Remedios para aliviar las piernas cansadas, hinchadas y doloridas

cómo aliviar las piernas cansadas

Cuando tenemos las piernas hinchadas, pesadas o doloridas, la sensación puede llegar a resultar muy incómoda. Aunque la causa de ésto puede ser muy variada, los síntomas, así como su solución son casi idénticos.

Entre las causas más comunes detrás de este problema está la retención de líquidos, el pasar muchas horas en la misma posición, la vida sedentaria, la diabetes, la ingesta de algunos medicamentos, así como la insuficiencia cardiaca.

Una vez conozcas el origen del problema, es importante que pongas solución a él; una visita al médico para que nos mande un tratamiento adecuado, así como la complementación con remedios naturales tan sencillos y eficaces como los que hoy vamos a conocer, te será de gran ayuda a la hora de acabar con este problema.

Remedios para acabar con el dolor de piernas

Friegas con vinagre

El vinagre aplicado con regularidad sobre las piernas resulta de gran ayuda para mejorar la circulación, eliminar los líquidos retenidos y combatir las varices. Además de ello contribuye a reducir la hinchazón y aliviar la pesadez de las piernas.

Aplica un poco de vinagre sobre la zona a tratar y masajéala con energía durante varios minutos. El alivio es inmediato.

Infusiones diuréticas

Las hierbas con grandes cualidades diuréticas, como el romero, el diente de león o la cola de caballo, son muy útiles tanto para limpiar nuestros riñones, mejorando con ello su funcionamiento y salud, como para eliminar el exceso de líquidos de nuestro cuerpo.


Si a tu infusión le añades además Gingko Biloba, conseguirás reforzar su eficacia y mejorar a su vez la circulación sanguínea, contribuyendo así a evitar las varices y aliviar eficazmente el dolor de piernas.

remedios para las piernas hinchadas

Baños con sal y agua caliente

Si el origen de tus piernas cansadas y pesadas es la vida sedentaria o el pasar mucho tiempo en la misma posición, lo mejor que puedes hacer cuando llegues a casa es añadir agua caliente y un buen puñado de sal gruesa en un recipiente con agua. Sumerge las piernas en ella durante al menos 10 o 15 minutos.


Puedes añadir también alguna planta antiinflamatoria para reforzar su eficacia, como romero, manzanilla o malva.

Masajes de aceites esenciales

Los masajes en las piernas nos ayudan a reactivar la circulación, reduciendo con ello la hinchazón y removiendo el exceso de líquidos que se van acumulando en ellas durante todo el día. Puedes usar aceite de coco o aceites esenciales con propiedades antiinflamatorias, entre los que destacan el aceite de romero o el de menta.

Masajes tus piernas suavemente mediante movimientos circulares. Hazlo una o dos veces al día y verás como te alivia.

0 comentarios: