Remedios para limpiar el hígado y quemar grasa más rápido

depurar el hígado y bajar de peso

Depurar nuestro hígado con cierta frecuencia es uno de las acciones más saludables que podemos realizar, ya que estaremos ayudando a eliminar de él todas las toxinas que día a día se van acumulando debido a una de sus más importantes funciones: eliminar las sustancias tóxicas de nuestra sangre.

Cuando desintoxicamos nuestro hígado no sólo estamos eliminando toxinas de nuestro cuerpo, sino que estaremos ayudando a que funcione mejor, prevenir enfermedades e incluso bajar de peso de forma más eficaz, gracias a la aceleración del metabolismo de las grasas. No obstante, la depuración hepática no debe servir como primera herramienta para adelgazar, sino como un primer paso para lograrlo. Además, no debemos abusar de estas limpiezas, sino hacerlas periódicamente como una forma de preservar nuestra salud hepática.

Beneficios de desintoxicar el hígado

La mala alimentación, el sedentarismo y el propio estrés tienen un repercusión directa y muy negativa sobre nuestra salud. El hígado es uno de los principales órganos afectados por los hábitos de vida poco saludables, ya que perjudican su correcto funcionamiento favoreciendo con ello la acumulación de grasa, el cansancio y el empeoramiento de nuestra salud.

Cuando nuestro hígado está libre de toxinas no sólo funciona mejor, sino que eso se ve reflejado tanto en nuestra salud como en nuestro aspecto exterior: piel más tersa y radiante, menos granos y acné, aspecto más saludable, etc.

Remedios caseros para limpiar el hígado

Jugo de cítricos, ajo y jengibre

Exprime un pomelo y dos limones. Añade a continuación media cucharada de jengibre rallado, dos dientes de ajo pelados y un par de cucharadas de aceite de oliva. Bátelo todo hasta que los ingredientes queden bien integrados. Tómalo en ayunas durante 3 días seguidos. Pasados 10 minutos puedes tomar tu desayuno.

Jugo de naranja, jengibre, menta y ajo


Una variante del anterior. Exprime tres naranjas para extraer su jugo. Añade media cucharada jengibre rallado, unas hojas de menta, un par de ajos pelados y otras dos cucharadas de aceite de oliva. Bátelo y tómalo 3 días consecutivos en ayunas.

Infusión de eneldo

La infusión de eneldo es muy digestiva. Nos ayuda no sólo a eliminar los gases y perder peso, sino también a depurar el hígado y los riñones en profundidad.

Su elaboración es tan sencilla como hervir en un par de tazas de agua un buen puñado de eneldo. Deja que hierva durante 10 minutos, 10 más de reposo, cuela la infusión, añade el zumo de medio limón exprimido y una cucharada de miel. Toma una taza a diario durante 5 días seguidos.

Remedios muy sencillos que te ayudarán a limpiar el hígado y reforzar tu salud hepática de forma rápida, sana y natural.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!