Cómo curar los hongos, callos y talones agrietados con aspirina

remedios caseros para eliminar hongos y callos

Los callos y talones hidratados no son más que la muestra evidente de una falta de atención y cuidado de una de las zonas más maltratadas de nuestro cuerpo, los pies. Su origen principal es la falta de hidratación y el roce continuado con el calzado y otras prendas.

Además de poco estéticos, estos trastornos pueden resultar bastante incómodos e incluso dolorosos, por lo que es bueno que los tratemos de la forma más rápida y eficazmente posible.

El mercado existen un sinfín de bálsamos y cremas hidratantes que nos ayudan a corregir este problema de una forma muy sencilla, pero en casa también disponemos de ciertos productos que pueden ayudarnos a conseguir el mismo objetivo de una forma económica y contribuir a su vez a tratar otros problemas tan comunes como los callos, hongos, el mal olor o posibles infecciones.

Aspirina eliminar hongos, callos y talones agrietados

La aspirina es el analgésico más popular y utilizado del mundo. Contiene grandes propiedades antiinflamatorias y cardioprotectoras que resultan de gran ayuda para las personas que sufren problemas circulatorios o cardiovasculares.

Además de para aliviar el dolor de cabeza y mejorar nuestra salud cardiovascular, las aspirinas pueden resultar muy beneficiosas para nuestra piel, favoreciendo la reducción del acné, las células muertas y las manchas, así como facilitar la eliminación de callos y mejorar el aspecto de nuestros talones, entre otras cosas.

Beneficios de las aspirinas para la piel

-Su gran poder exfoliante nos ayuda a eliminar células muertas y ablandar los callos, facilitando así su eliminación.

-Su gran poder antiinflamatorio nos ayuda a relajar los pies y aliviar picores.

-Acelera la curación de heridas y posibles grietas en la piel.

-Ayuda combatir las infecciones cutáneas como los hongos.


Cómo tratar hongos, callos y talones agrietados con aspirina

cómo combatir callos y hongos

Ingredientes

Para elaborar este remedio lo único que vamos a necesitar es un vaso con alcohol etílico, 10 aspirinas, un tarro de vidrio, algodón y papel o film transparente.

Cómo preparar el remedio

Tritura las aspirinas y viértelas en el recipiente de vidrio. Añade a continuación el vaso de alcohol etílico, tapa el recipiente y sacúdelo para que se mezcle el contenido.

Guarda el recipiente tapado en un lugar seco y fresco durante uno o dos días. Remuévelo de vez en cuando para evitar que las aspirinas se vayan al fondo.

Cómo usar el remedio

Empapa un trozo de algodón en la mezcla y colócalo sobre el talón o la zona del pie que quieras tratar. Cúbrelo con film transparente para que el algodón no se mueva. Coloca encima unos calcetines y acuéstate.

Cuando te levantes por la mañana retira el film y el algodón, enjuaga tus pies con agua tibia y seca los muy bien.

Repite el proceso durante el tiempo que sea necesario.

0 comentarios: