Cómo eliminar los quistes de grasa o sebáceos naturalmente


Los quistes sebáceos son unos bultos de aspecto oleoso, normalmente benignos, que aparecen debajo de la piel y para solucionarlos podemos encontrar remedios naturales en la homeopatía, a través de hierbas, compuestos vitamínicos e ungüentos. No suelen ser malignos y algunos desaparecen por sí mismos, sin embargo son molestos, antiestéticos y lo peor de todo se pueden infectar, por lo que nunca está de más tomar medidas.

Aunque por lo general son benignos y desaperecen a los pocos días, pueden resultar molestos y originar complicaciones mayores si se infectan, por lo que nunca está de más tratarlos para acelerar su desaparición. Para ello, la naturaleza nos aporta un sinfín de elementos que nos sirven como base para elaborar numerosos remedios caseros. Sigue leyendo y conoce algunos de los más efectivos:

Tratamientos caseros para los quistes sebáceos

Aplica calor húmedo

El calor húmedo, como el que procede de una bolsa de agua, una almohada térmica desenchufada o un paño caliente es muy efectivo contra los quistes sebáceos. Hay que aplicar este remedio directamente sobre el quiste para favorecer así su drenaje y cicatrización. Evita que el agua esté demasiado caliente, ya que podría aumentar el número de bacterias y causar una infección.

Aloe vera


El gel de esta planta puede ser usado como un remedio natural contra los quistes sebáceos, aliviando el dolor y combatiendo las bacterias.

Mantén la zona limpia

Lo mejor para prevenir una infección es desinfectar todos los días el quiste con algún tipo de jabón anti bacterias o antisépticos naturales.

Aceite del árbol del té

El árbol del té posee grandes propiedades contra la inflamación y las infecciones. Debido a la tendencia de los quistes a ambas cosas la aplicación de este aceite es muy aconsejable.

Refuerza tus defensas

Si nuestro sistema inmune es fuerte, nuestro organismo será capaz de curar los quistes sebáceos por sí mismo. Para ello lo mejor es comer mucha fruta, que es rica en antioxidantes, cítricos, granos enteros y verdura. Algunos suplementos, como los basados en raíz de bardana o trébol rojo, también son muy recomendables ya que eliminan las toxinas del cuerpo.

Evita el azúcar blanca o refinada


Tomar mucho azúcar puede disminuir la eficacia del sistema inmune y provocar la inflamación de los quistes. Para reducir este alimento de tu dieta debes huir de los refrescos con gas, los zumos edulcorados y en general, todo aquél alimento que haya sido sometido a un proceso industrial, como los aperitivos.

Lleva un estilo de vida saludable

La mala alimentación, los problemas de sobrepeso o el sedentarismo son los principales causantes de los quistes sebáceos, por lo que la mejor manera de prevenirlos es llevar un estilo de vida saludable, comer bien y hacer ejercicio al menos 3 veces a la semana.

Descansa adecuadamente

Dormir menos de lo que el cuerpo necesita va a debilitar el sistema inmunológico y esto provoca múltiples problemas, incluidos los quistes. Por tanto, asegúrate de que descansas adecuadamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!