Cómo mejorar la digestión y combatir la pesadez estomacal


Los malos hábitos en la mesa, como comer rápido y no masticar lo suficiente los alimentos, así como la mala alimentación, son dos de las principales causas responsables de las malas digestiones y la consiguiente pesadez de estómago.

Empezar las comidas con un buen plato de ensalada, aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra (como la lechuga o los cereales integrales), así como frutas y verduras crudas, reducir el consumo de grasas y productos procesados, comer despacio y masticar bien, son acciones fundamentales para disfrutar de digestiones más ligeras y evitar el dolor estomacal.

Las fantásticas infusiones digestivas que a continuación te mostramos son la guinda a los hábitos saludables anteriormente enumerados:

Infusiones contra las digestiones pesadas

Infusión de menta y jengibre

La raíz de jengibre posee grandes propiedades digestivas, gracias a su excelente composición nutricional y principios activos, que entre otros, nos ayuda a reducir la sensación de pesadez de estómago, combate la hinchazón abdominal y los gases, previene las náuseas y vómitos, y estimula la secreción de bilis, facilitando la digestión.

La menta, por su parte, además de aportar un gran sabor y aroma a la infusión, contribuye a eliminar los gases eficazmente.

Elaborar esta infusión es tan sencillo como hervir una taza de agua y un par de rodajas de limón. Apagar del fuego, agregar una cucharadita de jengibre rallado y un puñado o bolsita de menta y dejar reposar (tapado) durante unos minutos, de 5 a 10. Colamos la infusión y la endulzamos al gusto con miel o stevia.

Infusión de manzanilla y menta

Una infusión sana y ligera para después de las comidas principales. La gran propiedad digestiva de la manzanilla unida a la excelente capacidad de la menta para combatir los gases, convierten a esta infusión en una de las más populares y recomendadas para combatir la pesadez de estómago y mejorar la digestión.


Hierve agua en un recipiente y una vez comience a hervir, retírala del fuego. Agrega un puñado o unas bolsitas de manzanilla y menta al agua, deja reposar unos minutos, cuela y endulza al gusto.

Infusión de boldo y manzanilla

Una infusión con un sabor diferente a las tradicionales, pero con unas excelentes propiedades para todo el sistema digestivo, ya que además de facilitar la digestión de los alimentos más grasos, nos ayuda a limpiar y proteger eficazmente el hígado, el estómago y los intestinos. No obstante, no debes tomarla si sufres de enfermedades hepáticas severas o estás embarazada. Tampoco es recomendable que lo tomen los niños ni abuses de ella, ya que puede ser contraproducente. Una taza a días alternos durante 3 días, una vez al mes, es suficiente para obtener los resultados que buscamos.

Coloca agua en un recipiente y retíralo cuando comience a hervir. Añade unas hojas de boldo, un puñado de manzanilla y deja reposar durante 7-10 minutos. Cuela la infusión, endúlzala a tu gusto y tómala al momento.

Como ves, hacer que tus digestiones sean más ligeras no es tarea complicada si sabes cómo. Elige una de estas infusiones, pruébala y disfruta con sus resultados ;)

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!