Cómo eliminar los tapones de cera de forma natural


La higiene es muy importante en cualquier zona de nuestro cuerpo, incluído el oído. Sin embargo, por muy limpios que seamos, trastornos como las alergias o los fuertes resfriados pueden causar la aparición de tapones de cera, un problema bastante frecuente que disminuye nuestra capacidad auditiva y que de no ser tratado, puede dar origen a perforaciones en el tímpano.

En artículos anteriores conocimos varios remedios caseros para eliminar la cera de forma natural, como el aceite de oliva o el jugo de cebolla; opciones muy eficaces que nos ayudan no sólo a deshacernos del cerumen, sino también a fortalecer el oído y mantener una correcta salud auditiva. Hoy ampliamos esta lista de soluciones con alternativas naturales tan efectivas como éstas:

Lavado con manzanilla

La infusión de manzanilla es perfecta para lavar nuestros oídos, ya que además de reblandecer el bloque de cerumen y hacer más fácil su disolución, gracias a su gran poder antiséptico ayuda a limpiar en profundidad el conducto auditivo.

Hierve un vaso y agua, retira del fuego y añade un puñado de hojas (o un par de bolsitas) de manzanilla. Tapa el recipiente, déjalo reposar durante 15-20 minutos, cuela la infusión y lávate los oídos con ella.

Bolsa de agua caliente

Otra buena opción para reblandecer la cera y facilitar su expulsión es a través del calor que desprende un objeto caliente, como las bolsas de agua que utilizamos en invierno para calentarnos los pies, por ejemplo.

Hierve agua, introdúcela en la bolsa y túmbate unos minutos apoyando el oído sobre ella. Pasado ese tiempo puedes lavarlo con manzanilla o irrigarlo con agua tibia.

Infusión de saúco

El saúco es una planta con grandes propiedades antisépticas y antiinflamatorias, especialmente útil en el caso de tapones de cera asociados con procesos gripales y catarrales.


Añade un puñado de hojas de saúco a un recipiente con agua hirviendo. Con cuidado de no quemarte, coloca tu oreja cerca para que los vapores entren en tu oído. Pasados 5-10 minutos cuela la infusión, endúlzala con miel y tómala. Repite 2 o 3 veces al día.

Aclaración final: El cerumen es un método de protección natural del oído, por lo que es importante no obsesionarse con eliminarlo por completo. Evitar el uso de bastoncillos, que no hacen más que empujar la cera hacia dentro y apelmazarla, y limpiar nuestros oídos de dos a cuatro veces al mes con alguna de las soluciones propuestas, es suficiente para garantizar una correcta higiene del conducto.


Remedios simples y efectivos que te ayudarán a eliminar los tapones de cera y mantener una óptima higiene y salud auditiva de forma fácil y natural. ¡Pruébalos!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!