Infusión para relajar los nervios y combatir el insomnio rápido


El ritmo de vida acelerado que vivimos hoy en día es la causa principal detrás de numerosos problemas de salud, destacando especialmente el estrés, la ansiedad, la depresión y el insomnio, trastornos que afectan a nuestro día a día y van mermando poco a poco nuestra salud física y mental.

En el artículo de hoy vamos a aprender a elaborar una sencilla infusión tranquilizante combinando ingredientes con grandes propiedades relajantes y favorecedoras del sueño reparador, como la valeriana, la manzanilla o la cáscara de mandarina, que nos resultarán de gran ayuda también a la hora de reducir el estrés o combatir la depresión. Sigue leyendo y descubre cómo puedes preparar esta infusión fácilmente en casa.

Infusión tranquilizante para favorecer el sueño

Beneficios de los ingredientes

Antes de pasar a conocer la receta y su elaboración, vamos a conocer algunas de las propiedades más importantes de los ingredientes que vamos a utilizar:

Propiedades de la piel de mandarina

La piel de la mandarina contiene más de 10 veces más antioxidantes que su jugo, por lo que resulta de gran ayuda a la hora de prevenir el daño oxidativo y por ende, también el cáncer. Además de ello estimula la producción de melatonina y nos ayuda a regular los niveles de colesterol y azúcar en sangre, por lo que resulta muy útil tanto para diabéticos como personas con colesterol alto.

Propiedades de la valeriana

Tal vez la más conocida para tratar los problemas relacionados con los nervios, la ansiedad y el insomnio ya que es la base principal sobre la que se elaboran un gran número de remedios así como fármacos para tratar estos trastornos.


Sus grandes propiedades sedantes y relajantes están más que comprobadas, así como su capacidad para aumentar los niveles de neurotransmisores relacionados con las ondas que favorecen el sueño, por lo que no debería faltar en ninguna receta de este tipo.

Propiedades de la manzanilla

Además de su gran efecto digestivo y antiinflamatorio, la manzanilla también proporciona una gran acción sedante que favorece la somnolencia, por lo que resulta de gran ayuda a la hora de combatir el insomnio.

Cómo elaborar la infusión

1. Vierte en un recipiente una taza y media de agua, la piel de una mandarina (bien lavada), media cucharada de valeriana, media de manzanilla y otra media de lavanda (opcional). Lleva a ebullición y deja hervir durante un par de minutos.

2. Deja reposar la infusión durante 10 minutos. Filtra, añade un par de cucharadas de miel y tómala aún caliente.

Una opción realmente sencilla y eficaz para acabar con el insomnio y disfrutar de un sueño más largo y reparador.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!