Cómo reducir las varices y activar la circulación con remedios caseros

remedios para eliminar las varices

Cuando la sangre circula con dificultad da lugar a lo que conocemos como varices o arañitas vasculares, un trastorno bastante habitual que suele afectar principalmente a la zona de las piernas y tobillos. Aunque se considera un problema estético, lo es también de salud, por lo que es importante que lo tratemos correctamente para evitar complicaciones mayores.

Entre las causas que favorecen la mala circulación sanguínea y la posterior aparición de varices cabe destacar el sedentarismo, la mala alimentación, la retención de líquidos, la obesidad y el embarazo, entre otros.

En artículos anteriores conocimos varios remedios para eliminar las arañas vasculares de las piernas, así como una sencilla crema casera para reducir las varices eficazmente. Hoy vamos a seguir ampliando esta lista de remedios con soluciones tan sencillas y eficaces como éstas:

Cómo mejorar la circulación y tratar las varices

Infusión de romero

El romero es uno de los mayores antiinflamatorios naturales que existen; un gran activador de la circulación que nos ayuda a mejorar la fluidez de la sangre y desinflamar las venas, resultando de gran ayuda para reducir las varices de las piernas.

La infusión de romero se realiza como cualquier otra: hervir un puñado de romero en agua durante unos minutos, dejar reposar, colar, endulzar con miel y tomar, 2 o 3 tazas al día. Masajear tus piernas con aceite o alcohol de romero te ayudará a multiplicar su eficacia.

Crema antiinflamatoria casera

El castaño de indias es un poderoso antiinflamatorio natural que suele formar parte de un gran número de cremas contra las varices gracias a su eficacia para mejorar la salud de las paredes arteriales, combatir la inflamación y aliviar el dolor de las piernas.

remedios para atenuar las varices

Cómo elaborar el remedio

- Mezcla una cucharada de corteza de castaño de indias y media taza de aceite de lavanda. Caliéntalo a fuego lento durante unos minutos, deja reposar y aplícala masajeando la zona afectada.

Hazlo diariamente a última hora de la tarde para darle a tus piernas el merecido descanso después de un día de trabajo.

Infusión de hamamelis

Esta planta, rica en antioxidantes y de gran poder antiinflamatorio, resulta de gran ayuda a la hora de combatir las varices gracias también a su eficacia activando la circulación sanguínea.

Cómo elaborar la infusión

- Hierve unas hojas de hamamelis en agua durante unos minutos. Deja reposar, cuela, endulza con miel y tómalo al momento, una o dos tazas diarias.

Nota: antes de tirar las hojas con las que has preparado la infusión úsalas para masajear suavemente tus piernas.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!