Dieta de la remolacha para bajar de peso y limpiar el hígado


En la naturaleza puedes encontrar una gran variedad de alimentos, sobre todo frutas y verduras, que te van a ayudar a perder peso. Una de las más completas, sin duda, es la remolacha, esa característica hortaliza de color escarlata y sabor ligeramente adulzado.

La remolacha o betabel tiene muy pocas calorías y un alto contenido en fibra, lo que ayuda a la sensación de saciado y contribuye a depurar el organismo. Su consumo se recomienda especialmente en casos de anemia, ya que tiene hierro, vitaminas del tipo B y es rica en folatos y carotenos. En cuanto a sus propiedades nutricionales, un vaso de remolacha cocida apenas tiene 30 calorías, pero aporta 260 miligramos de potasio, 1,5 gramos de fibra y la misma cantidad de proteínas. Un alimento muy completo y depurativo que nos ayuda eliminar toxinas, limpiar el hígado y adelgazar.

Cómo elegir la mejor remolacha

Cómpralas frescas en tu mercado de confianza; las mejores son las que son firmes, redondas y tienen un buen color rojo intenso. Por el contrario, evita las que tengan formas alargadas y aspecto irregular, pues al cocinarlas quedan fibrosas y su sabor es demasiado fuerte. En cuanto a su conservación, si las metes en una bolsa de plástico pueden durar de dos a tres semanas en el refrigerador.

Maneras de comerla

Se pueden comer crudas, hervidas o en conserva. Es común ver las remolachas acompañando las ensaladas, aunque también se pueden tomar solas con una pizca de aceite, vinagre y sal. Si las prefieres crudas, tan solo tienes que rallarlas y añadir unas gotas de limón. Cocidas son algo más digestivas, simplemente introdúcelas en agua con sal hirviendo durante una hora. Otra opción es comerlas asadas, en el horno y es algo muy aconsejable, ya que sus propiedades permanecen casi intactas.

Dieta de la remolacha o betabel para adelgazar

Esta dieta no debe hacerse más de 5 días seguidos y durante este tiempo debes beber como poco dos litros de agua diarios.

Jugo de remolacha para adelgazar

Pocos zumos tienen tantos elementos esenciales para tu organismo y dan esa sensación de quedar saciados tras beberlo, gracias a su alto contenido en fibra. Lo mejor es tomar un vaso antes de cada comida. En cuanto a su preparación, no tienes más que pelar 6 remolachas y 10 zanahorias y pasarlas por la licuadora para extraer su jugo. Viértelo en un recipiente y añade el zumo de tres naranjas exprimidas Mezcla bien los ingredientes y guárdalo tapado en el refrigerador.

Menú betabel

Una hora antes del desayuno tienes que tomarte el zumo de un limón exprimido mezclado con medio vaso de agua tibia.

En el desayuno: Toma una taza de té o café, una tostada integral con queso o mantequilla y un yogurt desnatado. Si te entra hambre a media mañana puedes tomar una manzana.

El almuerzo: Está compuesto por un vaso grande de zumo de remolacha y ensalada de lechuga, tomate y pepino aderezada con un chorrito de aceite. Acompañando a esto un cuenco de arroz cocido y pollo a la plancha o pescado al horno. Como postre puedes comer naranja o kiwi.

En la cena: Toma de nuevo un vaso grande de remolacha y un buen plato de sopa de verduras junto a una manzana o una rodaja de sandía.

Una dieta sencilla y económica que nos ayudará a depurar el organismo y bajar de peso de forma sana y eficaz.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!