Cómo eliminar los hongos, el mal olor y desinflamar los pies


Ya sea por parte de tiempo o por el hecho de que no están demasiado visibles, es muy común que descuidemos nuestros pies. Lo malo de este dato es que el pie es una de las zonas de nuestro cuerpo que más castigamos y a la vez, más propensa a sufrir problemas de mayor o menor importancia: desde mal olor hasta contracturas, resequedad, sudoración excesiva, retención de líquidos, mala circulación u hongos.

Salvo que no puedas caminar, lo cierto es que exponemos nuestros pies a diario a un gran trabajo, el primero de todos el de aguantar nuestro peso, aunque tampoco podemos olvidarnos de los roces y sobre todo de la mala elección del calzado. Un zapato barato, incómodo y que no transpira acabará resintiendo nuestra salud tarde o temprano.

En el artículo de hoy vamos a conocer varios remedios que nos ayudarán a recuperar la salud y bienestar de nuestros pies y contribuirán a combatir los problemas que éstos nos puedan causar. Mima tus pies y siente la diferencia.

Remedios naturales para problemas del pie

Combate los hongos con ajo y vinagre

El ajo y el vinagre de manzana son dos ingredientes que poseen grandes propiedades antibióticas, antibacterianas y antifúngicas, por lo que resultan muy útiles para eliminar los hongos de los pies.

Hierve en un recipiente durante tres minutos 1 litro de agua, 100ml de vinagre de manzana y 10 dientes de ajo. Déjala reposar y bátela hasta integrar bien los ingredientes. Guárdala en un recipiente cerrado en el frigorífico y aplícala cada noche sobre tus pies, masajeándolos, antes de irte dormir.

Puedes complementarlo con baños de pie cada dos noches empleando las mismas cantidades y con el agua aún caliente.

Elimina el olor de pies con limón, menta y romero

Además de aromático, el limón es antiséptico y antibacteriano, por lo que nos ayuda no sólo a camuflar el mal olor, sino también a eliminar las partículas que lo provocan y mantener la correcta higiene y salud de nuestros pies.


Hierve 1 litro y medio de agua, un puñado de menta y otro de romero (si no tienes puedes usar únicamente menta) durante 2 minutos. Deja reposar, agrega el jugo de un limón exprimido y vierte el contenido en un recipiente bajo. Introduce los pies en él durante 5 o 10 minutos y disfruta de unos pies más frescos y limpios.

Desinflama tus pies con manzanilla

Al igual que el aloe vera, la manzanilla posee tantos beneficios que puede ayudarnos tanto a combatir el ardor de estómago como a reparar las puntas abiertas, combatir las arrugas o prevenir la sudoración excesiva.

Sus grandes propiedades calmantes y antiinflamatorias la convierten además en remedio ideal para desinflamar los pies y relajar nuestra musculatura depués de un largo día de trabajo.

Hierve 1 litro y medio de agua y 3 bolsitas de manzanilla. Cuando se haya enfriado lo suficiente para estar caliente pero no quemarnos, viértela en un recipiente bajo e introduce los pies en él durante 5 minutos.


Remedios sencillos que nos ayudarán a disfrutar de unos pies más sanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!