Agua de pepino: desintoxicante, diurética y adelgazante


El pepino es una hortaliza muy común en las despensas, sin embargo, su uso se ha popularizado en los últimos años gracias a su potente cualidad hidratante, nutritiva y baja en calorías, lo que lo ha convertido en ingrediente principal no sólo de ensaladas y otros platos de verano, sino también de deliciosas bebidas adelgazantes.

Las propiedades del pepino son tan variadas que su uso se extiende mucho más allá de la cocina: ideal para preparar mascarillas hidratantes contra la piel seca, combatir las ojeras o incluso tratar los párpados caídos. Mil y un usos que se amplían gracias a estas otras cualidades saludables:

Bebida alcalina

El agua de pepino actúa como potente alcalinizante natural equilibrando el pH de nuestro cuerpo y protegiéndonos frente a las enfermedades.

Nutritiva y antioxidante

Esta refrescante bebida nos aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales, destacando la vitamina A (buena para la vista y el sistema inmunológico), C (protección para la piel y frente a distintos tipos de enfermedades) y K (para unos huesos fuertes y una correcta circulación), calcio, hierro y potasio. Además, su alto contenido en antioxidantes nos protege frente a la acción de los radicales libres y el envejecimiento celular prematuro.

Diurética, depurativa y adelgazante

Nos ayuda a limpiar nuestro organismo, favoreciendo la eliminación de toxinas y combatiendo eficazmente la retención de líquidos, factores que unidos a su bajo aporte calórico, contribuyen a una saludable pérdida de peso.

Cómo preparar agua de pepino

Lo único que vamos a emplear es un pepino, un limón y litro y medio de agua.

Elaboración

Con ayuda de un pelador o cuchillo retira la piel del pepino, pártelo en dos o tres trozos y pásalo por la licuadora para extraer su jugo. Viértelo en una jarra junto con el litro y medio de agua y el zumo de un limón exprimido (si lo deseas puedes añadir también unas hojas de hierbabuena o menta para darle un toque diferente). Guárdalo en la nevera y tómalo a lo largo del día.

Repite el proceso de dos a cuatro veces por semana y benefíciate de todas las propiedades que el agua de pepino aporta a nuestra salud. Fácil y natural.

1 comentarios:

Conviviendo con Cándidas dijo...

Sin duda voy a prepararla, irá genial para eliminar las toxinas que se acumulan en el cuerpo por culpa de la candidiasis!
un saludoo


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!