Reduce el colesterol, el azúcar y la tensión alta con ajo

cómo limpiar las arterias con ajo

No es la primera vez que comentamos los grandes beneficios a la salud que aporta el ajo, un alimento básico en cualquier cocina con unas increíbles propiedades curativas que no debemos pasar por alto. En el artículo de hoy vamos a aprender a elaborar una sencilla crema casera para beneficiarnos de todas ellas. Sigue leyendo y descubre más sobre este alimento único.

Como ya sabes, el ajo es un ingrediente básico para elaborar un sinfín de platos, pero ¿conoces realmente todos los beneficios que puede aportar a tu salud? Seguro te sorprenderá:

Beneficios del ajo para nuestra salud

- Nos ayuda a reducir los niveles de triglicéridos, colesterol y la presión arterial, disminuyendo así las posibilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

- Favorece la limpieza de las arterias y evita su endurecimiento (arteriosclerosis), un problema muy común entre las personas más mayores.

- Nos ayuda a mejorar la circulación sanguínea y previene los trombos, reduciendo notablemente las posibilidades de sufrir infartos.


- Combate la tos, el dolor de cabeza y un gran número de enfermedades respiratorias, como la bronquitis o el asma. Además de ello, nos ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre, siendo muy útil para las personas con diabetes.

Cómo reforzar nuestra salud con ajo

ajo para reducir el colesterol y combatir la diabetes

Ingredientes para hacer la crema

1 cabeza de ajo, 1 puerro, 3 zanahorias, 1 huevo, 4 rebanadas de pan, aceite de oliva, un puñado perejil y una pizca de pimentón.

Cómo preparar la crema de ajo

- Coloca en una olla el puerro bien limpio, un poco de perejil y las zanahoria peladas y cortadas. Añade agua para cubrir los ingredientes, una pizca de sal y déjalos hervir durante 15-20 minutos. Pasado ese tiempo, bátelo todo hasta que quede con la textura deseada.


- En una sartén, añade un poco de aceite de oliva y los ajos pelados y cortados en trozos. Cuando se doren, añade las rebanadas de pan previamente cortadas y una pizca de pimentón. Deja rehogar unos minutos y  añade después la crema de verduras que hemos preparado en el primer punto (si está muy espesa puedes añadir un poco de agua). Cuece a fuego medio durante 10 minutos.

- Un par de minutos antes de apagar el fuego, añade un huevo crudo por encima y deja que cuaje. Rómpelo después con una cuchara o tenedor y sirve la sopa.

Un plato delicioso, sencillo, nutritivo y muy beneficioso para nuestra salud. ¡No dejes de probarlo! Te encantará.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!