Cómo hacer té de cúrcuma para desinflamar el hígado y las articulaciones


La cúrcuma es una de las especias más populares hoy día debido a sus grandes propiedades y beneficios que aporta a nuestra salud. Utilizada para aderezar numerosas recetas, ha sido empleada desde hace siglos para elaborar un gran número de remedios contra distintas enfermedades.

Entre las propiedades más destacables de la cúrcuma cabe mencionar sus grandes cualidades antiinflamatorias y analgésicas, ideal para aliviar los dolores de las articulaciones, la artritis reumatoide, los dolores de espalda o la colitis ulcerosa, entre otras.

La cúrcuma podemos utilizarla como ingrediente de numerosas recetas, sin embargo también podemos elaborar un té con ella para aprovechar aún más sus propiedades. En el artículo de hoy vamos a conocer cómo hacerlo de una forma sencilla y muy económica. ¡Sigue leyendo!

Receta de té antiinflamatorio de cúrcuma

Propiedades

Además de su mencionada capacidad para calmar el dolor y desinflamar las articulaciones, el té de cúrcuma también nos ayudará a reforzar las defensas de nuestro organismo, limpiar y proteger el hígado, reducir el colesterol, diluir la sangre (previniendo los coágulos) y reforzar nuestra salud cardiovascular, así como mejorar la digestión y aliviar los gases.

Para mejorar su sabor y reforzar su acción antiinflamatoria y digestiva podemos añadir también manzanilla a la mezcla, con lo que obtendremos un remedio altamente efectivo para aliviar un gran número de dolencias.

Cómo elaborar el té

- Hierve agua en un recipiente y una vez rompa a hervir reduce el fuego y añade una cucharada de cúrcuma molida. Deja al fuego durante cinco minutos más.


- Apaga el fuego, añade una bolsita de manzanilla y deja reposar unos minutos. Cuela la infusión con un tamiz, añade un poco de limón y una cucharada de miel para endulzar. Toma una taza diariamente.

Contraindicaciones

- Si estás embarazada, sufres diabetes, tensión alta o úlceras estomacales deberías consultar con tu médico antes de tomar cúrcuma.

- No la tomes si tienes cálculos biliares, ya que esta infusión puede provocar la contracción de la vesícula.

- No la tomes si sufres de hemofilia debido a su gran poder anticoagulante.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!