Cómo ganar peso de forma rápida y saludable

Remedios para subir de peso

Factores como el estrés, desequilibrios hormonales o la propia genética pueden provocar que te sea difícil subir de peso, sin embargo hoy vamos a conocer varios remedios que nos ayudarán a hacerlo de una forma sana y completamente natural. ¡Se puede!

Son muchos los nutricionistas que afirman que subir de peso es, gran parte de las veces, más difícil que adelgazar debido a la serie de factores que hay que controlar: evitar los alimentos de alto índice calórico (ya que son grasas negativas para nuestra salud), aumentar el apetito (algo no siempre fácil de lograr si estamos acostumbrados a no comer demasiado) así como tratar los problemas digestivos que en muchas ocasiones puede venir asociado a a la delgadez, como pueda ser el propio tamaño del estómago.

¿Por qué me cuesta subir de peso?

Genética

Hay personas que nacen con más fibras musculares que otras, lo que hace que el consumo de energía incluso en reposo sea más elevado, por lo que necesitan ingerir más cantidad de alimento y con más frecuencia para lograr subir de peso.

Las hormonas también juegan un papel importante ya que al igual que hay personas que parecen no tener límites comiendo, otras muchas comen una cantidad pequeña y ya se sienten saciados, lo que les dificulta la tarea de seguir comiendo.

Personalidad

Nuestra propia pesonalidad también influye sobre nuestro peso, ya que las personas nerviosas, debido a su continuo movimiento son capaces de quemar bastantes más calorías que las personas tranquilas, dificultándoles el objetivo de subir de peso.

Trastornos de salud

Enfermedades como el hipertiroidismo, la anorexia, la bulimia o incluso el estrés o la depresión constituyen otro de los principales factores detrás de la dificultad para subir de peso.

Remedios para subir de peso

Fenogreco

Tal vez conozcas el fenogreco como remedio para aumentar el tamaño de glúteos y senos, pero lo cierto es que esta planta posee grandes propiedades tanto para ayudarnos a subir de peso como para bajar el colesterol, controlar la diabetes o aligerar nuestras digestiones.


Prepárate cada día una infusión de semillas de fenogreco y toma una taza en ayunas y otra a media tarde. No olvides también beber un par de litros de agua durante el día, te ayudará a limpiarte por dentro y aumentar tu apetito.

Infusión de genciana

Esta planta es muy recomendada después de haber pasado por un periodo largo de convalecencia, ya que nos ayuda a recuperar esos kilos que hemos perdido de forma rápida y saludable.

La infusión de genciana, que podemos encontrar en cualquier herboristería o tienda natural, nos ayuda a abrir el apetito y asimilar mejor los nutrientes, además de contribuir a mejorar nuestras digestiones de manera notable. Puedes tomar una taza después de las tres comidas principales.

Infusión de diente de león

Como ya vimos anteriormente, la infusión de diente de león es diurética y depurativa, pero además de ello es ideal para nuestro sistema digestivo, ya que estimula la producción de bilis aligerando nuestras digestiones.


Hierve un puñado de hojas de diente de león en agua, deja reposar, endulza y tómala nada más levantarte. Desayuna después con normalidad y repite el proceso por la tarde, tomando después un plátano, mango o papaya, frutas que te ayudarán a ir subiendo de peso de forma saludable.

Higos secos

Nos aportan una gran cantidad de energía (250 kcal por cada 100 gramos) y nutrientes, por lo que su consumo está muy recomendado especialmente para aquellas personas que necesitan subir de peso o realizar un gran esfuerzo físico. Toma dos por la mañana y otras dos a media tarde.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!