Batido antiinflamatorio para calmar el dolor de rodillas y articulaciones


La de la rodilla es una de las articulaciones más grandes y complejas que tenemos. Su deterioro debido al desgaste físico, traumatismos o la propia edad puede repercutir en los ligamentos y tendones de los alrededores, sobrecargándolos y causando dolores más o menos intensos especialmente al andar.

Aunque nadie está exento de sufrir problemas de rodilla, sí que existen algunos consejos y remedios que podemos poner en prácticas para reducir este riesgo, fortalecer las articulaciones y prevenir futuros problemas que repercutan negativamente sobre nuestra calidad de vida.

Además de practicar deporte con regularidad y llevar una dieta saludable, podemos fortalecer nuestras articulaciones incluyendo en nuestra alimentación ingredientes con cualidades antiinflamatorias y antioxidantes que nos ayuden a mantenerlas en óptimas condiciones. Sigue leyendo y aprende a preparar un delicioso batido que nos ayudará a aliviar el dolor y la hinchazón de las articulaciones, a la vez que mantenerlas más fuertes y sanas.

Batido para fortalecer las articulaciones

Esta bebida natural es una excelente fuente de vitaminas, minerales y fibra que nos ayuda tanto a combatir el cansancio como a acabar con la retención de líquidos, fortalecer huesos y articulaciones o reducir la inflamación provocada por enfermedades como la artritis. Además de ello apenas aporta calorías, por lo que puede tomarlo cualquier persona.

Para elaborar este batido vamos básicamente 3 ingredientes: piña, que nos ayuda a desinflamar los tejidos, mejorar la digestión y combatir la retención de líquidos; canela, alimento con grandes propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes; así como avena, un cereal muy rico en fibra y minerales esenciales.

Cómo preparar la bebida


Deja a remojo durante toda la noche 5 cucharadas de avena en un vaso de agua. Por la mañana vierte todo el contenido en una batidora junto con 3 rodajas de piña, 1 cucharadita de canela en polvo y otra de miel. Bate todo hasta que los ingredientes queden bien integrados y toma un vaso cada mañana. Si sufres de artritis o dolores recurrentes toma otro vaso a media mañana o por la tarde.

Alternativa: puedes cambiar el agua por zumo de naranja, añadir más líquido si queda demasiado espeso para tu gusto o incluso añadir algunos frutos extra como almendras. Prueba a hacerlo de distintas formas y quédate con la que más te guste.

0 comentarios: