Cómo prevenir y tratar naturalmente la apnea del sueño

tratamientos para la apnea del sueño

La apnea del sueño es un problema que afecta a la respiración mientras dormimos. Este trastorno se caracteriza por la pausa en la respiración durante periodos de tiempo que pueden ir desde unos pocos segundos hasta los veinte. En el artículo de hoy conoceremos varios remedios y consejos que nos ayudarán a tratarlo de forma natural.

Quien sufre de apnea del sueño suele tener problemas para dormir, ya que al alterar el ritmo natural del sueño, ésta suele no llegar a dormirse profundamente, lo cual repercute negativamente sobre su descanso y rendimiento al día siguiente.

La apnea del sueño se ha dividido en 3 grupos atendiendo a los síntomas y el origen que la provoca. Son estos:

Apnea obstructiva: aparece como consecuencia del estrechamiento de las vías respiratorias al inhalar aire, provocando pausas en la respiración y que disminuya la cantidad de oxígeno que llega a la sangre. Es muy común que si sufres este tipo de apnea te despiertes al momento, ya que el cerebro al detectar un déficit de oxígeno nos insta a levantarnos para evitar la asfixia.

Apnea central: no es tan común como la anterior pero es otra de las variantes que pueden darse. Se caracteriza por una incorrecta comunicación entre el cerebro y los músculos encargados de la respiración. Es habitual en las personas con problemas del corazón.

Apnea compleja del sueño: aparece como consecuencia de la obstrucción de las vías respiratorias o fallos en la musculatura encargada de realizarla. Entre las causas que la originan cabe destacar la obesidad, el abuso del alcohol o el tabaco, así como problemas nasales.

Cómo combatir la apnea del sueño

Pierde peso

El sobrepeso es una de los principales aliados de las enfermedades del corazón y trastornos respiratorios como la apnea del sueño. Mantenerte en tu peso ideal te ayudará a aliviar la constricción de las vías respiratorias y reducir con ellos los episodios de apnea.

No duermas boca arriba

Para favorecer la respiración es mejor que durmamos de lado o boca abajo. Un buen truco para evitar darnos la vuelta inconscientemente durante la noche consiste en coser algún objeto (como una pelota de tenis) a la parte trasera del pijama.

Evita la cafeína y el alcohol

La cafeína nos ayuda a permanecer despiertos, por lo que no es la mejor idea si sufrimos de apnea. Por otro lado, el alcohol favorece la relajación de los músculos que intervienen en la respiración, por lo que debemos evitarlo.

Mantén tus fosas nasales abiertas

Con el fin de favorecer la respiración es importante que mantengamos nuestras fosas nasales bien abiertas durante toda la noche. Si tienes problemas para lograrlo puedes probar las tiritas especialmente creadas para ello o un buen spray nasal.

Haz yoga

El yoga nos ayuda a relajarnos e incluso nos enseña a respirar mejor y de manera más consciente. Un deporte con grandes beneficios para nuestra salud física y mental.

Respeta un horario de sueño

Acostarte y levantarte siempre a la misma hora te ayudará a programar tu cuerpo para un descanso más profundo y reparador. Cena ligera, acuéstate siempre a la misma hora y verás como poco a poco se van reduciendo los episodios de apnea y mejorando tu descanso.

0 comentarios:


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!