Depura tu organismo y elimina líquidos con diente de león


El diente de león, conocido también como achicoria amarga, es una planta silvestre con grandes propiedades saludables para nuestro organismo, destacando su excelente poder diurético y depurativo que favorece la eliminación de líquidos, toxinas y otras sustancias nocivas de nuestro cuerpo.

La achicoria o diente de león crece en estado salvaje en muchas zonas del mundo, por lo que es muy fácil de encontrar vivamos en uno u otro continente. En el artículo de hoy vamos a conocer los beneficios que esta planta aporta a nuestra salud y cómo utilizarla para elaborar sencillos remedios para todo tipo de dolencias y problemas. Sigue leyendo y descubre todo lo que el diente de león puede hacer por ti:

Beneficios saludables del diente de león

Destaca por ser una gran fuente de vitaminas A, B y C, así como hierro, potasio, ácido folico, taninos y silicio, entre otros minerales. Esta excelente composición le aporta las siguientes propiedades:

Diurético natural

Contribuye a eliminar el líquido sobrante de nuestro cuerpo y evitar su retención, previniendo así la hinchazón de manos, pies y tobillos.

Refuerzo de la salud hepática

Potencia la función del hígado y vesícula, a la vez que actúa como protector natural. Muy útil en el tratamiento del hígado graso y la hepatitis.

Gran depurador natural

Como ya hemos comentado, el diente de león destaca por su excelente capacidad depurativa que favorece la limpieza integral de nuestro organismo, lo que tiene un impacto muy positivo sobre nuestra salud.

Favorece la circulación

Su riqueza en taninos es la principal responsable de su fantástica cualidad estimuladora de la circulación sanguínea, muy útil en el tratamiento de varices y hemorroides.

Mejora el funcionamiento renal

Al fomentar la eliminación de toxinas, favorece la micción y el correcto funcionamiento de los riñones, ayudando a prevenir la cistitis e infección de orina.

Fortalece el cabello y las uñas

El silicio es uno de los componentes del diente de león, y mineral básico para el cabello y las uñas. Además de ello, mejora el aspecto y salud de nuestra piel, combatiendo eficazmente el acné, granos, psoriasis y todo tipo de problemas cutáneos.

Cómo beneficiarnos de sus propiedades medicinales

En infusión

La forma más sencilla y común de tomar la achicoria es en infusión, hirviendo en agua tanto la raíz como las hojas de la planta, y tomándola de dos a tres veces al día. Para que la cura saludable sea más eficaz, se recomienda tomarla diariamente durante un mes completo.

En extracto

Otra de las maneras más populares de tomarla, especialmente para las personas que viven en ciudad y les resulta difícil encontrarla en estado natural, es en extracto, que podemos comprar en cualquier herboristeria o tienda de productos naturales. Posee las mismas propiedades que la infusión, pero en mayor concentración, por lo que conseguiremos lo mismo en menos tiempo. Sigue las instrucciones del envase para tomarla correctamente.

Baños de decocción

Esta opción es especialmente útil para tratar los problemas circulatorios (varices, hemorroides...), así como los relacionados con la piel, el cabello o las uñas. Prepara una decocción con las hojas y raíz de la planta y date baños locales con ella.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!