Tratamientos naturales para la hipertensión arterial

presión arterial alta

Se dice que sufrimos de hipertensión cuando nuestra presión arterial se encuentra con frecuencia por encima de los límites normales, situados en torno a 120/80. Esta enfermedad es bastante habitual entre la población adulta, por lo que es importante que cuidemos nuestros hábitos para evitar que ésto pueda dar lugar a problemas mayores.

La hipertensión es una de las conocidas como enfermedades silenciosas, ya que salvo que nos controlemos la presión arterial con asiduidad, es posible que la suframos y no seamos conscientes de ello, por lo que la prevención aquí es tan importante como en otros trastornos de salud como el colesterol alto o la diabetes.

No existe una causa concreta que de lugar a la hipertensión, pero sí que existen ciertos factores que favorecen su aparición, como la vida sedentaria, el tabaquismo, el alcoholismo y el consumo excesivo de sal. Cuidar nuestra alimentación, llevar un estilo de vida saludable y activo así como ayudarnos de infusiones como las que hoy compartimos resulta clave para mantener la presión arterial en niveles sanos y estables.

Hierbas para controlar la hipertensión

Té de muérdago

El muérdago posee grandes propiedades diuréticas y vasodilatadoras por lo que resulta ideal no sólo para equilibrar nuestra presión arterial, sino también para combatir la retención de líquidos y reforzar nuestra salud cardiovascular.

Hierve un puñado de muérdago en medio litro de agua durante 2 minutos, deja reposar, cuela la infusión, endulza con miel o azúcar integral y toma un par de tazas al día durante una semana completa.

Infusión de milenrama

La milenrama nos ayuda a bajar la presión arterial, tratar problemas de circulación, respiratorios, así como combatir los síntomas de la menopausia o la depresión. Una planta con grandes propiedades que no debes dejar de aprovechar para tu salud.

Esta infusión se prepara como cualquier otra: hierves un puñado de milenrama en agua, dejas reposar unos minutos, cuelas y endulzas al gusto. Toma 1 o 2 tazas al día durante el tiempo que quieras.

Infusión de hojas de olivo

Se ha demostrado que la infusión de hojas de olivo puede llegar a resultar tan útil como algunos de los medicamentos recetados para combatir la hipertensión, por lo que no debes dejar de probarla. Además de ello, nos ayuda a reducir los niveles de triglicéridos en sangre, contribuyendo así a reforzar nuestra salud cardiovascular.

té para tratar la hipertensión

Hierve un puñadito de hojas de olivo en agua, deja reposar, cuela y endulza con miel, estevia o azúcar integral. Puedes añadir también una bolsita de manzanilla para mejorar tus digestiones.

Macerado de hojas de mango

Una infusión muy eficaz para combatir la hipertensión, la bronquitis e incluso la infección de orina, por lo que ya tienes una razón para no tirar las hojas cuando compres estas deliciosas frutas.

Deja secar un puñado de hojas al sol durante varios días y después lávalas, córtalas en varios trozos y viértalas en un par de litros de agua. Déjalas en remojo durante un día completo. Toma un par de vasos al día durante 3 días seguidos.

Aceite esencial de lavanda

¿Te ha subido la tensión rápidamente? una de la formas más eficaces de devolverla a sus niveles normales consiste en aplicar de 10 a 20 gotas de aceite esencial de lavanda en un pañuelo y acercarlo a la nariz. Fácil, rápido y muy eficaz.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!