14 usos del enjuague bucal que seguro desconoces


Seguramente después de cepillarte los dientes uses enjuague bucal para completar la higiene de tu boca, pero ¿sabes que sus grandes propiedades antisépticas pueden ser utilizadas para muchas más cosas? En el artículo de hoy te mostramos varias que seguro te sorprenderán. ¡No dejes de probarlas!

Parar eliminar los hongos de las uñas

Anteriormente ya conocimos varios remedios para eliminar rápido los hongos de las uñas, donde aprendimos a combatir este popular problema con soluciones tan sencillas y eficaces como la lejía o el bicarbonato, pero ¿sabías que el enjuague bucal es otro de los grandes remedios para eliminar los hongos? Basta con empapar un trozo de algodón en enjuague y aplicarlo sobre la uña 2 o 3 veces al día. Otra opción es mantener el algodón en contacto con ella durante todo el día sujetándolo con una gasa o tirita. En menos de dos semanas empezarás a ver los resultados.

Para acabar con el mal olor

¿Te huelen las manos después de haber estado cortando cebollas, pelando ajos o manipulando pescado? Lávatelas con enjuague bucal y verás como el olor desaparece rápidamente.

¿Huelen mal tus zapatos o el cubo de la basura? Empapa unos algodones en enjuague bucal y colócalos en ellos, verás como el mal olor desaparece y el bueno y fresco se instala.

Para mantener alejados a los insectos

El fuerte olor de la menta no les gusta nada a los insectos, por lo que resulta ideal para mantener alejados a los mosquitos, las moscas y las hormigas. Rocía enjuague bucal mezclado con agua (a partes iguales) por tu piel y/o por aquellas zonas de la casa donde tengas problemas con los insectos y verás como desaparece en menos de lo que esperas.

Para calmar el picor de las picaduras

¿No puedes dejar de rascarte una picadura de mosquito? Frota un algodón empapado en enjuague bucal sobre ella y verás como tanto la hinchazón como el picor desaparecen en pocos minutos.

Para relajar los pies cansados

¿Te pasas el día de pie? Entonces nada como prepararte un recipiente con agua caliente y 3 o 4 tapones de enjuague bucal para relajarlos. Déjalos sumergidos en la mezcla durante al menos 10 minutos y verás como te ayuda a sentirte mejor.

Para eliminar la caspa

Después de haber lavado tu cabello con tu champú habitual mezcla agua y enjuague bucal a partes iguales y aplícalo sobre el cuero cabelludo masajeándolo suavemente con la yema de los dedos. Deja actuar unos minutos y enjuaga después con agua.

Para desinfectar y cicatrizar más rápido las heridas

¿Te acabas de hacer un pendiente o piercing? Puedes evitar que se te infecte y ayudar a que cicatrice antes con enjuague bucal. ¿Cómo? humedece un trozo de algodón en enjuague y aplícalo en la zona.

Para desinfectar el cepillo de dientes

El cepillo de dientes es un nido de bacterias, por lo que deberíamos desinfectarlo con una frecuencia que seguro no aplicas. ¿Cómo hacerlo? Sumérgelo durante toda la noche en un vaso con enjuague bucal. A la mañana siguiente enjuágalos con agua. ¡Como nuevos!

Como desodorante

¿Tienes que salir y te has quedado sin desodorante? No hay ningún problema. Frota tus axilas con un algodón empapado en enjuague bucal y adiós problema.

Para prevenir los piojos

Cuando comience la época de piojos en la escuela, una buena forma de evitar que se pasen al cabello de tu peque es rociar su cabeza cada mañana con unas gotas de enjuague bucal mezclado con agua a partes iguales; se mantendrán alejados.

Para limpiar y desinfectar frascos de vidrio

Las botellas y los frascos de vidrio, por su forma, pueden resultar difíciles de limpiar, y con el tiempo es fácil que tomen mal olor. Para evitar esto y limpiarlos en profundidad basta con que apliques unas gotas de lavavajillas, un par de tapones de enjugue bucal y un poco de agua. Agita y déjalo en remojo toda la noche. A la mañana siguiente vuelve a agitar el frasco y enjuaga con normalidad.

Para que las flores duren más tiempo

¿Te han regalado un ramo de flores y quieres que te duren más con buen aspecto? Vierte 3 tapones de enjuague bucal por cada medio litro de agua y sumerge los tallos en esa mezcla. Te durarán más tiempo y lucirán mejor aspecto.

Para limpiar los cristales

Aplica enjuague bucal sobre tus cristales, frota con una bayeta o paño y retira después con papel de periódico o papel de cocina. ¡Quedarán relucientes!

Para limpiar los azulejos

Su gran poder antiséptico resulta ideal tanto para limpiar los azulejos como para desinfectarlos y evitar la formación de moho. Empapa una bayeta o paño en enjuague bucal y frota los azulejos, ¡quedarán brillantes y realmente limpios!

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!