Cómo fortalecer, hidratar y dar brillo al cabello reseco


Al igual que otras zonas del cuerpo, el cabello requiere de buenos hábitos y cuidados para lucir sano y radiante, más aún en determinadas zonas del año o cuando nuestro cabello es demasiado graso o seco, encrespado o débil.

En el mercado existen un gran número de tratamientos, acondicionadores y champús para todo tipo de cabellos, sin embargo, la naturaleza nos ofrece unas alternativas mucho más económicas, saludables e igual de efectivas para mejorar el aspecto y salud de nuestro pelo. En el artículo de hoy vamos ampliando nuestra ya larga lista de remedios para hidratar y reparar el cabello con éstas fantásticas soluciones naturales:

Mascarillas hidratantes para el cabello reseco

Aceite de almendras

Muy hidratante y nutritivo, especialmente rico en vitamina E. Una solución eficaz para mejorar la salud de los cabellos más resecos y reparar las puntas abiertas.

Dependiendo del problema que queramos tratar (sólo de puntas o hidratación general), lo aplicaremos en una u otra zona masajeando levemente durante unos minutos para favorecer la absorción de los nutrientes. A continuación recógete el pelo y colócate un gorro de plástico. Deja actuar durante 40-50 minutos y lava tu cabello como de costumbre.

Debido a lo grasa que es su composición, se recomienda aplicarlo sólo de una a tres veces al mes, suficiente para obtener los resultados que buscamos.

Aceite de argán

Las excelentes propiedades del aceite de argán lo han convertido en uno de los ingredientes principales en la elaboración de todo tipo de productos para la salud del cabello y la piel. Rico en todo tipo de nutrientes, aminoácidos y cargado de principios activos que le otorgan grandes cualidades hidratantes y reparadoras que nos ayudan a lucir un cabello más suave, sano y brillante.


Toma un poco de aceite de argán (importante que sea 100% natural y no contenga aditivos) y aplícalo masajeando el cuero cabelludo y extendiendo de la raíz a las puntas. Colócate un gorro de plástico, déjalo actuar durante una hora, enjuaga y lava tu cabello como de costumbre. Repite el proceso cada 15 días y disfruta de un cabello sedoso y saludable.

Aceite de coco

Rico en vitaminas, minerales y altamente hidratante. Perfecto para combatir la caspa, fortalecer, estimular el crecimiento y reparar el cabello seco y rebelde.

Puedes aplicarlo igual que el aceite de almendras u optar por un uso más cotidiano mezclando una pequeña cantidad de aceite de coco con agua y aplicarlo sobre el cabello limpio y seco, de esta manera estaremos evitando a su vez que se electrifique.


Remedios efectivos y económicos que nos ayudarán a lucir un cabello más vivo, sano y radiante de forma fácil y natural. ¡Anímate a probarlos!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!