Cúrcuma: antiinflamatoria, anticancerígena y digestiva


La cúrcuma es una especia muy popular en Asia y cada vez más en Occidente, ya que además de ser un complemento de sabor y color perfecto para nuestros platos, tiene grandes propiedades antioxidantes, anticancerígenas, antiinflamatorias y antidepresivas, lo que la convierte en el ingrediente ideal para elaborar numerosos remedios naturales.

Uno de sus puntos fuertes, además de sus poderosas propiedades saludables, es la versatilidad que presenta, ya que podemos emplearla para aderezar platos, elaborar postres o incluso preparar bebidas energéticas caseras; una gran variedad de alternativas para mejorar naturalmente nuestra salud.

Propiedades de la cúrcuma

Anticancerígena: La cúrcuma posee numerosos compuestos que frenan el desarrollo de tumores y contribuyen a contrarrestar el daño producido por los tratamientos contra el cáncer, por lo que está muy recomendada tanto para evitar como para tratar los síntomas de esta enfermedad.

Antiinflamatoria: La curcumina presente en su composición es un reconocido antiinflamatorio natural, por lo que su consumo está muy recomendado en personas que padecen dolores reumáticos, fatiga crónica o inflamación de las vías respiratorias y/o urinarias.

Digestiva y protectora: Otra de las grandes propiedades de esta especia radica en su potente poder digestivo, que actúa aligerando la digestión, combatiendo la gastritis, reduciendo la acidez y previniendo la aparición de problemas más graves como las úlceras estomacales.


La cúrcuma actúa también como protección natural del hígado y la vesícula, ayudando a prevenir y tratar naturalmente las enfermedades asociadas a estos órganos.

Antioxidante: Además de nutritiva, la cúrcuma posee componentes que capaces de neutralizar la acción de los radicales libres, causantes del envejecimiento celular.

Destaca también su poder antiséptico que nos ayuda a prevenir y tratar infecciones.

Antidepresiva: Distintos estudios han revelado que algunos de los compuestos que forman parte de esta especia actúan como potentes antidepresivos naturales y ayudan a combatir eficazmente el estrés.

Recetas con cúrcuma para mejorar la salud

Para tratar problemas cutáneos: eczemas, psoriasis...

Mezcla una cucharada de cúrcuma con otra de agua y aplica el emplasto directamente sobre la zona a tratar. Deja actuar durante al menos 15 minutos y retira con agua tibia.

Batido energético casero

Un batido muy completo que nos ayudará a empezar el día con energía. Muy recomendado para personas que sufren un gran desgaste físico o mental, como estudiantes o deportistas.


Introduce en un recipiente un vaso de leche vegetal (de soja, arroz, avena o almendras), una cucharada de cúrcuma, un plátano maduro y un puñado de dátiles sin hueso. Bate bien hasta integrar todos los ingredientes y tómalo por la mañana.

Batido digestivo, antioxidante y muy nutritivo

Vierte en un recipiente un vaso y medio de leche vegetal (soja, arroz, avena o almendras), una cucharada de cúrcuma, otra de canela, una más de anís estrellado, un trozo de jengibre y piel de limón o naranja (bien lavada). Hierve durante cinco minutos, deja reposar unos minutos más y cuélalo. Puedes tomarlo fría o caliente.


Recetas fáciles y económicas para elaborar con cúrcuma y beneficiarnos de todas las grandes propiedades que esta especia aporta a nuestra salud. ¿Las compartimos?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Tienes alguna duda? ¿Algo que compartir con la comunidad? ¡Hazlo ya! Sin tus comentarios esta comunidad no sería lo mismo.


Únete a la gran comunidad de Soluciones Caseras en facebook y accede diariamente a contenido exclusivo. ¡Te esperamos!