Mascarillas para el cabello seco, dañado y encrespado


Si lo que pretendemos es evitar que el cabello se quede dañado o seco, uno de los puntos claves es no abusar del secador. Dormir con el pelo suelto a fin de evitar marcas y puntos de presión, es otro de los hábitos que nos ayudarán a mantener la correcta salud del cabello.

En cuanto a las mascarillas caseras, que es de lo que vamos a hablar hoy, éstas serán de gran ayuda ya tengas el pelo liso, rizado o tintado. Esto último es uno de los hábitos más comunes y que más pueden afectar a la salud del cabello, así que es clave cuidarlo al máximo; no lavarlo todos los días y aprender a vigilar las puntas para saber cuándo cortarlas.

Sigue leyendo y aprende a elaborar tres sencillas mascarillas caseras para lograr un cabello suave y radiante:

Objetivo 1: Nutrir el cabello con mascarilla casera

La usaremos durante 10 días y lleva:

- 1 Huevo
- 1 Cucharada sopera de aceite de oliva
- 2 cucharadas de mayonesa sin sal
- Opcional, un poco de aguacate machacado

¿Cómo la usamos?

Mezclaremos lentamente todos y cada uno de los ingredientes hasta que quede bien homogéneo. Lo pondremos sobre nuestro cabello sin que esté humedo, desde la mitad de cada raíz hasta las puntas.

Después de aplicarlo por todo el cabello, taparemos el pelo con papel de aluminio y secaremos con el secador para que penetre bien la mascarlla. Pondremos el secador a temperatura media y nunca más de 12 minutos. Después de unos 30 minutos podremos lavar el pelo con normalidad y disfrutar de un pelo sano y sedoso.

Objetivo 2: Antiencrespamiento con mascarilla casera 

Lo usaremos durante otros 10 días y conlleva tener:

- 1 Cuchara de aceite de almendra
- 1 Aguacate machacado
- 1 Yema de huevo, importante, no la clara.

¿Cómo lo aplicamos?

Como en el paso anterior, lo meclaremos todo bien hasta que quede igualado. Si se mezcla en un bol de madera mejor, pues el metal elimina propiedades. Lo ponemos por todo el cabello seco y bien peinado. Envolvemos el pelo con un plástico y lo dejamos reposar 40 minutos, después ya podrás lavarlo y lo verás totalmente distinto.

Objetivo 3: Cabello suave con mascarilla casera

Lo usaremos cada pocos días ya que es la más floja y la que más efectiva a largo plazo resulta si somos constantes:

- 1 tomate
- 2 cucharadas de harina (de maíz, no trigo)

¿Cómo usarla?

Trituraremos un tomate pelado entero y añadiremos las cucharaditas de harina. Después de una buena mezcla, lo pondremos directamente en el cabello, esta vez húmedo, y lo dejaremos secar al natural durante 35 minutos. El resultado será inmediato, en 1 semana lucirás un pelo totalmente nuevo y sedoso.


Como ves, tres mascarillas caseras para el cabello dañado o seco que no dejan indiferente a nadie pues parece que vengas de la peluquería o de un experto en cabellos. Al mejor precio, de la forma menos invasiva y más natural, ¿a qué esperas para ponerlas en marcha?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!