Remedios caseros para pies y tobillos hinchados


La hinchazón que se presenta en pies y tobillos es un problema que afecta a muchas personas en todo el mundo, sobre todo aquellas de cierta edad. Hace su aparición sobre todo en las dos piernas, llegando también a las zonas de las caderas o muslos.

Es muy común en los siguientes casos: cuando tenemos una situación de exceso de peso, un coágulo de sangre en la pierna, retenemos líquidos, estamos ante casos de deficiencia cardíaca, en la que la sangre no se bombea adecuadamente desde el corazón, o incluso cuando estamos medicándonos con ciertos depresivos o anticonceptivos.

También hay hábitos que van a favorecer su aparición, como viajar durante muchas horas en coche o pasar todo el día sentado. En el caso de las mujeres, es muy común cuando están embarazadas o durante la menstruación. Los temas más graves pueden estar asociados a otras enfermedades como la toxemia, que incluye episodios de hipertensión e inflamación.

Cómo combatir la hinchazón de pies y tobillos

Remedio con aceite de pomelo

Los baños con agua caliente son muy beneficiosos para la hinchazón y si además agregamos unas gotas de esencia de pomelo los efectos serán aún mayores. Es tan fácil como llenar un recipiente con agua tibia e introducir los pies en ellos. Otra opción es aplicar esta loción a través de un masaje, mezclando el aceite de pomelo con oliva o girasol, localizado en tobillos y pantorrillas y siempre de manera circular.

Medias compresoras

Las prendas de compresión o soporte ayudan a prevenir la hinchazón, sobre todo cuando pasamos muchas horas de pie. Puedes encontrar estas medias en tiendas especializadas en deportes y en farmacias, existiendo modelos que llegan a cubrir hasta la rodilla o el muslo.

Pon los pies en alto

Eleva los pies siempre que tengas oportunidad, es una buena costumbre para la correcta circulación de la sangre y por tanto nos ayuda a evitar la hinchazón. Lo ideal es que tengamos los pies por encima del corazón todo el tiempo que podamos.

Haz natación

Nadar es un excelente ejercicio para combatir los pies hinchados. La presión que ejerce el agua va a ayudar a nuestro sistema circulatorio y supone un descanso al peso que soportan nuestras piernas todos los días.

Masajes

Un experto terapeuta puede ayudarnos a combatir la retención de líquidos de manera muy eficiente. Si tienes la oportunidad, no dudes en darte un masaje.

Bebe mucha agua

Tener mucha sal en nuestro organismo va a hacer que nos sintamos más hinchados, por lo que beber unos 10 vasos de agua al día, además de ayudarnos a limpiar nuestro organismo, diluye el exceso de sal.


Sencillos remedios que nos ayudarán a eliminar la hinchazón de pies y tobillos de una manera natural y sencilla. ¿Los compartimos?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!