Cómo limpiar las arterias obstruidas y bajar el colesterol con remedios caseros

remedios para las arterias obstruidas

La vida sedentaria y la mala alimentación encabezada por los alimentos procesados y ricos en grasas saturadas, son las dos causas principales detrás del colesterol alto, los triglicéridos y el aumento del riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

La principal excusa que solemos poner para no comer saludable y hacer un poco de deporte cada día es la falta de tiempo, sin embargo, si nos organizamos bien en un día nos da tiempo a relizar de todo, y además, preparar platos saludables no nos lleva mucho más que calentar algo en el microondas. Cambia tus hábitos de vida y ayúdate de estos remedios para limpiar las arterias que hoy compartimos, y verás como tus problemas con el colesterol y triglicéridos se ven reducidos notablemente.

Remedios para desobstruir las arterias

Jarabe casero

Este remedio combina las propiedades depurativas, antiinflamatorias y antibacterianas de ingredientes que seguro no faltan en tu casa: limón, jengibre, ajo, vinagre y miel . Una solución realmente sencilla y eficaz para depurar las arterias y bajar eficazmente el colesterol y las probabilidades de sufrir un infarto.

Cómo preparar el jarabe

- Vierte en un recipiente una cabeza de ajos pelados, el zumo de tres limones exprimidos, una taza de vinagre de manzana y una cucharada de jengibre rallado. Bátelo todo hasta que los ajos queden bien triturados.

- Hierve la preparación durante 5 minutos a fuego lento. Retira del fuego y deja reposar. Cuando esté tibio añade un par de cucharadas de miel a la mezcla, remueve y guárdalo en un recipiente cerrado de vidrio en la nevera.


Cómo tomar el jarabe: Toma una cucharada diaria de este jarabe en ayunas durante todo el tiempo que sea necesario.

Remedio 2

Para elaborar este remedio sólo vamos a necesitar 3 ingredientes: agua, limón y ajo.

limón para reducir el colesterol

Cómo preparar el remedio

- Vierte en un recipiente un par de cabezas de ajo peladas, 2 tazas de zumo de limón recién exprimido y una de agua.

- Bátelo todo durante unos segundos hasta que los ajos estén completamente integrados con el licuado. Traspasa todo a un recipiente de vidrio y guárdalo en la nevera.


Cómo tomar el remedio: Toma cada día una cucharada en ayunas durante al menos 3 semanas. Descansa una y vuelve a repetir.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!