Remedios caseros para combatir el reflujo gástrico y la acidez

cómo curar el reflujo gástrico

El reflujo gástrico es un trastorno digestivo muy común que afecta a gran parte de la población. Un problema que tiene su origen en la válvula que permite el ingreso de comida al estómago e impide la subida de los ácidos mientras se hace la digestión. Cuando ésta no funciona correctamente parte del ácido puede subir al esófago, causando una molesta sensación de ardor y otras molestias relacionadas.

El reflujo suele venir acompañado de acidez, sabor amargo en la boca, ardor en el esófago e incluso dolor torácico. Aunque las causas que pueden provocar este problema son varias, una de las más comunes son los alimentos que tomamos. Aumentar el consumo de vitamina C, ya sea mediante alimentos ricos en ella como los cítricos o los tomates, o suplementos vitamínicos, así como evitar la ingesta de ciertos grupos alimenticios es clave para combatir naturalmente el reflujo gástrico. Sigue leyendo y toma nota de los siguientes remedios y consejos:

Remedios naturales para tratar el reflujo

Zumo de zanahoria y col

Pela y licúa tres zanahorias grandes para extraer su jugo y viértelo en un recipiente junto con un trozo de col o repollo. Bátelo todo durante unos segundos y tómalo al momento. Una receta muy digestiva y cicatrizante que nos ayuda a prevenir la acidez y combatir las úlceras estomacales.

Agua tibia con limón

Aunque los cítricos no estén muy recomendados, la mezcla de un vaso agua tibia con el zumo de un limón en ayunas sí que resulta muy efectiva para regular la acidez del estómago y prevenir tanto el reflujo como la acidez.

Papaya fresca

Tomar cada mañana un trozo de papaya nos ayudará a digerir mejor la proteínas durante el día, aligerando nuestras digestiones y previniendo naturalmente la aparición de acidez y reflujo.

Batido de aloe vera

Extrae una cucharada de pulpa de aloe vera y viértela en un recipiente junto con un vaso de agua fría y una hoja de menta. Bátelo durante unos segundos hasta integrar bien los ingredientes y tómalo al momento.

aloe vera para tratar el reflujo

Una bebida muy refrescante y saludable que además de mejorar nuestra digestión nos ayuda a limpiar el hígado y bajar de peso. ¡No dejes de probarla!


Cómo prevenir el reflujo gástrico

- Evita el alcohol y el tabaco. La nicotina, además de ser muy perjudicial para los pulmones, debilita el músculo encargado de cerrar la boca del estómago, favoreciendo el reflujo.

- Evita los chicles. Aumentan la cantidad de aire que tragamos, favoreciendo la aparición de gases y reflujo gástrico.

- Come al menos dos o tres horas antes de ir a la cama y siempre ligero. Las comidas más pesadas déjalas para el día.

- No hagas tres grandes comidas al día; es mejor repartir la comida en cinco veces tomando porciones más pequeñas cada vez.

- Evita la ropa ajustada y los grandes esfuerzos justo después de las comidas.

evitar la ropa apretada

- Evita las bebidas gaseosas, los lácteos enteros, las frituras, los alimentos ácidos, picantes y la comida basura.

- El sobrepeso favorece la aparición de reflujo. Mantente en tu peso ideal llevando una dieta equilibrada acompañada de ejercicio físico diario.

- Trata de domir sobre el lado izquierdo de tu cuerpo, que es donde se encuentra el estómago. De esta manera reducimos las posibilidades de que los ácidos estomacales suban al esófago.

Alimentos buenos y malos para combatir el reflujo

- Están permitidas todas las verduras excepto el jitomate.

- Puedes tomar carnes bajas en grasas como la de pollo y pavo, así como pescado. Evita las carnes grasas, los embutidos, el tocino y todo sus derivados.

- Las frutas más recomendadas son el melón, la pera, el melocotón, el plátano y la manzana. Evita los cítricos (pomelo, naranja, limón, kiwi...).

- Se puede tomar el pan integral y los hechos con leche baja en grasas.

- En cuanto a las bebidas, debes evitar el alcohol, el café y las bebidas gaseosas. Puedes tomar agua, zumos (excepto los de cítricos) y cualquier bebida descafeinada.

- Por último, evita la sopa de pollo y las hechas con leche o nata.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!