Agua de berenjena para bajar de peso, el azúcar y el colesterol


El abdomen es una de las zonas del cuerpo donde con más facilidad acumulamos grasa; un problema que no es sólo antiestético, sino que tiene también repercute negativamente en nuestra salud. Acabar con la grasa abdominal requiere algo de esfuerzo y ciertos cambios de hábitos en nuestra vida: cuidar nuestra alimentación y realizar ejercicio físico con regularidad resulta clave para lograr el objetivo.

El alto contenido en antioxidantes, vitaminas, minerales, fibra y agua convierten al agua de berenjenas en un remedio ideal para complementar cualquier dieta de adelgazamiento, ya que a su gran aporte nutritivo se le unen el gran poder diurético, depurador, acelerador del metabolismo y un muy bajo aporte calórico, pero aquí no acaba todo:

Propiedades de las berenjenas

- Su riqueza en antioxidantes como la vitamina E y la antocianina la convierten en un remedio muy eficaz para prevenir el envejecimiento celular y el desarrollo del cáncer.

- Favorecen la reducción de los niveles de colesterol y azúcar en sangre, ayudando así a mantener controlada la diabetes y prevenir problemas cardiovasculares.

- Su riqueza en hierro y magnesio las convierten en un remedio eficaz para reforzar nuestras defensas y prevenir la anemia.

- Nos ayudan a eliminar  toxinas, la retención de líquidos, reforzar nuestra salud y combatir eficazmente el estreñimiento.


- Es un alimento muy saciante que nos ayuda a prevenir el picoteo entre horas. Además apenas nos aporta calorías, por lo que está muy recomendada para las dietas de adelgazamiento.

- Refuerzan el sistema nervioso y cardiovascular, gracias a su riqueza en sodio y potasio. Su alto contenido en ácido fólico resulta además ideal para reforzar nuestra salud ósea.

Cómo bajar de peso con agua de berenjenas

Cómo preparar el remedio

1. Lava una berenjena con vinagre para eliminar cualquier resto nocivo que pueda contener. Córtala en varios trozos o láminas y viértela en un recipiente junto con un litro de agua y el zumo de dos limones exprimidos.


2. Deja macerar toda la noche y al día siguiente tómala a lo largo del día empezando por la mañana en ayunas y siguiendo por hacerlo antes de las comidas.

Cómo tomar el remedio

Tómalo durante una semana completa y después descansa otra. Puedes repetir el proceso las veces que quieras alternando siempre una semana de toma con otra de descanso. Compleméntalo con una vida activa y una dieta saludable y verás como poco a poco vas perdiendo esa grasa que tanto deseas eliminar.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!