Remedios caseros para eliminar quistes y bolas de grasa

remedios para los quistes de grasa

Los quistes de grasa son un problema muy común; pequeños bultos que se forman bajo la piel como consecuencia de la obstrucción de las glándulas sebáceas. Aunque no sean estéticos, no suponen ningún peligro para nuestra salud y tampoco suelen venir acompañados de otros síntomas.

Suelen aparecer en las axilas, las piernas o las ingles. Su aspecto es similar al de los granos del acné, razón por la cual muchas personas lo confunden y los aprietan para acabar con ellos; no obstante, esta acción lo único que consigue es incrementar el riesgo de infección. En el artículo de hoy vamos a conocer algunos remedios que nos ayudarán a eliminar los quistes de grasa de forma fácil, efectiva y completamente natural.

Remedios para acabar con los quistes de grasa

Aceite de árbol de té

Este aceite es uno de los mejores remedios para acabar con los quistes de grasa gracias a sus excelentes propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que nos ayudan a frenar el desarrollo de infecciones, facilitar la cicatrización y evitar las futuras marcas.

Para utilizar este remedio lo único que necesitamos es un trozo de algodón. Humedécelo con este aceite y aplícalo sobre la zona afectada dos o tres veces cada día hasta que desaparezca.

Pulpa de aloe vera

La planta del aloe es una de las mejores para tratar todo tipo de problemas cutáneos, desde cicatrices hasta quemaduras, arrugas o quistes de grasa.


Corta una penca de aloe y aplica la pulpa directamente sobre la zona que quieras tratar. Repite el proceso varias veces al día hasta que el quiste desaparezca.

Aceite de ricino

El aceite de ricino es un poderoso antiinflamatorio natural que nos ayudará a aliviar los síntomas de los quistes, como el picazón, a la vez que nos ayudará acabar con ellos.

aceite de ricino para eliminar quistes de grasa

Humedece un trozo de algodón en aceite de ricino y aplícalo sobre la zona donde tengas el quiste. Coloca encima una bolsa de agua caliente y mantenla ahí durante varios minutos. La combinación de calor y aceite nos ayudará acabar con los quistes una forma sencilla y completamente natural.

Cola de caballo

Las grandes propiedades diuréticas y depurativas de la cola de caballo resultan de gran ayuda a la hora de eliminar las toxinas y el exceso de líquido de nuestro cuerpo, lo que nos ayudará a mejorar la salud y funcionamiento de todos los órganos del cuerpo, incluyendo la piel.

Vierte agua hirviendo en una taza con una bolsita de cola de caballo, dejar reposar unos minutos, cuela, endulza con miel y tómalo al momento. Hazlo dos o tres veces al día. También puedes empapar un trozo de algodón en la infusión y aplicarlo directamente sobre la zona a tratar.

Sales de Epsom

La sales de Epsom resulta de gran ayuda a la hora de exfoliar y relajar la piel y las articulaciones, razón por la cual es muy recomendada para tratar problemas de artritis. Además de ello nos ayuda purificar la piel y eliminar las impurezas e infecciones.

Coloca en un recipiente varios litros de agua y media taza de sales de Epsom. Sumerge la zona afectada durante 20 minutos y masajearla mediante suaves movimientos circulares. Repite cada día hasta que el problema desaparezca. Puedes complementar con los remedios anteriores.

Como ves no es necesario gastar mucho dinero en productos para acabar con los quistes de grasa de la piel. En casa disponemos de un gran número de ingredientes que pueden ayudarnos a conseguir este objetivo de una manera fácil y completamente natural.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!