Remedio natural para expulsar las piedras del riñón


Las piedras o cálculos renales no son más que cristalizaciones minerales que no son expulsadas a través de la orina y se acumulan en los riñones reduciendo su capacidad de funcionamiento. Cuando una de estas piedras se desplaza hacia las vías urinarias, puede llegar a provocar un dolor bastante intenso, por lo que es importante que las evitemos y que las que ya están formadas las disolvamos poco a poco para reducir su tamaño.

Este problema es bastante más habitual de lo que podríamos pensar, ya que se estima que afecta a más del 10% de la población en algún momento de su vida.

Entre los síntomas que suelen alertarnos de la presencia de cálculos renales cabe destacar el dolor en la zona baja de la espalda, orina turbia, necesidad frecuente de orinar, así como náuseas, vómitos e incluso fiebre. A continuación vamos a conocer un remedio muy efectivo para disolver las piedras de los riñones de forma natural gracias a las grandes cualidades de los ingredientes utilizados.

Bebida casera para disolver los cálculos renales

Beneficios de los ingredientes

Limón: este delicioso cítrico nos ayuda a reducir la acidez de la orina, eliminar el exceso de sales y la disolución de los cálculos.

Perejil: El perejil es uno de los más poderosos diuréticos naturales que existen. Nos ayuda a depurar los riñones en profundidad al aumentar la cantidad de orina y arrastrar con ella todas las toxinas acumuladas, lo que favorece a su vez la prevención de infecciones.

Cómo elaborar la bebida

- Vierte en un recipiente litro y medio de agua y un buen puñado de perejil. Hiérvelo durante 5 minutos y déjalo reposar durante toda la noche.

- Por la mañana, cuela la infusión, añade el zumo de dos limones exprimidos y guárdalo en la nevera. Tómalo a lo largo del día (diariamente) durante al menos un mes. Te sorprenderás cuando te hagas de nuevo una analítica.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!