Propiedades curativas y remedios caseros con aceite de oliva


Al aceite de oliva también se le suele conocer como "oro líquido", y no es para menos, ya que este alimento es uno de los más saludables que existen y base de la dieta mediterránea, reconocida mundialmente como la dieta más sana.

Además de para preparar todo tipo de platos, el aceite de oliva aporta tantos beneficios que podemos emplearlo para tratar y prevenir numerosos problemas de salud. En el artículo de hoy vamos a conocer todas sus propiedades y cómo utilizarlo para combatir eficazmente un gran número de enfermedades y trastornos. Sigue leyendo y descubre todo lo que el oro líquido puede hacer por tu salud:

Beneficios saludables del aceite de oliva

- Reduce los niveles de colesterol malo (LDL) y aumenta los del conocido como colesterol bueno (HDL), ayudándonos así a mantener el colesterol en niveles saludables.

- Previene el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y arteriosclerosis.

- Su gran poder antioxidante, nos ayuda a prevenir el envejecimiento celular prematuro.

- Combate la inflamación.

- Mejora la absorción de nutrientes, incluido el calcio y magnesio, tan necesarios para nuestro organismo.

- Previene el estreñimiento.

- Nos ayuda a nutrir, fortalecer e hidratar la piel, el cabello y las uñas.

- Estimula secreción de bilis, lo que contribuye a aligerar las digestiones y prevenir la hinchazón abdominal.

- Nos ayuda a regular la presión sanguínea, combatiendo eficazmente la hipertensión.

Tratamientos caseros con aceite de oliva

Calmar el dolor articular

El gran poder antiinflamatorio del aceite de oliva lo convierten en una opción muy recomendada para tratar la inflamación y dolor de las articulaciones. Masajea suavemente la zona dolorida con aceite de oliva tibio y deja que la piel lo absorba. Enseguida sentirás alivio.

Combatir las arrugas

Su excelente capacidad nutritiva, hidratante, antioxidante y reparadora lo convierte en un remedio muy eficaz contra las arrugas. Masajea tu cutis (la zona donde tengas las arrugas que quieras atenuar) con un poco de aceite de oliva y deja que la piel lo absorba (no recomendable si tienes la piel muy grasa).


Combina el aceite de oliva con esta mascarilla reparadora contra el acné y las arrugas, o este remedio de aloe vera y pepino para suavizar las patas de gallo que aprendimos a elaborar en artículos anteriores, y luce un rostro más rejuvenecido de forma totalmente sana y natural.

Combatir el estreñimiento

Tanto si sufres de estreñimiento ocasional como recurrente, puedes mejorar tu tránsito tomando un par de cucharadas de aceite de oliva y unas gotas de limón cada mañana en ayunas. Otra opción es preparar un enema casero mezclando una cucharada de agua tibia con otra de aceite de oliva.

Frenar la caída del cabello

Lo primero que debemos hacer para prevenir la caída del cabello es aumentar la irrigación de los folículos, algo que podemos conseguir masajeando el cuero cabelludo con aceite de oliva. Cubre después tu cabeza con un gorro de baño y déjalo actuar durante una o dos horas. Retira después con agua y lava normalmente.

Disolver los cálculos de la vesícula

Aunque suene sorprendente, tomar una cucharada de aceite de oliva mezclada con unas gotas de limón en ayunas, puede ayudarnos a disolver los cálculos de la vesícula y mejorar nuestra salud hepática. Sé constante y comprueba buenos resultados.

Lee también: batido de aloe vera para limpiar el hígado y quemar grasa

Aliviar el dolor de oídos

Una buena forma de combatir la infección y calmar el dolor de oídos es aplicar unas gotas de aceite de oliva tibio en cada oído, y taparlos con un pequeño trozo de algodón.

Tratar las quemaduras

El aceite de oliva, aplicado pasado un rato después de habernos quemado, nos ayuda a hidratar la piel, calmar el ardor y aliviar el dolor producido por las quemaduras. Aplícalo con cuidado y siempre en quemaduras simples y pasada al menos una hora.

Atenuar las estrías

Mezcla una cucharada de aceite de oliva y otra de germen de trigo y aplícalas masajeando la zona donde tengas las estrías que quieras atenuar. Este remedio te ayudará a nutrir e hidratar la piel, y con ello a mejorar poco a poco su aspecto. Sé constante y compleméntalo con estos tratamientos caseros contra las estrías que aprendimos a elaborar en un artículo anterior.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!