo en el frasco. Tapa y guarda de nuevo en un lugar alejado de la luz del sol hasta que vayas a usarla.

Cómo usar el alcohol de romero

Para calmar el dolor de las articulaciones

El gran poder antiinflamatorio del alcohol de romero lo convierte en un remedio ideal para calmar el dolor articular, por lo que es especialmente útil para aquellas personas que sufren de artritis y/o artrosis.


Masajea la zona dolorida o inflamada mediante suaves masajes circulares. Cubre después con un poco de film transparente (papel transparente de cocina) y aplica calor en la zona. En pocos minutos sentirás como la hinchazón se reduce y el dolor se va disipando.

Para combatir los dolores musculares


El procedimiento es idéntico al anterior. Masajea la zona a tratar y aplica después calor en la zona. Poco a poco el dolor irá disminuyendo.

Para combatir las varices

El alcohol de romero favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, lo cual contribuye a aumentar el riego sanguíneo, eliminar toxinas y evitar la acumulación de sangre en los vasos, por lo que resulta muy eficaz para prevenir y combatir las varices y arañitas vasculares.

Masajea cada día tus piernas con alcohol de romero mediante masajes circulares y verás como no sólo tu circulación mejora, sino que también sentirás un gran alivio y descanso. Ideal para después de una dura jornada de trabajo.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!