Remedios caseros contra la hipertensión


Las personas que sufren de hipertensión arterial son más propensas a sufrir accidentes cardiovasculares, es decir, problemas relacionados con el corazón. Estas enfermedades son la causa más frecuente de mortalidad en todo el mundo, por lo que no parece ninguna tontería que tomemos las medidas necesarias para reducirlas. En la entrada de hoy vamos a ver algunos consejos y los 3 alimentos clave que nos ayudarán a reducir la tensión.

No se sabe a ciencia cierta cuáles son las causas que la provocan, pero ciertos hábitos y condiciones genéticas parecen tener una gran influencia. En este sentido, acostumbrarnos a comer con demasiada sal, tener sobrepeso, hacer poco ejercicio y sufrir demasiado estrés va a propiciar que nuestra tensión aumente. También puede producirse por problemas renales (riñón).

Algunos alimentos son especialmente desaconsejables, como es el caso de los embutidos, el queso muy curado o la cerveza. Y por el contrario, debemos incluir habitualmente en nuestra dieta frutas y verduras, así como mucha vitamina C.

3 grandes remedios naturales contra la hipertensión

Ajo

Pocos alimentos son tan terapéuticos como el ajo, nos ayuda a purificar la sangre, con todos los beneficios que ello conlleva: limpia el intestino y en el caso de la hipertensión dilata los capilares y las arterias.

Aunque no sea lo mejor para el aliento, es recomendable que se coma por las mañanas en crudo. Para que sea más llevadero lo puedes untar en un trozo de pan tostado, con aceite de oliva y quizás un poco de tomate. Si no soportas el sabor y el olor del ajo, tienes la opción de comprar su aceite en capsulas.

Alcachofa

Esta verdura es muy conocida por sus propiedades diuréticas, es decir, que te ayuda a eliminar el exceso de líquidos que acumula el cuerpo y esto tiene una relación directa con la disminución de la presión arterial. En este sentido, podríamos decir que es un remedio natural y específico contra este problema.


La alcachofa además tiene grandes niveles de potasio, facilita la digestión y actúa protegiendo el hígado. Cuando esta verdura esté en temporada la podrás consumir cocida o al horno, fuera de ella deberás recurrir a extractos naturales o comprimidos, nunca a alimentos envasados.

Limón

Existe una enorme diferencia entre el limón y otros cítricos, y es que a pesar de ser un ácido, también tiene la propiedad de neutralizarlos una vez que llega al estómago. Es rico en vitamina C y ayuda a depurar tu organismo, además de facilitar el paso de la sangre a través de tu cuerpo, debido a que hace los vasos sanguíneos más suaves. También posee vitamina B, para prevenir los problemas cardíacos.

EL modo de empleo es el siguiente: el primer día tenemos que beber el zumo de un limón con agua. El segundo usamos el zumo de dos limones, el tercero de tres y así sucesivamente hasta llegar a ocho. Una vez llegados a este punto invertimos las tornas y cada día que pase eliminaremos un limón del desayuno hasta quedarnos en solo uno, momento en el cual habrá terminado nuestro tratamiento.


Remedios fáciles y sencillos que nos ayudarán a bajar la presión arterial alta de forma sana y natural. ¡No dejes de probarlos!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!