Remedios para reducir las marcas o cicatrices del acné


La mayoría de los jóvenes tiene algún problema relacionado con el acné y es que estas molestas espinillas están asociadas a la adolescencia y el cambio hormonal. Pero lo peor es su efecto antiestético, que afecta al rostro y también a la autoestima. No menos grave es el hecho de que si no se trata bien, puede dejar una marcas en la piel de forma permanente.

¿Cómo se origina el acné? Pues bien, las espinillas se forman debido a un exceso de grasa en la piel y se infectan acumulando bacterias, lo que produce a su vez más grasa. Este problema afecta sobre todo a la cara y a la espalda y puede presentarse como una molestia leve, en forma de pequeños puntos blancos o como dolorosos bultos llenos de pus, que son los que a la postre dejarán unas cicatrices.

Remedios contra las cicatrices del acné 

Aloe vera

La pulpa carnosa del aloe vera posee excelentes propiedades regenerativas y sus beneficios para la piel son destacados por todos los expertos, solucionando problemas de estrías, quemaduras y las cicatrices que deja el acné. Para aplicar este remedio debemos coger la pulpa, con una cucharada pequeña será más que suficiente, y aplicarla directamente sobre la zona afectada. Hay que dejar que actúe durante media hora y después lavar las espinillas con agua tibia.

Aceite de rosa mosqueta

Posee propiedades regenerativas y alivia el dolor causado por el acné, además de reducir las estrías y cicatrices gracias a la creación de tejidos nuevos. Lo mejor es aplicar el aceite de rosa mosqueta antes de ir a dormir, ya que su perfume es embriagador y además trabajará durante toda la noche.

Limón


Es un blanqueador natural para la piel que puedes usar justo antes de irte a la cama. Para ello coge un algodón con zumo de limón y aplícalo en la zona donde tengas el acné, presiona suavemente y mantenlo durante 15 minutos. Lo debes hacer siempre de noche, debido a que no es bueno para la piel exponerse al sol bajo los efectos del limón.

Bicarbonato de sodio

Este producto tiene un efecto exfoliante, regenera las células de la piel y por ello es excelente para combatir el acné. Debes mojarte la cara y echar un poco de bicarbonato donde tengas la mancha y posteriormente lavarte con agua no demasiado caliente. Este remedio es bastante intenso y no es aconsejable usarlo más de una vez a la semana, sobre todo si tienes una piel sensible.

Miel

La miel suaviza la piel y también la regenera. Si tienes el cutis graso puedes mezclarla con la yema de un huevo y preparar un ungüento genial para atenuar las manchas del acné. Para ello, pon un poco de esta crema donde haya presencia de espinillas y déjala actuar durante al menos 20 minutos. Posteriormente, tendrás que aclarar con abundante agua. Dentro de las múltiples variedades que existen la miel de Manuka es quizás la más apreciada por sus propiedades para la piel.


Remedios prácticos y sencillos que te ayudarán a reducir las marcas del acné de forma fácil y natural. ¡No dejes de probarlos!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!