Cómo curar más rápido una fractura y fortalecer los huesos


La fractura de un hueso, ya sea total o parcial, es una lesión muy importante para el organismo, sin embargo, aunque lo haga de forma lenta, nuestro cuerpo tiene la capacidad de reparar ese daño regenerando los tejidos dañados y volviendo a soldar las piezas óseas fracturadas.

El calcio es parte fundamental del hueso, por eso es importante incluir en nuestra dieta alimentos ricos en vitamina D, que favorecen la absorción de este mineral. Además, siempre que hay una fractura, es importante que mejoremos la circulación sanguínea de la zona, ya que nos ayudará a regenerar más rápidamente los tejidos dañados y a reconstruir el hueso fracturado.

Hoy aprenderemos a reducir el tiempo que tarda en curarse una fractura de hueso, con ayuda de estos fantásticos remedios caseros que te proponemos:


Cómo acelerar la curación de una fractura

Arcilla verde y consuelda

Esta planta posee grandes cualidades regeneradoras de tejidos dañados, por lo que es perfecta para tratar todo tipo de contusiones y fracturas, aunque siempre usada externamente (es tóxica, por lo que no debe ingerirse).

Para beneficiarnos de las propiedades de estos dos grandes ingredientes, no tenemos más que mezclar un poco de arcilla (más o menos cantidad dependiendo del tamaño de la zona a tratar) con infusión de consuelda, hasta crear una pasta consistente, no demasiado líquida. Aplícala sobre la zona dañada dejándola actuar durante al menos 30 minutos.

Alimentos ricos en calcio

Lo que comemos tiene una incidencia directa sobre nuestra salud, por ello, y más aún cuando sufrimos una fractura o tenemos los huesos débiles o porosos, es importante que consumamos alimentos ricos en calcio, componente óseo básico.


Entre los alimentos más ricos en calcio encontramos la leche y todos sus derivados, aunque a edades adultas no resultan demasiado eficaces, las grosellas, los higos, los frutos secos sin sal, el coco, el ajo y la cebolla, la manzana, la pera, el mango o los aguacates.

Vitamina D

La vitamina D, presente en los pescados grasos (salmón, sardinas, atún o arenques), los huevos y el propio sol (es muy recomendable tomar el sol diariamente, especialmente a primera hora de la mañana, cuando los rayos aún no son demasiado fuertes ni dañinos) nos ayuda a mejorar la absorción de calcio y magnesio, por lo que es imprescindible incluirla en nuestra dieta.

Bambú tabashir

Este alimento natural es muy rico en silicio, un mineral indispensable para nuestros huesos, por lo que su consumo está altamente recomendado a personas que están recuperándose de una fractura ósea.

Se vende en cápsulas en todo tipo de tiendas naturales y dietéticas.

Alimentos ricos en magnesio

El magnesio es otro de los minerales clave de nuestro organismo, imprescindible para asegurar unos huesos, musculatura y articulaciones más fuertes. Lo encontramos en alimentos como la avena, los espárragos, la calabaza, la lechuga, el trigo integral, los guisantes y lentejas, las ciruelas, los frutos secos, el melocotón o la patata.

Alimentos ricos en potasio


El potasio es otro de los nutrientes imprescindibles para mantener una buena salud ósea, por lo que es importante que lo incluyamos en nuestra dieta a través de alimentos como las legumbres, el plátano, los albaricoques, el aguacate o las ciruelas secas.

Alimentos ricos en silicio

Al igual que en el bambú tabashir, podemos encontrar este importante mineral en alimentos como el arroz y avena integral, la remolacha (betabel), los puerros, pepinos, alfalfa y la cola de caballo, muy buena para hacer infusiones y combatir la retención de líquidos.

El silicio nos ayuda a fortalecer los huesos y dar flexibilidad y movimiento a las articulaciones, por lo que su consumo está muy recomendado también para personas que sufren problemas articulares como la artritis o la artrosis.

Alimentos a evitar

Evita o elimina por completo de tu dieta el alcohol, azúcar blanco, café, bebidas gaseosas, alimentos fritos, refinados y precocinados, así como aquellos alimentos integrales a los que se les ha añadido fibra, como las galletas o el pan, ya que pueden actuar inhibiendo la absorción de calcio en nuestro organismo, con el consiguiente perjuicio para nuestra salud.

En cuanto a las verduras con oxalatos, como las espinacas o la remolacha, podemos tomarlas, pero siempre separadas de los alimentos ricos en calcio.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!