Loción antiinflamatoria casera para calmar el dolor de músculos y articulaciones

remedio para desinflamar músculos y articulaciones

Cualquiera de nosotros podemos sufrir en algunos momentos de nuestra vida de dolores en diferentes partes del cuerpo, ya tengan origen articular o muscular, debido principalmente a un sobreesfuerzo o lesión más o menos importante. Dependiendo de su grado, estas molestias pueden llegar incluso a dejarnos en cama por unos días, por lo que es importante que sepamos cómo combatirlos de la forma más rápida y eficaz posible.

Los analgésicos y antiinflamatorios son con diferencia los medicamentos más empleados para tratar los dolores sean del tipo que sean, sin embargo un uso prolongado de ellos puede llevar a una saturación del hígado y riñones, por lo que no es recomendable que los tomemos durante mucho tiempo.

Con el objetivo de reducir el consumo de este tipo de medicamentos y a la vez desinflamar y aliviar el dolor de las zonas afectadas, hoy vamos a aprender a elaborar una sencilla loción analgésica casera empleando ingredientes naturales y que nos ayudarán a mejorar los síntomas de forma efectiva y natural. Sigue leyendo y descubre cómo puedes prepararla fácilmente en casa:

Loción antiinflamatoria casera

Ingredientes

Para elaborar esta loción de acción analgésica y antiinflamatoria lo único que vamos a necesitar es aceite de oliva, jengibre y pimienta cayena, ya sea entera o en polvo.

Elaboración

1. Coloca en un frasco de vidrio un par de vasos de aceite de oliva, 4 cucharadas de pimienta cayena y un jengibre pequeño rallado o 4 cucharadas de jengibre en polvo (lo que prefieras). Mézcalo bien con ayuda de una cuchara.

2. Caliéntalo al baño maría durante 1 hora y déjalo reposar hasta que siga caliente pero no queme, momento en el cual podrás empezar a utilizarlo.

Cómo aplicar la loción casera

Masajea las zonas inflamadas y/o doloridas con este aceite mediante suaves masajes circulares. Hazlo durante varios minutos para ayudar a calentar la zona y que el aceite penetre mejor en la piel.


Puedes usarlo más de una vez al día para calmar el dolor y prevenir su aparición. En cuanto al sobrante lo puedes guardar sin problemas en un recipiente de vidrio (cerrado) en un lugar fresco y seco. Puede durar meses sin ningún problema.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!