Combatir la retención de líquidos con tomate y perejil


Las enfermedades renales, hepáticas o cardiacas, así como el estilo de vida sedentario, las dietas poco saludables o los trastornos hormonales, pueden provocar acumulación de líquido en nuestro cuerpo, un trastorno bastante común que puede ser la causa de aparición de otras enfermedades como la hipertensión.

El tomate es una verdura muy presente en la elaboración de todo tipo de platos en la dieta mediterránea. Un alimento muy saludable y con grandes propiedades tanto nutricionales como medicinales, por lo que también es muy utilizado en la preparación un sinfín de mascarillas caseras y remedios naturales para combatir el estreñimiento, las hemorroides, o el mal olor corporal entre otros muchos.

Su gran propiedad diurética lo convierte en ingrediente básico para preparar remedios contra la retención de líquidos, como el licuado depurativo y desintoxicante de limón, tomate y perejil que aprendimos a elaborar en un artículo anterior. Sirviéndonos también de perejil e incluyendo el berro, vamos a preparar una excelente alternativa para eliminar el líquido y sustancias nocivas de nuestro organismo de manera natural:

Remedio natural contra la retención de líquidos

Licuado de tomate, perejil y berros

Cortamos en trozos un par de tomates, un puñado de perejil y otro de berros y lo vertemos en el vaso de una batidora. Le agregamos un poco de agua y batimos durante unos segundos hasta que quede todo bien mezclado y nos lo tomamos.

Para un efecto mayor, lo ideal es tomarlo en ayunas, ya que nuestro cuerpo asimila mejor los nutrientes por la mañana.


Un remedio natural y muy sencillo para prevenir y combatir la retención de líquidos. ¿Lo compartimos?

1 comentario:

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!