Crema casera para activar la circulación y aliviar el dolor de las piernas


Una de las terapias más eficaces para activar la circulación de nuestras piernas es la conocida como frío-calor, ya que el contraste de temperaturas favorece que la sangre comience a circular de forma más rápida evitando con ello la acumulación de líquidos en ciertas zonas como el final de las extremidades.

La terapia de frío-calor, además de favorecer una mejor circulación sanguínea también ayuda a reducir la inflamación y aliviar los dolores tanto de músculos como de articulaciones, por lo que está muy recomendada para esas personas que pasan mucho tiempo de pie y vienen con las piernas cansadas a casa, ya que proporciona un gran alivio.

Aunque en el mercado existen un gran número de cremas con este efecto, en casa podemos elaborar nuestra propia alternativa natural mucho más sana y nada cara. Presta atención a los ingredientes y su elaboración y no dudes en probar sus efectos.

Crema casera para activar la circulación sanguínea

Efecto frío

El efecto frío de esta crema se lo aportará la menta, una planta con un gran poder refrescante que nos ayudará a contraer los vasos sanguíneos, desinflamar la zona y activar la circulación a la vez que aporta un agradable aroma en nuestra piel.

Efecto calor

El efecto calor lo conseguiremos principalmente con el aceite de jengibre, un poderoso calorífico natural que contribuirá a dilatar los vasos sanguíneos, aportar nutrientes a la sangre, aliviar dolores y estimular la eliminación de líquidos.

Cómo elaborar la crema casera

Para elaborar esta crema vamos a necesitar: 3 cucharadas de aceite de coco, 3 de manteca de cacao, 20 gotas de aceite esencial de jengibre y otras 20 de aceite esencial de menta.


1. Coloca al baño maría la manteca de cacao y el aceite de coco para que se derritan.

2. Cuando estén líquidos deja que se enfríen un poco (sin que lleguen a solidificarse de nuevo), añade los aceites esenciales y mézclalo todo bien.


3. Guarda la crema en un recipiente de vidrio a temperatura ambiente y aplícatela cada vez que necesites.

Cómo aplicar la crema

Puedes aplicarte la crema una o dos veces al día. Si lo haces depués de la ducha los poros estarán más abiertos y se absorberá mejor las propiedades de la crema.

Aplícala sobre la piel mediante suaves masajes circulares y con movimientos ascendentes por toda la pierna.

0 comentarios: