Remedios para depurar los riñones y combatir las piedras renales

cómo limpiar los riñones

Los riñones son dos órganos del tamaño de un puño que se encargan de filtrar y eliminar de nuestro cuerpo, a través de la orina, aquellas sustancias que pueden resultar nocivas y tóxicas para nuestra salud. Debido a su importante labor, es importante que los mantengamos lo más sanos y funcionales posible.

La mala alimentación, la falta de hidratación así como algunas enfermedades favorecen la cristalización de los minerales y proteínas que pasan por los riñones, dando lugar a lo que se conoce como piedras o cálculos renales, un trastorno muy doloroso que puede dar lugar a enfermedades renales más graves.

En el artículo de hoy vamos a conocer varios remedios caseros que nos ayudarán a tratar este problema de una forma sencilla y completamente natural. Toma lápiz y papel y apunta estas recetas:

Cómo combatir los cálculos renales

Aceite de oliva y limón

Tal vez uno de los remedios más populares debido tanto a su facilidad como a su gran eficacia. La combinación del aceite de oliva con el limón resulta altamente desintoxicante y contribuye a equilibrar el pH de nuestro cuerpo, siendo de gran ayuda a la hora de depurar el hígado y los riñones.

Cada mañana mezcla una cucharada de limón exprimido y otra de aceite. Tómala en ayunas durante al menos 4 semanas consecutivas sin límite de tiempo.

Infusión de bardana

La bardana es una planta con grandes propiedades antiinflamatorias y diuréticas que resulta de gran ayuda a la hora de limpiar la vejiga y los riñones, por lo que resulta útil tanto para combatir las infecciones urinarias como las piedras renales.


Añade a una taza con agua hirviendo una cucharadita de semillas de bardana. Cúbrela y deja reposar durante 20 minutos. Cuela la infusión, endulza con un poco de miel natural y toma o dos tazas al día, siendo la primera de ellas preferiblemente en ayunas.

Jugo de limón y arándanos

Si hay dos ingredientes que no deben faltar en cualquier problema de vías urinarias que queramos tratar, esos son sin duda el limón y los arándanos, alimentos con un gran poder alcalinizante y depurador que nos ayudarán a combatir las piedras y mejorar el funcionamiento de nuestros riñones.


Vierte en un recipiente una taza de arándanos, el zumo de un limón exprimido y medio vaso de agua. Bátelo todo hasta conseguir la textura deseada y toma 2 o 3 vasos al día. Si prefieres una textura menos espesa puedes añadir más agua o licuar los arándanos en vez de batirlos.

Jugo de manzana y apio

El apio es uno de los alimentos más diuréticos que existen. En combinación con la manzana y su gran poder antioxidante, resulta uno de los remedios más eficaces para tratar problemas renales, incluidos los cálculos.

Licúa un par de manzanas y 2 apios para extraer su zumo. Mézclalo y toma un vaso en ayunas durante al menos 2 semanas seguidas.

0 comentarios: