Cómo tomar el bicarbonato para perder peso y reducir barriga

cómo adelgazar con bicarbonato de sodio

El sobrepeso es uno de los mayores problemas de la sociedad actual debido principalmente a la vida sedentaria y la mala alimentación. Cada vez empezamos a sufrir de sobrepeso con menos edad, y si no lo combatimos de forma efectiva, puede convertirse en un problema mucho mayor conforme vayamos cumpliendo años.

Además de por razones puramente estéticas, al eliminar la grasa sobrante de nuestro organismo estaremos reduciendo notablemente las probabilidades de sufrir infartos, desarrollar enfermedades cardiovasculares y padecer diabetes, por lo que es algo que deberíamos empezar a hacer desde ya.

En artículos anteriores conocimos 3 sencillas infusiones para eliminar líquidos y bajar de peso, cómo reducir el colesterol, el azúcar y adelgazar con avena así como una dieta para bajar hasta 7 kilos en 15 días. Hoy ampliamos esta lista de soluciones caseras para bajar de peso con remedios donde el protagonista principal es el bicarbonato de sodio, un producto muy económico que nos ayuda a alcalinizar el organismo, mejorar las digestiones, reducir la acidez y adelgazar de forma sana y eficaz. Sigue leyendo y aprende 3 formas diferentes de tomarlo:

Remedios con bicarbonato para bajar de peso

1. Bicarbonato sódico y vinagre de manzana

Para preparar esta solución no tenemos más que mezclar un vaso de agua tibia, una cucharada de bicarbonato de sodio y dos de vinagre de manzana. Tómalo cada mañana en ayunas de 10 a 20 minutos antes de empezar a desayunar. Hazlo durante una semana completa y descansa otra.

2. Bicarbonato de sodio y limón

Un remedio ideal para reforzar las defensas, combatir la acidez y activar el metabolismo, acelerando con ello la quema de grasas.


Mezcla medio vaso de agua, una cucharada de bicarbonato y el zumo de un limón exprimido. Tómalo en ayunas entre 15 y 20 minutos antes del desayuno. Puedes hacerlo durante 3 días seguidos, descansar 1 y volver a empezar.

3. Bicarbonato, limón, menta y canela

Tal vez la más sabrosa de las preparaciones, debido a la mayor cantidad de ingredientes que lleva. Tan fácil como mezclar dos vasos de agua, dos cucharada de bicarbonato, el zumo de dos limones exprimidos, unas hojas de menta fresca y una ramita de canela. Prepáralo la noche antes y guárdalo refrigerado. Toma un vaso al levantarte y otro a media tarde.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!