Cómo tratar el asma y calmar un ataque asmático eficazmente


El asma es un problema muy común que afecta a 5 de cada 100 personas en el mundo. Esta enfermedad crónica de las vías respiratorias se caracteriza por episodios más o menos recurrentes de disnea o dificultad respiratoria, provocada principalmente por la inflamación de las mucosas, contracción de los bronquios o espamos puntuales.

Cuando sufrimos de asma, es importante que aprendamos a controlar nuestra ansiedad, ya que si nos ponemos nerviosos durante un ataque de asma podemos agravar la situación. Además de trabajar nuestro autocontrol y capacidad de mantener la calma, es fundamental que aprendamos a controlar la respiración, practiquemos ejercicio físico frecuente, a fin de fortalecer el corazón, y mantengamos una alimentación sana y equilibrada.

Aunque si sufres de asma diagnosticado, ya tendrás un tratamiento, hoy vamos a compartir varios remedios que pueden ayudarnos a prevenir y cortar un ataque de asma cuando no tenemos a mano nuestro inhalador. Toma lápiz y papel y apunta estas fantásticas soluciones:

Remedios naturales contra el asma

Cafeína

La cafeína contenida en el café y los refrescos como la cola puede convertirse en nuestra mejor aliada contra los ataques de asma, gracias al gran poder dilatador que ejerce en nuestras vías respiratorias.

Si necesitas una solución rápida y temporal para recuperar un ritmo normal de respiración tómate un par de vasos de café negro o refresco de cola, y notarás el alivio al instante.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es un alimento con grandes propiedades para el tratamiento de todo tipo de problemas relacionados con la salud: desde calmar los dolores articulares hasta ayudarnos a bajar de peso.


En el caso del asma, nos ayuda de dos formas diferentes: aliviando la congestión y bloqueando los ataques asmáticos repentinos. Cuando sientas que puedes sufrir uno y no tengas tu inhalador al lado, toma una cucharada de vinagre de manzana y siente el alivio.

Jugo de tomate y salsa picante

Una solución útil no sólo para asmáticos, sino también para cualquier persona que sufra congestión a causa de fiebre del heno y enfermedades similares, ya que es un excelente calmante natural de los síntomas asmáticos.

Prepárate un zumo/jugo natural de tomate y añádele de 10 a 20 gotas de salsa picante. Toma un par de vasos al día durante el tiempo que necesites (no recomendado si sufres problemas gástricos).


Remedios fáciles y efectivos para frenar los ataques asmáticos y mejorar los síntomas de esta enfermedad de forma sana y natural. No dejes de probarlos ;)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!